Nana Darkoa Sekyiamah, la mujer que lucha por visibilizar la sexualidad femenina en África

Lifestyle

Nana Darkoa Sekyiamah, la mujer que lucha por visibilizar la sexualidad femenina en África

El blog 'Aventuras desde las habitaciones de mujeres africanas' es una referencia para el feminismo y el colectivo LGTBI de todo un continente

por Néstor Villamor

Nana Darkoa Sekyiamah estaba de vacaciones en la playa con unas amigas cuando se dio cuenta de que «por primera vez, como mujer africana, estaba manteniendo una conversación muy divertida y abierta sobre sexo y sexualidad«, cuenta a The Objective. «Era un espacio en el que no se juzgaba, en el que las personas hablaban sobre sus deseos, sus fantasías, lo que habían hecho, lo que les gustaría hacer… Y me dije: ¡Dios mío! ¿Por qué he tardado tanto —en el momento yo estaba a punto de cumplir los 30— en ser capaz de tener esta clase de conversación?».

La libertad que le proporcionó aquella experiencia le dio una idea. «Le comenté a una de mis mejores amigas que quería empezar un blog sobre sexo y sexualidad y me dijo: ‘Yo he estado pensando en escribir un libro sobre la sexualidad de las mujeres africanas y lo iba a llamar Adventures from de Bedrooms of African Women [Aventuras desde las habitaciones de mujeres africanas]’. Y yo le respondí: ‘¿Sabes qué? ¿Por qué no hacemos el blog juntas y, más tarde, convertimos el blog en un libro?'». Fue así como nació una web que hoy se ha convertido en referencia para las mujeres y la comunidad LGTBI de todo un continente.

La bloguera y activista feminista Nana Darkoa Sekyiamah. | Foto: Cedida

En su Ghana natal, la sexualidad femenina es invisible. «Cuando yo era niña, nunca tuve una conversación realmente exhaustiva sobre sexualidad», cuenta Sekyiamah a The Objective por videoconferencia. «Todo lo que te decían era: ‘No lo hagas’, pero nunca te explicaban realmente qué era eso que no podías hacer. El sexo se presentaba como algo que solo hacían las chicas malas y todas teníamos que ser vírgenes hasta el matrimonio», ilustra. «No fue hasta que crecí y me embarqué en un viaje de autodescubrimiento cuando me di cuenta de que eso eran chorradas». A partir de ahí, Sekyiamah, que hoy tiene 41 años, empezó a aprender por su cuenta «sobre anticonceptivos, sobre darte placer a ti misma y sobre priorizar tu propia sexualidad y tu propio placer». Y, al igual que el filósofo de la caverna de Platón, sintió la necesidad de compartir su conocimiento. «Quería que todas las demás mujeres africanas tuvieran acceso a esa información».

Charlando sobre sex shops y orgasmos

Y el objetivo se ha cumplido. «¿Cómo saber cuándo una mujer llega al orgasmo?», «Africa Hot: Historias de amor y sexo de África Occidental», «Cómo medir la polla de un tío antes de comprometerte» o «¿Dónde están los sex shops de Ghana?» son algunos de los artículos más populares ahora mismo en el blog. Todo con la meta de enseñar una lección que Sekyiamah considera fundamental: «Escúchate a ti misma, pregúntate qué te hace realmente feliz, pregúntate qué significa para ti la libertad. Creo que te llevará a exponerte a otros puntos de vista». Ese mensaje es especialmente importante en Ghana, donde, según la bloguera, «se espera que los chicos experimenten, pero no está bien que una mujer haga lo mismo. Nadie critica a un chico si se acuesta con una mujer, pero la mujer que se acuesta con él será juzgada y avergonzada», lamenta. «Los hombres siempre han tenido ese espacio para ser seres sexuales, pero las mujeres no y, en nuestra sociedad, a los hombres se los educa para ser los que vayan detrás de las mujeres mientras que de las mujeres se espera que sean pasivas y receptivas«.

Sekyiamah considera que «la situación para la comunidad LGTBI en Ghana es realmente terrible» | Foto: Cedida

Esta situación, explica Sekyiamah, es consecuencia, en parte, del contexto religioso de Ghana. «La sociedad tiene una visión muy heteronormativa porque es lo que predican los líderes religiosos y prácticamente todo el mundo es religioso». De hecho, lejos de una mejora, lo que ha observado en los últimos años es un cambio a peor. «Creo que la sociedad en su conjunto es más homófoba porque es una sociedad fuertemente cristiana y evangélica y muchos pastores predican la homofobia«. Sekyiamah, que es abiertamente bisexual, trata de derribar estereotipos no solo con su blog, sino también en su ámbito laboral, ya que trabaja en la Asociación para los Derechos de las Mujeres y el Desarrollo (AWID, por sus siglas en inglés), una organización presente en 16 países que, según explica en su web, trabaja «para alcanzar la justicia de género y los derechos humanos de las mujeres mediante el fortalecimiento de la voz colectiva, el impacto y la influencia de las/os activistas, organizaciones y movimientos por los derechos de las mujeres de todo el mundo».

A pesar de lo conservador de la sociedad ghanesa, el público ha sabido darle la bienvenida a Adventures from de Bedrooms of African Women. «Me daba mucho miedo tener una respuesta negativa, pero, para ser sincera, no he tenido esa clase de reacción en 10 años», celebra Sekyiamah. «La respuesta ha sido muy positiva. He tenido un montón de atención mediática, me han llamado muchas cadenas de radio y televisión para hablar sobre el tema, mucha gente joven y de mi edad ha expresado su gratitud, así que ha sido una respuesta realmente positiva», insiste.

La comunidad LGTBI, en el armario

Sekyiamah cree que el camino a seguir para mejorar la situación de la mujer y de la comunidad LGTBI en Ghana y en África es el activismo. «Creo que se trata también de que las mujeres y la comunidad LGTBI ganemos espacio, que creo que ya lo hacemos, pero que sigamos luchando, porque, en realidad, ¿qué más puedes hacer?». Con todo, matiza la cuestión de la visibilidad en el caso de las personas LGTBI. «No creo que todo el mundo deba ser visible porque la realidad es que no es seguro para todo el mundo. Depende de tu clase, de tus privilegios económicos, del trabajo que tengas. Siento que es muy fácil ser visible para una persona como yo porque trabajo para una organización feminista internacional, no para una empresa conservadora que me vaya a despedir por hacer o decir algo. Ese no es un privilegio que tenga todo el mundo, así que no es tan sencillo«. Y sentencia: «La situación para la comunidad LGTBI en Ghana es realmente terrible».

Ilustra este contexto con un ejemplo. «Hace unos días participé en un evento llamado Cintura y poder: Una conversación sobre sexualidades, masculinidades y representaciones en Ghana y había una hombre que recientemente había estado en un autobús público en el que básicamente fue asaltado porque la gente decía que era gay. Esto dice mucho sobre la violencia que hay, especialmente hacia las personas que tienen apariencia de pertenecer a una minoría sexual. Es un problema enorme», lamenta.

Con todo, Sekyiamah sigue luchando. El blog sigue siendo una fuente de conocimiento, debate y diálogo y el proyecto de convertirlo en libro no está olvidado. «Saldrá, queremos hacer una antología», adelanta. «También estamos trabajando actualmente en convertir Adventures… en una serie. Estamos trabajando con un cineasta en Nueva York y estamos en el proceso de presentar la idea a las cadenas de televisión».