Nueva reforma educativa del PSOE: ¿Se avecina el peor fracaso escolar en años?
Foto: Raul Caro| EFE

Sociedad

Nueva reforma educativa del PSOE: ¿Se avecina el peor fracaso escolar en años?

El Gobierno acaba de poner en marcha una reforma educativa donde se insta a reducir la repetición y convertirla en algo excepcional

por Inés Bertrán

España es el país de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) con mayor proporción de alumnos repetidores en la ESO. El 8,7% de los alumnos matriculados ha repetido curso, frente al 1,9% de la media de la treintena de países y territorios que integran este organismo internacional. En Bachillerato la tasa es también muy elevada (un 7,9% frente al 2,9%) y solo superada por la República Checa.

Los datos proceden del informe anual sobre educación que la OCDE publicó el pasado jueves. Este informe advierte también de uno de los datos más preocupantes, en España hay un 22% de jóvenes entre 18 y 24 años que ni estudian ni trabajan, los llamados ninis. Sólo Italia nos supera como país europeo y estamos al mismo nivel que México, Costa Rica, Colombia o Sudáfrica.

Para intentar frenar esto, el Gobierno acaba de poner en marcha una reforma educativa donde se insta a reducir la repetición y convertirla en algo excepcional, que solo puede hacerse si se deciden entre todos los profesores de un alumno. «Las decisiones sobre promoción y titulación serán adoptadas colegiadamente por el equipo docente tras una convocatoria de evaluación que tendrá lugar al finalizar el curso escolar. Obtendrán el título de ESO los alumnos que hayan adquirido, a juicio de los docentes, las competencias establecidas, más allá de suspensos o recuperaciones», indica el texto.

«Pero el problema es que este planteamiento ve la repetición como un problema y no como un síntoma de que algo previo no está yendo bien. Y eso es lo que me preocupa. Puede provocar el inicio del gran fracaso escolar», dice Alfonso Gómez, profesor de la Universidad de Málaga.

¿Se avecina el peor fracaso escolar en años? 1

Foto: Ángeles Visdómine | EFE

Una de las medidas para evitar que suceda esa repetición establecida por el Gobierno es eliminar los exámenes de recuperación para la ESO (de 12 a 16 años) que las comunidades autónomas antes hacían en septiembre y ahora realizan mayoritariamente a finales de junio.

«Estas pruebas le daban al alumno una segunda oportunidad si había suspendido una asignatura y eran un clásico de los veranos de la generación EGB, de la LOE y de la Lomce. Ahora se podrá pasar de curso directamente, sin tener que aprobar la convocatoria extraordinaria, si así lo consideran los profesores. En Bachillerato, por el contrario, seguirá esta prueba de recuperación», cuenta Alfonso.

Las autonomías se oponen

Pero no todos las autonomías ni gobiernos están de acuerdo con esta decisión. Galicia, Castilla y León, Madrid, Murcia y Andalucía se oponen frontalmente a una medida que, denuncian, baja el nivel y desincentiva el esfuerzo.

El consejero madrileño de Educación y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, ha rechazado de forma rotunda la propuesta del Ministerio de Educación de suprimir la obligatoriedad de los exámenes extraordinarios en la ESO, y ha señalado que Madrid «hará todo lo posible» desde sus competencias para que no desaparezcan.

«Estamos totalmente en contra de eliminar exámenes. Es una propuesta que entra dentro de la dinámica del Ministerio de Educación y el de Universidades, de ir contra la escalera social que es la educación, contra el mérito y el esfuerzo», ha dicho Ossorio.

El consejero ha criticado que desde la izquierda se diga que «los exámenes son elitistas» y que estas recuperaciones «perjudican a los más vulnerables, ya que es todo lo contrario», según Ossorio para quien «el Gobierno de España quiere una sociedad sin criterio y sin formación y por eso quieren eliminar los exámenes».

¿Se avecina el peor fracaso escolar en años? 2

Foto: Ángeles Visdómine | EFE

María Sicomoro docente en Soria reconoce que «estos exámenes de recuperación se habían devaluado y se habían sustituido por trabajos». En su opinión, lo más razonable hubiese sido seguir con exámenes en septiembre, pero las comunidades autónomas lo rechazaron porque retrasaba el inicio de curso, las reuniones de evaluación y la creación de los grupos. Aunque también reconoce que «hay que poner el énfasis en el proceso de evaluación de todo el año, no en una prueba puntual».

El pasar de curso sin repetir, ¿arregla el problema o es retrasarlo? En mi opinión, dice Patricia, docente en Madrid, «como no se arreglan las tasas de repetición es propiciando que todo el alumnado pase de curso sin superar las pruebas independientemente de cual sea su nivel académico».

Y este no es solo un problema del presente, se puede convertir en uno a futuro. Un informe del Banco de España afirma que la probabilidad de seguir viviendo con tus padres si tienes 32 años es del 50%, así, con este panorama, el futuro parece precario, e independizarse será algo más que un reto, y es solo uno de cada seis menores de 30 años lo consigue. José María por ejemplo lo ha conseguido. Con 30 años y dos carreras, ha conseguido salir de casa de sus padres empalmando contratos temporales: «Yo he tenido suerte de haberme podido independizar y evolucionar. Pero la mayoría de mis amigos no han tenido la misma oportunidad y la verdad es que es bastante frustrante», afirma.