The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

María Arribas, la alcaldesa más joven de España: "Llega un ama de casa a un pueblo con déficit y lo apaña"

Ha dirigido echada p'alante el Ayuntamiento de Castejón, un pueblito de 155 individuos situado a 60 kilómetros de la capital de la provincia

Foto: Cedida: María Arribas

Allá por La Alcarria, entre el monte y el llano, vive una chica valiente. María Arribas (Cuenca, 1996) ha sido durante estos últimos cuatro años la alcaldesa más joven de España. Ha dirigido echada p’alante el Ayuntamiento de Castejón, un pueblito de 155 individuos situado a unos 60 kilómetros de la capital de la provincia. Este 26 de mayo se vuelve a presentar porque “han hecho muchas cosas, pero otras se les han quedado a medias”. Dice que tiene la misma ilusión que cuando en 2015 se incorporó en la lista del Partido Popular y ahora, además, cuenta con un proyecto que le avala.

En Castejón, donde se eligen cinco concejales, priman las listas abiertas. María siempre había estado muy activa en la vida del pueblo, así que poner con 18 años su nombre en una papeleta fue solo una forma de participación más directa. La única condición que puso aquel 24 de mayo de 2015 fue que la persona más votada ocupara la alcaldía. “Estaban contando los votos en el escrutinio y empezaron a decir: ‘¡Ya tenemos alcaldesa!’. Y yo pensé ‘madre mía, ahora me toca a mí, ¿cómo lo voy a compaginar?'”, cuenta Arribas a The Objective. Muy seguido, nos dice: “Pero no tuve miedo“.

Que María Arribas fuera la candidata más votada en el municipio tuvo varias consecuencias excepcionales. La primera es que, por fin, entraba una mujer al Ayuntamiento. Castejón solo había tenido concejales y alcaldes. “No sé por qué no hay más mujeres, igual no tienen esos intereses en meterse al Ayuntamiento. Porque a los plenos también solo suben ellos. Son todo hombres lo que me rodea”, se ríe por teléfono. “No es nada de la zona porque, por ejemplo, en un pueblo de aquí al lado, en Cañaveruelas, hay una lista que son todo mujeres”.

La segunda es que una chica de 18 años, que empezaba entonces a estudiar Derecho y ADE, iba a ser la persona más joven de España al frente de un Consistorio. Esto, aunque María lo lleve con total naturalidad, era algo a lo que vecinos, políticos y demás visitantes de La Alcarria no estaban acostumbrados. “A veces llega alguien al Ayuntamiento y me pregunta: ‘¿Dónde está el alcalde?’, y yo le digo: ‘pues soy yo’. Igual se sorprenden un poco, pero pronto me dicen: ‘ah, pues ale'”, cuenta riéndose. Solo le han increpado una vez en estos cuatro años: “¿Pero cómo vas a ser tú la alcaldesa, chica?”.

María Arribas, la alcaldesa más joven de España:

María Arribas en el Ayuntamiento de Castejón. | Foto: cedida

Ahora al echar la vista atrás reconoce algunas ventajas de su edad para el cargo: “Como eres joven no has discutido con nadie, no tienes problemas personales con nadie, como pasa a veces en los pueblos. Creo que ahora hay más relación, más confianza entre el Ayuntamiento y los ciudadanos del pueblo. Ahora pasa que me vengan a decir ‘María, no me gusta esto’ o ‘María, podrías hacer esto otro'”.

¿Inconvenientes? “Yo creo que no, que lo que la gente mira es la actitud que tengas frente a los problemas y las situaciones”. Y en sus primeros meses como alcaldesa, María Arribas ya dejó claro para que había llegado hasta allí: para hacer lo que hay que hacer.

Acto I: recuperar unos terrenos del Ayuntamiento que estaban “perdidos”, utilizados por algunos vecinos, y por los que el Consistorio había dejado de ingresar 10.000 euros. “Esto llevaba así 64 años, nadie lo había tocado. Pero eran tierras del Ayuntamiento que estaba, además, en déficit. Me amedrentaron porque pensaban que no iba a ser capaz de hacerlo. Pero era un cachondeo. Así que recuperé los terrenos y en septiembre ya estaba todo repartido equitativamente”.

Acto II: quitar la nomenclatura franquista de las calles de Castejón. Las calles del Generalísimo Franco, General Mola y José Antonio Primo de Rivera pasaron rápidamente a llamarse Calle Mayor, Calle del Arco y Calle El Cantón. “Se trataba de cumplir la ley [de Memoria Histórica] y ya está. Nos estaban llegando denuncias, así que aprobamos por unanimidad recuperar los nombres históricos. En Castejón el Gobierno siempre ha sido de derechas [desde 1979, el PSOE solo ha gobernado una legislatura, del 83 al 87], pero yo no quería hacer ninguna polémica. Ni siquiera la hubo en el pueblo. Nadie se revolucionó“.

Se baja el telón. Y así es como una chica de 18 años se atrevió a hacer lo que no había hecho ningún hombre adulto en todas las décadas anteriores.

—¿Es la política de la sensatez, María?

—A ver, lo primero que hicimos al llegar al Ayuntamiento fue un plan económico para solucionar el déficit que teníamos. No sabíamos de dónde sacar el dinero. Esto es como una casa, si te entran 500 euros, no puedes gastar 600. Muchos pueblos que están en situaciones de déficit, ponemos a cualquier ama de casa y los apañaría.

María Arribas, la alcaldesa más joven de España:

Ayuntamiento de Castejón. | Cedida por María Arribas.

María sigue estudiando en la universidad, así que pasa cuatro días en Cuenca y tres en su pueblo. Ahora que han estado con proyectos de obras o cuando hay plenos, va más. En su clase casi nadie sabe que ella es alcaldesa; los compañeros que se han enterado ha sido por otros o por las noticias. “No voy diciendo que soy alcaldesa, no porque me avergüence, sino porque a lo mejor alguien se lo puede tomar como una línea divisoria”.

Lo más bonito que le ha pasado en estos cuatro años al frente del Ayuntamiento ha sido nombrar a José Luis Perales Hijo Predilecto de Castejón: “Lo aceptamos por unanimidad y le pusimos su nombre a un mirador de La Alcarria”, cuenta contenta. También recuerda con emoción el homenaje y la izada de bandera a un brigada del pueblo que falleció en el accidente del Yak 42.

María Arribas, la alcaldesa más joven de España:

María, a la izquierda, en el nombramiento de José Luis Perales como Hijo Predilecto de Castejón. | Cedida por María Arribas.

Escuchar a María demuestra que la política siempre tuvo más que ver con las pequeñas cosas. Acondicionar una nave para poder tener exposiciones, conseguir abrir un pequeño museo que sirva de punto de información sobre los eremitorios —unas excavaciones de roca de época visigoda— e inaugurar varias rutas a pie, o abrir una ludoteca para los más pequeños.

Castejón todavía mantiene la escuela abierta, una simbólica victoria para los municipios de la España vaciada. “Lo que necesitamos son inversiones de la junta o del Estado en proyectos que den empleo, que es lo que hace falta aquí, la gente no se queda en el pueblo, ni en la provincia, porque no hay trabajo”, asegura.

El domingo 26 de mayo, María Arribas sabrá si sigue al frente del Ayuntamiento y siendo una de las regidoras más jóvenes de España. Mientras tanto asegura, por si a otros de su edad se les ha pasado por la cabeza involucrarse en política municipal, que para presentarse lo único que hace falta son ganas de trabajar y de escuchar a la gente. “Esto de escuchar es muy importante“, recalca. “Tener en cuenta lo que te digan los vecinos. Si te vas a meter para hacer lo que te de la gana, mejor no te metas”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.