Moderna de Pueblo lo ha vuelto a hacer: llega 'Coñodramas', su última novela gráfica
Foto: Beatriz Tafaner

Cultura

Moderna de Pueblo lo ha vuelto a hacer: llega 'Coñodramas', su última novela gráfica

La artista e influencer lanza 'Coñodramas', una historia de superheroínas que nada tienen que envidiar a las de Marvel. En The Objective hemos charlado con ella sobre feminismo, humor y su última aventura: llevar uno de sus cómics al cine de la mano de Álex de la Iglesia.

por Teresa Bazarra Urquidi

Con 170.000 seguidores en Twitter y más de un millón en Instagram, Moderna de Pueblo se ha convertido en un auténtico fenómeno mediático, podríamos decir, incluso, en una influencer. Sin embargo, Raquel Córcoles, ilustradora y guionista que se encuentra detrás de dicho alter ego, no es una influencer al uso. 

La artista ha hecho de las redes sociales un canal de lo más cercano para contar experiencias: las suyas, las de una chica de Reus (Cataluña) que llegó a Madrid soñando con ser una gran publicista; las de sus amigas; las de su madre y su hermana; las de los hombres con los que ha tenido la suerte o la desgracia de cruzarse…Así, con anécdotas y personajes de lo más pegadizos, Moderna de Pueblo empezó haciendo humor y entretenimiento y ha acabado convirtiéndose en el referente feministade las mujeres y hombres que leen sus novelas gráficas. 

Porque, aunque Córcoles no se corta un pelo y muestra sin tapujos lo que las mujeres viven día a día (prejuicios, micromachismos, etc) o mes a mes (las molestias de la regla o la aventura de empezar a usar una copa menstrual); asegura que son muchos los chicos que le escriben para agradecerle lo que ilustra. Y ella recibe de buena gana las aportaciones, vengan de donde vengan. 

Moderna de Pueblo lo ha vuelto a hacer: llega 'Coñodramas', su última novela gráfica 3

Imagen: Moderna de Pueblo

Es más, a partir de 2013, Moderna de Pueblo incorpora una voz masculina en sus guiones y empieza a colaborar con Carlos Carrero, un «ingeniero con alma indie» con quien publica Cooltureta: la novela gráfica. A día de hoy, ambos siguen trabajando en el contenido de modernadepueblo.com y colaborando en medios como Cuore, El País y GQ

Moderna de Pueblo asegura que trabajar con Carlos es algo natural (son pareja desde hace varios años), y que se acaban mezclando sus conversaciones personales con temas del libro. Discuten y trabajan de manera conjunta, porque al final, dicta Córcoles, «son cosas que hemos hablado mil veces en nuestra vida privada». Eso sí, a la hora de elegir los temas de mujeres y los personajes, la ilustradora es la encargada de «captarlos». 

Moderna de Pueblo lo ha vuelto a hacer: llega 'Coñodramas', su última novela gráfica 1

Imagen: Moderna de Pueblo

En 2017, el equipo Córcoles-Carrero publicó Idiotizadas: un cuento de empoderhadas, y hace apenas unas semanas hemos sabido que esta novela gráfica será llevada a la gran pantalla de la mano de otro as de la comedia: Eva Hache. La actriz y presentadora de ‘El Club de la Comedia’ se estrenará en dirección precisamente con la esperada adaptación cinematográfica del cómic.

«Es un reconocimiento, que te digan que tu obra merece estar en la gran pantalla es como un premio», agradece Córcoles. El filme, que empezará a rodarse en 2021, contará la historia de una chica de pueblo que se muda a la gran ciudad con el objetivo de triunfar, la esencia de Moderna de Pueblo; y estará producido por Pokeepsie Films, la productora de Álex de la Iglesia y Carolina Bang, y Atresmedia Cine. En definitiva, una propuesta que promete, no solo por las divertidas historia e imágenes de Raquel Córcoles, un auténtico fenómeno en las redes, sino también por el equipo de larga trayectoria que ha apostado por ella. 

Hasta que el rodaje de Idiotizadas arranque, Córcoles está inmersa en el lanzamiento de su última novela gráfica: Coñodramas, que «atufa a feminismo y encima solo habla de cosas de chicas. Tonterías divertidas, muy reales y muy comunes, pero de muy poca importancia para la mitad de la población». Como siempre, con ese espíritu guerrillero de Moderna de Pueblo, que refleja quejas y experiencias muy comunes en el día a día de mujeres como ella o sus amigas (fuente de inspiración para Zorry, Pescada y Gordi), pero siempre con humor, con hipérbole y con mucha cara. Ella misma lo admite: «Quizá ahora me da menos miedo meter caña».

Moderna de Pueblo lo ha vuelto a hacer: llega 'Coñodramas', su última novela gráfica 2

Imagen: Beatriz Tafaner

De hecho, si hay algo que diferencie Coñodramas de los cómics previos es una conciencia feminista cada vez más fuerte: «Idiotizadas quizá era más feminista básico, pero en este hay más ideas propias». Córcoles reconoce que su libro no es universal,  que hay «muchas corrientes de feminismo» diferentes y que ella está «tachada en algunas». Sin embargo, aunque se trate de su propia visión y experiencia, la autora insiste en que la novela «atufa a feminismo» y en que hay mucha documentación y reflexión detrás. 

Para convertir un discurso social en imágenes, Córcoles cuenta la historia de tres «superheroínas» con unos poderes que en nada las asemejan a los «sex symbols de las de Marvel»: para escapar de una nave donde se les reduce a un constante papel secundario, Gordi, Zorry y Moderna de Pueblo usarán el tufo feminista, el poder de hincharse y la habilidad de «sacar pelo» cuando sea necesario. Una de las señas de identidad de sus viñetas es precisamente la creación de personajes que funcionan como prototipos, que son muy exagerados. Algo que también trabajan humoristas como Pantomima Full en su vídeos, y cuyo éxito, considera Raquel, es «reconocerse en una idea, un comportamiento, saber reírse de uno mismo y jugar con estereotipos que a ti te recuerden a alguien, que tú les pongas nombres». 

Aunque a Córcoles no le gusta «contar ideas feministas porque sí», tiene muy claro que con Coñodramas quiere despertar e inspirar a las mujeres: en un mundo creado por y para hombres, Moderna de Pueblo reivindica que «ellas no son el problema, que no tienen que volverse locas por encajar, sino buscar un statu quo nuevo»

Porque Moderna de Pueblo no es una influencer ni una feminista al uso, pero sus mensajes sencillos y directos, a medio camino entre el humor y la reivindicación, están captando el interés de una generación. Una generación con mucho que decir, y donde las imágenes funcionan mejor que cualquier manifiesto.