Las veces que Mecano sí cambió la letra de 'Quédate en Madrid'
Foto: Alberto Martin

Cultura

Las veces que Mecano sí cambió la letra de 'Quédate en Madrid'

La polémica se ha instalado en Operación Triunfo. A María le ha incomodado que la canción que tiene que defender ante el jurado en la gala de este miércoles, 'Quédate en Madrid', de Mecano, contiene la palabra "mariconez" en el verso "siempre los cariñitos me han parecido una mariconez", por lo que pidió cambiarla por "gilipollez". La Academia en la que se instruyen los concursantes de OT dijo en un primer momento que prefería sustituirla por "gilipollez", pero, tras consultar con José María Cano, el autor del tema, este no dio permiso al talent show para modificar la canción. En definitiva, que la canción se queda como está.

por Néstor Villamor

La polémica se ha instalado en Operación Triunfo. A María le ha incomodado que la canción que tiene que defender ante el jurado en la gala de este miércoles, ‘Quédate en Madrid’, de Mecano, contenga la palabra «mariconez» en el verso «siempre los cariñitos me han parecido una mariconez», por lo que pidió cambiarla por «gilipollez». Inicialmente, Ana Torroja, vocalista de Mecano y jurado de OT 2018, dijo que, si había que sustituir «mariconez» por otra palabra, ella prefería «estupidez», pero, después de que el programa consultara el asunto con José María Cano, el autor del tema, el talent show no obtuvo permiso para modificar la letra. En definitiva, que la canción se queda como está.

El embrollo ha generado una considerable polémica en las redes sociales en los últimos días, especialmente después de que Ana Torroja publicara una serie de tuits en los que mostraba su opinión al respecto.

Sin embargo, la canción que ha generado la polémica y que tanto Ana Torroja como José María Cano han abogado por mantener con su letra original ya fue sujeto de distintas modificaciones en presentaciones en directo del grupo. En un concierto que ofreció Mecano en 1989 en el Estado Olímpico Lluís Companys de Barcelona (entonces llamado Estadio Olímpico de Montjuïc), Ana Torroja sustituía el «quédate en Madrid» que cierra la canción por un «quédate en Montjuïc» que el público condal recibió con aplausos.

Dos años después, esa misma canción sufrió una segunda mutación, de nuevo en Barcelona. «¿Os acordáis de esa canción que se llamaba ‘Quédate en Madrid’?», preguntaba Ana Torroja al público catalán. «Bueno, pues a esa canción le hemos cambiado el título y ahora se llama ‘Quédate hoy aquí’, es decir, en Barcelona».

Pero en ningún caso se trata de la censura de la que Ana Torroja ha hablado durante estos días, sino de que un intérprete decida modificar la letra de una canción que ha de cantar. Lo que sí se parece más a la censura fue lo que sufrió Mecano cuando fue a un programa de televisión chileno a presentar su single ‘Hawaii-Bombay’. La canción contiene los versos «Hawaii, Bombay, a la luz del flexo / Hawaii, Bombay, nos damos un bexo / Hazme el amor / Frente al ventilador», pero el programa consideró que la cosa era demasiado picante como para emitirla, así que el grupo se vio obligado a cambiar las polémicas rimas por «Hawaii, Bombay, bailando un bolero / Hawaii, Bombay, murmuras ‘te quiero’ / Canción de amor / Frente al ventilador». Todavía circula por internet esta versión apócrifa cantada para la ocasión por Ana Torroja.

En cualquier caso, no es la primera vez que se plantea un cambio en una canción debido a que el paso del tiempo ha hecho que la letra pueda resultar ofensiva. Existen ejemplos ilustres, como el mismísimo ‘Gaudeamus igitur’, una composición posiblemente medieval que desde hace siglos es el himno universitario oficioso por excelencia. Coros de universidades de todo el mundo cantan esta canción en eventos académicos solemnes, como actos de graduación. Pero muchos de ellos omiten ciertas partes del tema. ¿Por qué? Porque contiene frases como la siguiente: «Vivant omnes virgines / Faciles, formosae / Vivant et mulieres / Tenerae, amabiles / Bonae, laboriosae». Es decir: «Vivan todas las vírgenes [o doncellas] / Fáciles, hermosas / Y vivan las mujeres / Tiernas, amables / Buenas, trabajadoras». En el momento de su composición, probablemente la canción no molestaba a nadie, pero en 2018 muchos encuentran ofensivo celebrar a «todas las vírgenes fáciles». Es algo similar al hecho de que la inocente «mariconez» del ‘Quédate en Madrid’ ochentero resulte polémica hoy.