Montenegro viste de glam la Mercedes-Benz Fashion Week
Foto: | Cortesía del diseñador

Lifestyle

Montenegro viste de glam la Mercedes-Benz Fashion Week

El sevillano Nicolás Montenegro, nacido en Lantejuela, defiende sus orígenes y apuesta por la regeneración del trabajo en pueblos rurales a través de sus diseños

por Marta Alcaide Bouzas

Nicolás Montenegro, nacido en Lantejuela, un pueblo de 3.000 habitantes de la provincia de Sevilla, tras 10 años de experiencia en el sector de la moda y la alta costura, decidió apostar por su carrera en solitario en ese mundo.

Montenegro, con apenas 31 años, se formó en el prestigioso Instituto Marangoni (Milán, Italia) y ha trabajado con marcas como la gran firma italiana Dolce&Gabanna, MaxMara, Yolancris o Francesco Scognamiglio Couture. En Dolce&Gabanna ha firmado vestidos bajo el nombre de la marca para personalidades como Beyoncé, Kylie Minogue, Melania Trump o Mónica Belluci.

Uno de los mejores consejos que le han regalado fue de la mano de David Delfín, en un evento en Sevilla, quien le dijo que se fuese a estudiar fuera y a formarse fuera de España. «Cuando estés formado y tengas la experiencia, vuélvete», le dijo. «Ha sido uno de los consejos que más me marco y le hice caso», recordaba el diseñador.

Después de trabajar con grandes marcas, tomó la decisión de tirarse a la piscina en solitario y le salió bien. «Es el sueño de todo diseñador. Me llegó la oportunidad y la aproveché. Al fin y al cabo, quién no arriesga, no gana. Yo dije que me iba a tirar a la piscina, a ver si ganaba», ha afirmado Montenegro a The Objective.

Y parece que ganar ha ganado. Ahora, Montenegro repite en la segunda edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid de este año y opta a dos premios: Mercedes-Benz Fashion Talent y por otro lado el premio de Allianz EGO Confidence in Fashion.

Desfilará en la pasarela de Allianz EGO para jóvenes diseñadores el domingo 19 de septiembre y opta a ganar el premio Mercedes-Benz Fashion Talent a la mejor colección. Para elegir la colección ganadora de esta 18ª edición, el jurado de Mercedes-Benz Fashion Talent hará especial énfasis en la sostenibilidad de sus creaciones.

De esta manera, el certamen continúa defendiendo la producción local y la reutilización de tejidos y prendas, entre otras iniciativas. A la firma ganadora se le entregará una dotación económica para que continúe desarrollando su proyecto y sus creaciones.

«Mi colección es lo más sostenible posible, porque parte del punto cero, de mi pueblo, un pueblo de 3.000 habitantes. Apuesto por la regeneración del trabajo en pueblos rurales, la España vacía. Para mí es una cadena. Si hay trabajo en el pueblo, el agricultor es más probable que venda sus productos. Es la pescadilla que se muerde la cola», ha afirmado Montenegro.

En cuanto a la colección que el diseñador sevillano va a presentar en en esta edición de la pasarela de referenica española, «va totalmente dedicada a la mujer dosmilera, discotequera, una mujer bastante atrevida, que hace y deshace a su antojo. Vamos a ver mucho glam. La palabra que me define es el glam. Me encantan los Swarovski, las plumas, los escotes, las minifaldas… Es una colección que, nada más verla, vas a querer salir de fiesta», ha explicado Montenegro.

El pasado mes de abril se estrenó en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con su colección L’Aaiún. Una colección evening que está inspirada en su padre, quien falleció por coronavirus, y las historias que le contaba sobre sus viajes a Marruecos y los objetos que traía de allí, como tapices.

Mucho glam y una mujer que hace y deshace a su antojo: así es la moda de Nicolás Montenegro

Minerva Portillo con un vestido de la colección L’Aaiún de Nicolás Montenegro. | Foto: Cortesía del diseñador

«La antigua colección se la dediqué a mi padre, que murió por coronavirus. Cuando estaba en la uci, me llamó. Sabía que mi sueño era crear una colección de prêt-à-porter y me dijo, que, si no lo hacía por él, que lo hiciese por mí. Así que se la dediqué a él. Me inspiré en todo lo que me contó de cuando vivió en L’Aaiún, en el Sáhara, que vivió casi dos años allí, y todo lo que me fue contando, yo lo fui reversionando en la ropa», contaba.

Las modelos que visten su colección evening L’Aaiún son tres: Rossy de Palma, Minerva Portillo y Cuento Rosales. «Las elegí por dos motivos. El primero es que quiero dar el mensaje de que mi colección va dedicada a todas las mujeres. Cuento Rosales, con 20 años, Minerva con 40 y Rossy con 60. Quería hacer un flashback a la moda de antes y tener un icono de los 80, uno de los 2000 y otro del 2020», ha explicado el diseñador.

Mucho glam y una mujer que hace y deshace a su antojo: así es la moda de Nicolás Montenegro 2

Rossy de Palma y Cuentos Rosales. | Foto: Cortesía del diseñador

El diseñador también ha lanzado una colección nupcial, y decidió presentarla en su pueblo. «Llevo viviendo fuera desde los 16 años, estudiando fuera, en el extranjero. Mi padre llevaba nueve años enfermo. Vino el confinamiento y dije, ‘me voy a mi pueblo’. Después de tantos años estando fuera, volví a mi raíz, con mis hermanos, mis sobrinos, mis familiares. Para mí el confinamiento fue tan bonito porque estuve con todos mis seres queridos. Así que decidí arrancar en pleno confinamiento, mantener la mente ocupada creando y haciendo lo que más me gustaba», ha contado a The Objective.

Montenegro habla de sus orígenes y de su familia con mucho más que orgullo y ambos pilares han estado siempre presentes de una forma u otra en sus diseños y en la moda. Recuerda que desde bien «chico» sabía que se quería dedicar a esto. «La culpa la tienen mis dos hermanas y mi madre, que son muy presumidas. Veía cómo se compraban ropa, se la probaban, etc. Y yo les decía qué me gustaba y qué no, opinaba. Ellas me introdujeron en todo esto. Un recuerdo que tengo es de mi hermana mayor, Isabel, en sus fiestas de fin de año, que siempre íbamos a comprar el típico vestido largo, y ahí es cuando me enamoré de la moda», ha recordado el diseñador.

Siempre ha trabajado en la moda femenina, pero hay amigos y clientes que le empiezan a «tirarle de la oreja» para que haga una futura colección masculina, aunque de momento no lo tiene pensado. Tiene su taller en Lantejuela y lo ha ampliado a pueblos cercanos a este. «Siempre he apostado por mis orígenes. Hoy en día no es un problema el tema vestido-taller. En Madrid tengo un punto de venta y una boutique con corner, pero de momento talleres no», ha defendido Montenegro.

Solo el tiempo dirá si finalmente habrá colección masculina o no. De momento, quien quiera disfrutar de la colección del diseñador sevillano, podrá hacerlo en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en el IFEMA.