Política y conflictos

Nicolás Redondo Terreros: «Con un Gobierno socialdemócrata comunista pierde la socialdemocracia y pierde el país»

El político acude a 'Café vienés', la serie de The Objective LIVE Podcast presentada por el filósofo Miguel Ángel Quintana Paz

por Lidia Ramírez

Para hablar de Nicolás Redondo hay que hacer hincapié en su segundo apellido: Terreros, ya que cuando hablamos de Nicolás Redondo –a secas– tendemos a pensar en el histórico sindicalista de UGT y figura clave en la historia de España del siglo XX, y que también es su padre. Aclarado este primer asunto, entramos en terreno.

La Ejecutiva federal del PSOE abrió un expediente de expulsión del partido a Nicolás Redondo Terreros, exsecretario general de los socialistas vascos, el pasado mes de mayo por tres motivos. Dos de ellos, según nos cuenta el propio político, por cuestiones de las que sí es «responsable» y que explicará a continuación; el otro, –razón principal por la que se le abrió expediente junto a Joaquín Leguina– por su supuesto apoyo a Isabel Díaz Ayuso durante la campaña electoral para los pasados comicios del 4 de mayo: «Motivo que he podido demostrar que no era cierto».

[Puedes ver la charla completa en alta definición haciendo clic en la foto de portada o escuchar el podcast entero en IvooxSpotify o Apple Podcast].

Nicolás Redondo Terreros: «Ningún Gobierno de España puede depender para aprobar unos presupuestos de Bildu, lo dije, lo digo y lo diré siempre» 2

Imagen: Ricardo Chigne | The Objective

Nicolás Redondo Terreros es el nuevo invitado de Café vienes, la serie de The Objective LIVE Podcast presentada por el filósofo Miguel Ángel Quintana Paz. Naturalmente, ETA, Bildu y los nacionalismos son los temas que prácticamente planean constantemente sobre la media hora de conversación entre Redondo Terreros y Quintana Paz, pero el polémico expediente de expulsión es pregunta obligada y necesaria para entender todo el revuelo que ha tenido lugar en el último mes. Por lo que empecemos por el final, que es el presente.

¿Qué ha pasado para llegar a esta situación en la que Nicolás Redondo está amenazado de expulsión del PSOE? –le pregunta el filósofo. «Estamos viviendo un proceso en el que los partidos dependen más de las personas que nunca», comienza explicando el expolítico. «En mi caso, dijeron que yo había pedido el voto para la señora Ayuso y he demostrado que no era cierto, aunque luego me han introducido en el expediente dos cuestiones de las que sí soy responsable». Se refiere al polémico comunicado en el que reclama a los socialistas que «salven su dignidad» tras el pacto con Bildu. Y en este sentido, vuelve a insistir: «Ningún Gobierno de España puede depender para aprobar unos presupuestos o para mantener su actividad de un partido como Bildu, lo dije, lo digo y lo diré. Mientras Bildu no recorra el camino que tiene que recorrer, que es el de pedir perdón, de reconocer el daño, mi Gobierno no puede depender de él, tampoco de ERC, pero desde luego, de Bildu no, hay una intención moral para no depender de esta formación». 

La otra cuestión fueron las palabras del también presidente de la asociación ‘La España que Reúne’ sobre el Gobierno socialcomunista. «Dije y sigo diciendo que a mí no me gusta el Gobierno PSOE-Podemos», explica y agrega: «Con un Gobierno socialdemócrata comunista pierde la socialdemocracia y pierde el país, y eso incapacita para acuerdos».

Nicolás Redondo Terreros: «Ningún Gobierno de España puede depender para aprobar unos presupuestos de Bildu, lo dije, lo digo y lo diré siempre» 3

Imagen: Ricardo Chigne | The Objective

«España tiene poderosos, pero no tiene élite»

Nicolás Redondo Terreros se define como una persona «muy condicionada» por la política, por la vida en el País Vasco en una época muy complicada y por su familia. De esta última le viene de herencia ese espíritu crítico y poco conformista que ha ido forjando la personalidad del expolítico.

Desterrado en Las Hurdes con solo ocho años en un trayecto que fue conducido por el también histórico líder socialista Enrique Mujica y que duró tres días, no le tiembla la voz al afirmar que a España «le faltan élites» que no solo se comprometan con la política pequeña «sino con el futuro de nuestro país». Y reconoce: «Yo sin ser poderoso quiero estar en ese grupo que influya en el futuro de España. El pasado ha sido lo suficientemente negro como para que apostemos por un futuro mejor para nuestros hijos».

«No hemos conseguido hacer el relato de la victoria de la derrota de ETA»

Nicolás Redondo Terreros fue uno de los primeros concejales del Partido Socialista Obrero Español en Vizcaya durante los años duros de ETA. Una época, recuerda el exdirigente socialista, en la que se pudo ver «lo peor» y «lo mejor» del ser humano que demostró «valentía,  compromiso y solidaridad con aquellos primeros actos del ‘Basta ya’», pero también, explica, «su parte más miserable y cobarde».  Y es aquí donde hace mención y rememora cómo los concejales, sobre todo, del Partido Popular, tenían que ir escoltados a trabajar y eran despreciados por la sociedad por «miedo, precaución o cobardía». Él mismo recuerda cómo la gente no se atrevía a saludarle públicamente y lo hacía, por ende, en los lavabos del bar. «Todos los hemos pasado mal, la Guardia Civil y Policía Nacional que no tenían los medios que tenía la policía autonómica, y los concejales del PSOE y el PP. Son los héroes anónimos a los que algún día tendríamos que hacer  un gran reconocimiento», admite el exsecretario general.

Nicolás Redondo Terreros: «Ningún Gobierno de España puede depender para aprobar unos presupuestos de Bildu, lo dije, lo digo y lo diré siempre»

Imagen: Ricardo Chigne | The Objective

Sin duda, hemos sido herederos sin testamento de una época extraordinaria en la que la Policía, el Estado y la sociedad derrotó a ETA. Sin embargo, entra en materia Redondo Terreros, «no hemos conseguido hacer el relato de la victoria de la derrota de ETA». Para el socialista, «el complejo de inferioridad respecto a los nacionalistas nos impidió, a la derecha y a la izquierda, sentirnos orgullosos por la victoria de ETA», y matiza: «Además, nosotros hemos conseguido esa victoria sin cambiar nada. Es decir, no hemos cambiado un reglamento, no hemos cambiado una ley, no hemos cambiado un estatuto, no hemos concedido la amnistía, no hemos cambiado la Constitución… Sin cambiar nada de lo que ellos pedían los hemos derrotado, y es impúdico y moral que durante mucho tiempo se hayan negado a decir que los hemos derrotado».
En este punto, el también presidente del Club Siglo XXI vuelve a hacer hincapié en el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado, algo que, asegura, «les legitima». «El apoyo de Bildu a los PGE fortalece su relato, les da decencia política, una decencia que no tienen que tener porque no han hecho el recorrido que tenían que haber hecho después de la derrota de la banda terrorista». Y es aquí donde la paradoja cobra forma, cuando el perdedor gana, es decir: «Cuando el que fue derrotado termina imponiendo su relato», concluye el exsecretario general, que aboga y defiende un gran pacto de estado entre PSOE y PP y una política «que haga imposible que los independentistas jueguen y acumulen fuerzas mientras domina el PP y saquen rédito a la acumulación de esa fuerza cuando gobierna el PSOE».
Lidia Ramírez

De la tierra de los cinco Califas. Tras años viviendo en directo en la pequeña pantalla, ahora escribo sobre derechos humanos y progreso en The Objective. Siempre a compás.