Mario Vargas Llosa: "El populismo es la enfermedad de la democracia"
Foto: Lidia Ramirez

Cultura

Mario Vargas Llosa: "El populismo es la enfermedad de la democracia"

"El comunismo ya no es el enemigo principal de la democracia liberal -de la libertad-, sino el populismo", escribe Mario Vargas Llosa en el prólogo del libro 'El estallido del populismo' (Planeta 2017), un análisis extenso y profundo del fenómeno populista, que en palabras del Nobel de Literatura es "el gran enemigo y la enfermedad de la democracia".

por Lidia Ramírez

Actualizado:

«El comunismo ya no es el enemigo principal de la democracia liberal -de la libertad-, sino el populismo«, escribe Mario Vargas Llosa en el prólogo del libro ‘El estallido del populismo’ (Planeta 2017), un análisis extenso y profundo del fenómeno populista, que en palabras del Nobel de Literatura es «el gran enemigo y la enfermedad de la democracia».

El volumen, presentado en Casa de América y coordinado por Álvaro Vargas Llosa, está formado por un conjunto de ensayos elaborados por expertos historiadores, periodistas, economistas o politólogos como, por ejemplo, la periodista cubana Yoani Sánchez, el académico y político Mauricio Rojas, el economista Lorenzo Bernaldo de Quirós y la periodista e historiadora Cayetana Álvarez de Toledo, quienes ponen el acento en que «el populismo busca ante todo eliminar la libertad económica» e «impone un Estado que todo lo controla».

 

        “El ingrediente central del populismo es el nacionalismo”

        -Mario Vargas Llosa

 

‘El estallido del populismo’ se divide en tres grandes bloques, el mayor dedicado a América Latina, precedido de uno sobre los Estados Unidos de Donald Trump, y seguido de un apartado final sobre Europa, principalmente los casos de España y el Brexit. Para Álvaro Vargas Llosa se trata de un libro «que puede leer tanto una española desencantada, como una americana en pie de lucha, como una francesa desilusionada», ya que, señala, «el populismo se ha viralizado, tiene una vigencia universal y por ello queremos mover conciencias y alertar de sus peligros«.

 

El mosaico latinoamericano

El bloque más extenso es un recorrido país a país por America Latina, donde esta corriente política «viene disfrazada de progresismo estatizando empresas, congelando precios y aumentando los salarios», apunta el Nobel. El ejemplo más práctico de ello es Venezuela, uno de los países potencialmente más ricos del mundo que se ha convertido en una nación «que se muere literalmente de hambre». Sin embargo, no sólo Venezuela merece mención en este ensayo, el libro también estudia el fenómeno desde el México en que Enrique Krauze analiza el peligro de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial a las elecciones del año que viene, a la Argentina que dio uno de los ejemplos más arquetípicos de populismo con el peronismo, pasando por Chile o Cuba.

A la pregunta de si se puede calificar de populista a la Revolución cubana, Carlos Alberto Montaner lo tiene claro: «se puede y debe hacerse». Por su parte, la periodista Yoani Sánchez destaca que Fidel Castro «ha sido el producto más acabado del populismo y del nacionalismo cubano».

 

Mario Vargas Llosa: "El populismo es la enfermedad de la democracia" 4

Portada ‘El estallido del populismo’. | Imagen: Editorial Planeta

El caso Trump

El caso de Trump es diseccionado por Álvaro Vargas LLosa, que sostiene que el populismo irrumpe cuando hay determinado grado de descontento y miedo en una sociedad y un caudillo capaz de construir en la imaginación de suficientes persona un mito y una utopía. En este sentido el Nobel de Literatura hace mención a la función tan importante de los medios de comunicación. «Los medios sí pueden haber contribuido a difundir el populismo, hay medios responsables y medios irresponsables»,sin embargo, en esta ocasión destaca la labor de periódicos como el New York Times o el Washington Post, que sin ser medios militantes «ahora combaten lo que puede ser un deterioro de la democracia y las instituciones americanas».

 

Europa, diferente

El bloque europeo es desgranado por Cayetana Álvarez de Toledo, Lorenzo Bernaldo de Quirós y Mauricio Rojas. Marine Le Pen en Francia, los separatistas de Cataluña y los jóvenes de Podemos en España, Geer Wilders en Holanda, Nigel Farage en Reino Unido… de izquierdas y de derechos, muy distintos entre sí, «con discursos fáciles y que encantan e hipnotizan a la sociedad», siendo precisamente éste, el discurso, la clave del «fantasma» de esta corriente que supone «una degeneración de la democracia y que puede acabar con ella desde dentro», apunta Mario Vargas Llosa, quien sostiene que «ingrediente central del populismo es el nacionalismo».

 

        «El populismo de España busca la destrucción de nuestro país»

       -Cayetana Álvarez de Toledo

 

En España hay un populismo nacionalista, pero antiespañol, señala Álvarez de Toledo, un populismo que «busca la destrucción de España y la limitación de la libertad, la igualdad y la soberanía de los ciudadanos»; y mientras el votante populista es España es una persona «joven, de economía tranquila, y de clase media/alta, algo opuesto al discurso de Podemos que dice representar a la clase más necesitada de la sociedad», cuenta Álvaro Vargas Llosa, en el norte de Europa el votante populista «responde a un perfil de persona más mayor, con menos educación y de clase baja».

Ante la vigencia universal del fenómeno populista, ‘El estallido del populismo’,  que se presentará en América Latina en julio y agosto, se convierte en obligada lectura, porque como dice uno de los autores, «aún estamos lejos de haber presenciado el fin de los avances del populismo».