The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano

Foto: NES Mini | nintendo.es

A algunos más, a otros menos, pero está claro que la nostalgia nos golpea a todos. Sobre todo, si pasamos de la treintena y hemos vivido en persona ese giro de lo analógico a lo digital del que apenas nos hemos dado cuenta. ¿Cómo es que dependemos del móvil para todo? ¿Dónde se han escondido las cabinas de teléfono? ¿Y por qué nuestros relojes hacen ahora de todo menos dar la hora?

En un mundo que cambia tan rápido, al que a veces nos cuesta acostumbrarnos, recurrir a la nostalgia supone buscar ese asidero mental, ese tiempo en el que nos sentíamos seguros, aunque solo fuera por tener menos preocupaciones. Es un refugio universal del que se ha aprovechado el mundo comercial hasta la extenuación, y, por supuesto, los videojuegos no iban a ser menos. Más allá de revivals de clásicos, del retorno de mascotas olvidadas o franquicias perdidas, el ejemplo más evidente lo tenemos en la moda de las miniconsolas.

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 1

Imagen: Donkey Kong vía nintendo.es

Nintendo fue la primera compañía en vislumbrar el potencial del negocio. Hay pocas consolas más queridas que la NES, la que tantas y tantas personas guardan con cariño en su memoria, incluso aunque hayan dejado de lado los videojuegos con el paso de los años. De modo que fue la elegida, en 2016, para convertirse en la primera miniconsola del mercado. Una cucada que cabía en la palma de la mano y mantenía el diseño de la original. Toda una sorpresa que no estuvo exenta de cierta polémica, como el hecho de que hubiera que comprar el segundo mando por separado o que el cable de conexión del que venía con la consola fuera demasiado corto. Con el nombre de Nintendo Classic Mini en Europa, albergaba en su memoria interna treinta juegos archiconocidos, entre los que se encontraban clásicos superventas como los Castlevania, los dos The Legend of Zelda, Mario Bros y los tres Super Mario Bros, el inicio de las aventuras de nuestro infatigable Donkey Kong… o incluso Pac-Man, uno de los pocos personajes de nuestra cultura popular capaces de rivalizar en popularidad con cualquiera que se le ponga por delante (sí, os miro a vosotros, Beatles).

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 2

El paraiso 8-bit de la NES Mini. | Imagen vía nintendo.es

Seguro que muchos recordáis las navidades de 2016, apenas un mes desde su lanzamiento, y la locura colectiva que se desató por encontrar una NES mini después de que se agotara en un abrir y cerrar de ojos, destrozando las mejores expectativas de Nintendo. Y, por supuesto, la jauría de especuladores que se lanzaron a vender las suyas en plataformas online de segunda mano. Un éxito que llevó a que la consola se relanzara en 2018. En total, sumando las unidades vendidas en todo el mundo en ambas fechas de lanzamiento, la NES Classic Mini ha llegado a superar a gigantes como PlayStation 4, Xbox One o su hermana mayor, Switch.

No es de extrañar, por tanto, que en 2017 Nintendo quisiera repetir la jugada con su consola estrella de los 90, la Super Nintendo. La versión mini, igual de encantadora que su predecesora, traía preinstalados en esta ocasión 21 juegos, incluyendo una exclusiva: la secuela del aclamado Star Fox. Catorce años más tarde, que se dice pronto. En esta ocasión, la Super Nintendo Mini traía dos mandos y el cable de conexión de ambos era más largo, demostrando de este modo que habían escuchado las críticas referentes a la NES. No obstante, y pese a que el “efecto sorpresa” no funcionó del mismo modo esta vez, los especuladores volvieron a estar al acecho. De nuevo, las reservas anticipadas de la consola provocaron que el stock se agotara rápidamente, y que volvieran a verse unidades a la venta de segunda mano a precios desorbitados. Un problema al que Nintendo intentó poner solución como pudo: anunciando otro relanzamiento en 2018, al menos para evitar que los compradores tuvieran que pasar por el aro de los precios inflados. Eso sí, la compañía anunció que ni la NES ni la Super Nintendo mini volverían a tener una segunda vida “oficial” después de 2018. El stock que quedara en las tiendas sería el último. Algo que ha cumplido hasta la fecha, así como su decisión, de momento, de no trabajar en ninguna otra versión mini de sus emblemáticas consolas. Quienes suspiran por una Nintendo 64 que quepa en la palma de su mano tendrán que conformarse con soñarla.

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 3

La Super Nintendo Mini | | Imagen vía nintendo.es

Naturalmente, las demás compañías no iban a quedarse de brazos cruzados mientras Nintendo volvía a revolucionar el mercado con una idea tan sencilla como atractiva. Sony, que en su momento fue capaz de robar la merienda a nombres tan consolidados en el sector como Sega, se aventuró en el mundillo de lo mini reduciendo a su PlayStation. Un rumor a voces durante muchos meses que, sin embargo, no resultó como se esperaba. Las quejas de los aficionados comenzaron en el momento en que se reveló la lista de juegos que vendrían incluidos en PlayStation Mini: 20 títulos entre los que faltaban clásicos de la consola y se incluían otros sin demasiada relevancia hoy en día, como el olvidado Toshinden. Para todos ellos se utilizaron versiones ROM, las mismas que podemos encontrar en emulador, por lo que la experiencia final de juego tampoco satisfizo a los más exigentes a nivel técnico. Como consola, puede concluirse que PlayStation Mini dejó bastante que desear. Aunque la mayor parte de los aficionados coinciden en que como objeto ornamental es difícil resistirse a ella.

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 4

Menos exitosa que la NES, pero igual de linda: la PlayStation Mini | Imagen vía Sony Store.

El mismo veredicto se aplicó a otra miniconsola que sí que supuso toda una sorpresa: la NeoGeo Mini. Para quienes no la conozcan, en su momento NeoGeo fue la joya de la corona, una consola de precio elevadísimo; un lujo solo al alcance de los aficionados que estuvieran dispuestos a pagar semejante cantidad (unas 80.000 pesetas), ante la promesa de disponer de un salón recreativo en casa. De nuevo, un deseo que hoy se encuentra más que cubierto por la amplia oferta de plataformas y remakes del mundo arcade. De modo que SNK, compañía responsable de la consola, optó por centrarse en el diseño. Y desde luego consiguió todo un caramelito: una máquina recreativa en miniatura con nada menos que 40 juegos. Los clásicos que todo niño noventero quiso tener en su momento. Sin embargo, resultó una experiencia decepcionante en lo jugable, sobre todo al conectarla a la televisión, debido a la mala optimización gráfica. Aunque tanto la versión normal de la consola como las especiales, inspiradas en franquicias como Samurai Showdown, son una maravilla para decorar cualquier escritorio jugón. Lamentablemente, puede que su precio sea demasiado alto para comprarla como simple elemento decorativo.

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 6

El veredicto, lastimosamente es un gran “no”. | Imagen vía NeoGeo Mini.

NeoGeo Mini también nos llegó en 2018, sin duda el año de explosión de las consolas en miniatura, una situación que empezó a levantar comentarios sobre la posible saturación a corto plazo. Y que está claro que Nintendo supo aprovechar el momento adecuado, algo en lo que es experta, pero ¿es una idea tan rompedora como para sostenerse durante largo tiempo, una consola tras otra?

Los amantes más hardcore de lo retro tienen la C64 mini, que incluso permite programar en BASIC como su homóloga de 1982, y que trae consigo 64 juegos (no podía ser de otro modo). El próximo año nos llegará Turbografx mini, la versión reducida de una consola que reventó las ventas en Japón a finales de los 80 (llegando a desbancar a la NES, o Famicom, como se la conoce por aquellos lares). Su popularidad en Occidente fue menor, pero sin duda será un objeto de coleccionismo muy jugoso. Habrá tres versiones distintas, con 50 juegos preinstalados en todas ellas. Y no tendremos que esperar tanto para que caiga en nuestras manos Megadrive mini, una pequeña que recupera a la feroz competidora de Super Nintendo. El 19 de septiembre la tendremos a la venta; es de esperar que los muchos segueros que todavía quedan se lancen a por ella, a por sus 42 juegos y quizás a por sus complementos decorativos, anunciados solo para Japón: versiones en miniatura del Sega 32X (el complemento que servía, en su día, para jugar a títulos de 32 bits), el Mega CD y el cartucho de Sonic & Knuckles.

La moda mini: cuando las consolas caben en la palma de tu mano 5

No se puede ser más retro que la c64 mini. | Imagen vía eBay.

Estamos deseando ver el impacto que tendrá Megadrive mini. No nos vamos a engañar: sería encantador contemplar cómo revive la rivalidad Sega – Nintendo, el mejor aderezo que podríamos imaginar para degustar la nostalgia de los tiempos videojueguiles pretéritos. Y nos preguntamos qué vendrá después, si tendremos más consolas que pasen por el tratamiento reducido o la moda se irá desvaneciendo. Para desgracia de los coleccionistas y para regocijo de los que las contemplan con desagrado, sin comprender su atractivo, esgrimiendo el argumento (infalible a sus oídos) de “eso mismo lo hago yo con una Raspberry Mini y un emulador”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.