Mundo ethos

Naomi Wadler, la niña que ha conmovido al mundo con su discurso sobre las armas

Una pequeña de 11 años de Virginia, Naomi Wadler, protagonizó uno de los momentos más comentados de la marcha contra las armas en Washington, celebrada bajo el lema "Marcha por nuestras vidas". Con un discurso interrumpido constantemente por aplausos, dedicó sus palabras a las mujeres afroamericanas que son víctimas de la violencia de las armas. De hecho, ya en su colegio decidió sumarse a la protesta de 17 minutos en memoria de las 17 víctimas mortales del tiroteo de Parkland. "Hola, me llamo Naomi y tengo 11 años", arrancó. "Mi amiga Carter y yo lideramos una marcha en nuestra escuela elementaria el día 14. Marchamos durante 18 minutos. Añadimos un minuto para honrar a Courtlin Arrington, una chica afroamericana que fue víctima de la violencia de las armas en su escuela de Alabama después del tiroteo de Parkland".

por The Objective

Una pequeña de 11 años de Virginia, Naomi Wadler, protagonizó uno de los momentos más comentados de la marcha contra las armas en Washington, celebrada bajo el lema «Marcha por nuestras vidas». Con un discurso interrumpido constantemente por aplausos, dedicó sus palabras a las mujeres afroamericanas que son víctimas de la violencia de las armas. De hecho, ya en su colegio decidió sumarse a la protesta de 17 minutos en memoria de las 17 víctimas mortales del tiroteo de Parkland. «Hola, me llamo Naomi y tengo 11 años», arrancó. «Mi amiga Carter y yo lideramos una marcha en nuestra escuela primaria el día 14. Marchamos durante 18 minutos. Añadimos un minuto para honrar a Courtlin Arrington, una chica afroamericana que fue víctima de la violencia de las armas en su escuela de Alabama después del tiroteo de Parkland«.

Son mujeres como ella a quienes dedicó su discurso. «Hoy estoy aquí para representar a Courylin Arrington. Hoy estoy aquí para representar a Hadiya Pendleton. Hoy estoy aquí para representar a Taiyania Thompson, que, con solo 16 años, fue asesinada a tiros en su casa, aquí en Washington, DC. Hoy estoy aquí para reconocer y representar a las chicas afroamericanas cuyas historias no llegan a las páginas de cada periódico nacional, cuyas historias no abren las noticias de la noche. Represento a las mujeres afroamericanas que son víctimas de la violencia de las armas, que simplemente son estadísticas en vez de chicas bellas y vibrantes llenas de potencial».

Las mujeres afroamericanas tienen, en Estados Unidos, cerca del doble de probabilidades que las blancas de morir asesinadas por un hombre, según un estudio del centro de investigación estadounidense Violence Policy Center. «Es un privilegio para mí estar hoy aquí. De hecho, tengo muchos privilegios: mi voz ha sido escuchada. Estoy aquí para reconocer sus historias, para decir que importan, para decir sus nombres, porque puedo y me han pedido que esté. Durante demasiado tiempo, esos nombres, esas chicas y mujeres negras, han sido solo números. Estoy aquí para decir ‘Never again!‘ (¡Nunca más!, el lema del movimiento contra las armas) también por esas chicas. Estoy aquí para decir que todo el mundo debería valorar también a esas chicas».

El discurso de Naomi Wadler ha sido tuiteado por personalidades como la actriz ganadora del Oscar Lupita Nyong’o, pero su actitud también ha levantado críticas, según dijo ella misma. «La gente ha dicho que soy demasiado joven para tener estos pensamientos por mí misma. La gente ha dicho que soy una herramienta de algún adulto anónimo. No es verdad. Puede que mis amigos y yo tengamos solo 11 años y puede que aún estemos en la escuela primaria, pero sabemos que la vida no es igual para todos y sabemos lo que está bien y lo que está mal. También sabemos que estamos a la sombra del Capitolio y sabemos que faltan siete cortos años para que nosotros también tengamos derecho a votar».

Finalmente, ha citado a la escritora afroamericana ganadora del Nobel Toni Morrison para pedir al público que se uniera a la causa. «Así que hoy estoy aquí para honrar las palabras de Toni Morrison: ‘Si hay un libro que quieres leer, pero aún no está escrito, debes ser tú quien lo escriba’. Urjo a todo el mundo que está aquí y a todo el mundo que oiga mi voz a que se una a mí contando las historias que no se cuentan, a que honre a las chicas y mujeres de color que son asesinadas de forma desproporcionada en este país. Urjo a cada uno de vosotros a que me ayude a escribir la narrativa de este mundo y a entender, para que estas chicas y mujeres nunca sean olvidadas. Gracias».

El discurso de Wadler se suma al de Emma González, una joven activista que también movilizó a las redes sociales al protestar contra las armas.