De la Mezquita a la Giralda, estos son los bienes que la Iglesia ha adquirido por 30 euros
Foto: Manu Fernandez

Política y conflictos

De la Mezquita a la Giralda, estos son los bienes que la Iglesia ha adquirido por 30 euros

Por unos 30 euros, el clero español registró a su nombre unas 4.500 propiedades por obra y gracia de una reforma del Ejecutivo de Aznar que modificó la Ley Hipotecaria

por Lidia Ramírez

Entre 1998 y 2015, la Iglesia vivió su particular boom inmobiliario. Por unos 30 euros, el clero español registró a su nombre unas 4.500 propiedades por obra y gracia de una reforma del Ejecutivo de Aznar, que modificó la Ley Hipotecaria permitiendo así a la Iglesia, y sólo a la Iglesia, inmatricular a su nombre lugares de culto y otras propiedades que no estuvieran registradas.

De esta forma, decenas de catedrales, museos, cementerios, viñedos, plazas públicas y bienes de interés cultural pasaban a ser propiedad del clero a precios de saldo. Una burbuja inmobiliaria que se llevó a cabo con sigilo y opacidad sin necesidad de hacerlo público.

Pero la liebre saltó. Y el Ayuntamiento de Córdoba ha sido el primero en poner el grito en el cielo y plantea recurrir al Tribunal Constitucional (TC) la inmatriculación de la Mezquita-Catedral de Córdoba que se llevó a cabo en 2006 por la irrisoria cifra de 30 euros. «La Mezquita siempre ha sido un edificio público propiedad del Estado, aunque nunca ha estado registrada, al igual que no están registradas las calles de una ciudad, pero son propiedad del Ayuntamiento», cuenta a The Objective Juan Bautista Carpio, uno de los historiadores que ha formado parte del comité de expertos que ha elaborado un informe a petición del Ayuntamiento de Córdoba sobre este edificio, Patrimonio de la Humanidad UNESCO desde 1985.

Desde la Mezquita a la Giralda, estos son los bienes que la Iglesia ha adquirido por 30 euros 1

Patio de los Naranjos, Mezquita de Córdoba. | Foto: EFE

En este sentido, el Cabildo de la Catedral de Córdoba no ha tardado en manifestarse y a través de un comunicado ha asegurado que el Conjunto Monumental Mezquita-Catedral «es propiedad de la Iglesia desde 1236» cuando Fernando III lo donó a esta. Sin embargo, Carpio argumenta: «Esto no es así. Nunca se produjo esta donación, no hay documentos que lo avalen, no hay ningún título de la propiedad, esta donación no está reflejada en ningún sitio. Por lo tanto, el edificio es público».

Y por ello luchará el Ayuntamiento cordobés. Por revertir esta inmatriculación y que este inmueble, por el que la Iglesia recauda unos ocho millones de euros al año, vuelva a formar parte del Estado. Carpio y sus colegas recomiendan dos vías a seguir: la «más apropiada» sería recabar los apoyos parlamentarios necesarios para llevar a cabo un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, con el objetivo de «anular» la inscripción de la «Santa Iglesia Catedral».

En caso de no prosperar esta vía, el informe sugiere que el Ayuntamiento de Córdoba «podría hacer uso de los tribunales ordinarios» en un procedimiento «más complejo», ya que la institucional municipal «no debe reclamar la propiedad del bien».

«Es un peligro muy grande que sea de titularidad privada. Permitir esto es reconocer el derecho que tienen de venderla, y eso no puede ocurrir», cuenta el historiador que ha trabajado en el informe junto a cuatro expertos más, entre ellos la actual vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, durante un año.

Desde la Mezquita a la Giralda, estos son los bienes que la Iglesia ha adquirido por 30 euros 2

Nazarenos de la hermandad del Cristo de la Expiración en el interior de la Mezquita-Catedral Córdoba durante su estación de penitencia celebrada el Viernes Santo. | Foto: EFE

Otros bienes que la Iglesia ha adquirido a precio de ganga

Pero la Mezquita de Córdoba no ha sido la única propiedad de la que el clero español se ha apropiado previo pago de 30 euros. Ahora, el Gobierno ha solicitado al Colegio de Registradores de la Propiedad una relación de todas las inmatriculaciones llevadas a cabo por esta Ley Hipotecaria desde 1998 hasta su derogación, el 24 de junio de 2015.

A espera de que ese listado esté completo y sea publicado para conocer todas los bienes de la Iglesia, sí se tiene conocimiento de que es poseedora, por ejemplo, de la Catedral de Sevilla y la Giralda, inmatriculadas en el año 2010. Y haciendo cuentas, si cada año el templo sevillano recibe más de un millón de visitantes que pagan en taquilla nueve euros por su entrada, el clero español se embolsa nueve millones por las visitas a este conjunto arquitectónico. No está nada mal si recordamos que se hizo con él por sólo 30 euros.

 

Desde la Mezquita a la Giralda, estos son los bienes que la Iglesia ha adquirido por 30 euros 3

Giralda y Catedral de Sevilla. | Foto: Juan Ferreras/EFE

La catedral de Málaga y la de Granada también corrieron la misma suerte y acabaron en manos del clero. En el caso de la primera, conocida como La Manquita, ocurrió en febrero de 2011. En la nota registral se precisa que fue «adquirida por inmatriculación» en virtud de un certificado administrativo autorizado por el Ayuntamiento de Málaga, que no puso pega alguna a las pretensiones de la diócesis.

En el caso del seo granadino y según denuncia Europa Laica, la inmatriculación se llevó a cabo en el último momento, en concreto el 1 de junio de 2015, después de que varios ciudadanos se pusieran nerviosos y certificaran que el templo no aparecía en el registro a 20 días de la derogación de la Ley. De hecho, el Arzobispado trató de inmatricular también la basílica de la Virgen de las Angustias, pero el plazo ya había concluido para entonces. Así, si la entrada a la catedral cuesta cinco euros y recibe unos 300.000 visitantes anuales, la Iglesia recauda alrededor de millón y medio de euros por ella.

La catedral de Jaca, la de Valladolid, la del Buen Pastor de Donostia y la iglesia de la Magdalena y la catedral de La Seo de Zaragoza también forman parte de las 40.000 entidades civiles reconocidas como propiedad de la Iglesia católica. Históricos conjuntos arquitectónicos, anteriormente propiedad del Estado, por los cuales ahora el clero se reembolsa cifras millonarias.