Operación Gedeón, la trama del intento por sacar a Maduro del poder continúa

Política y conflictos

Operación Gedeón, la trama del intento por sacar a Maduro del poder continúa

La trama para descubrir lo que realmente sucedió, o está sucediendo, con la denominada Operación Gedeón para derrocar a Maduro, cada vez se torna más compleja

por Ariana Briceño Rojas

Digno de una película de Hollywood, los sucesos que se han desarrollado en los últimos días en Venezuela han generado escepticismo y confusión. La Operación Gedeón que buscaba sacar del poder a Nicolás Maduro y que fue, aparentemente, frustrada por los cuerpos de seguridad venezolanos despierta incógnitas entre una población que vive en cuarentena por la COVID-19 y por la falta de gasolina en el país.

Lo que inició con la captura, el domingo 3 de mayo, de una embarcación que intentaba entrar por las costas venezolanas, se ha convertido en un entramado de denuncias que han vinculado directamente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, en lo que se convirtió en una operación frustrada para sacar del poder a Nicolás Maduro y llevarlo a Estados Unidos, donde sería detenido por las autoridades por cargos de narcotráfico.

En total, se denunciaron dos incursiones marítimas a Venezuela. La primera fue en las costas de Macuto, del estado La Guaira, a una hora de distancia de la capital venezolana (3 de mayo). La segunda incursión (4 de mayo) se frustró en las playas de Chuao, en el estado Aragua, ubicado en el centro del país. Posteriormente, el Gobierno de Maduro anunció la detención en Puerto Maya de otras dos personas vinculadas con la Operación Gedeón.

Nombres que sobresalen

Los nombres que resaltan en esta operación militar, que supuestamente se vendría gestando desde hace un año en suelo colombiano, son los del capitán retirado de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela, Javier Nieto Quintero; el del exmilitar estadounidense, el boina verde Jordan Goudreau y el del asesor político venezolano JJ Rendón.

Todos ellos declararon conocer (en el caso de Rendón) y llevar a cabo la Operación Gedeón. Por su parte, la oposición venezolana inicialmente señaló que la operación era «un pote de humo» del Gobierno para ocultar los problemas de delincuencia, asesinatos y conflicto entre bandas criminales del país. Sin embargo, luego se le dio legitimidad, cuando Guaidó pidió respeto de los Derechos Humanos para los hombres capturados.

Capturados hombres claves

Además de los nombres de quienes serían las cabezas intelectuales del plan, también en esta Operación Gedeón han salido a la luz los nombres de personas conocidas en el ámbito militar y político venezolano.

El lunes 4 de mayo, en un segundo intento de incursión marítima, esta vez por las costas del estado Aragua, fue capturado Antonio Sequea, un excapitán del Ejército venezolano que participó el 30 de abril de 2019 en el levantamiento cívico-militar que liberó al líder opositor Leopoldo López. También fue capturado Adolfo Baduel, hijo del general detenido Raúl Baduel, quien fue ministro de defensa del fallecido Hugo Chávez.

Entre los capturados también destacan dos estadounidenses, Luke Denman y Aaron Barry. Ambos trabajaban, según la versión de Maduro, para la empresa estadounidense SilverCorp, dirigida por Jordan Goudreau.

Goudreau señaló, en entrevistas a distintos medios internacionales, que habría firmado un contrato con el jefe del parlamento venezolano para llevar a cabo la operación que sacaría del poder a Nicolás Maduro.

En total, 20 personas han sido detenidas y nueve asesinadas en medio de los intentos de la Operación Gedeón, por sacar del poder venezolano al Gobierno de Nicolás Maduro, cuya legitimidad se debate en el mundo, tras las elecciones presidenciales de 2018, las cuales fueron catalogadas de fraudulentas en el ámbito internacional.

El estadounidense Jordan Goudreau, junto al excapitán venezolano Javier Nieto Quintero.

El polémico contrato

Entre los hombres ejecutores de la Operación Gedeón, las figuras del Capitán Antonio Sequea y Adolfo Baduel resaltan por su innegable afinación política con la oposición venezolana.

También resalta la participación de los dos estadounidenses capturados (Luke Denman y Aaron Barry), quienes señalaron estar vinculados con la empresa estadounidense SilverCorp.

Precisamente, el director de SilverCorp y exboina verde, Jordan Goudreau, sería quien desataría la polémica sobre la responsabilidad intelectual de la Operación Gedeón.

En una entrevista con la periodista venezolana Patricia Poleo, Goudreau señaló que el presidente del parlamento, Juan Guaidó, había firmado un contrato con su compañía para sacar a Maduro del poder.

Según Goudreau, la idea principal era entrenar a 60 hombres, en su mayoría militares venezolanos que desertaron para seguir el llamado de Guaidó. El entrenamiento, se desarrollaría en la frontera entre Colombia y Venezuela durante el último año. Sin embargo, el exboina verde aseguró que Guaidó nunca cumplió con el pago, y que a pesar de eso, continuó con el trabajo.

Operación Gedeón

Supuesto contrato firmado para llevar a cabo la Operación Gedeón.

JJ Rendón confirma la existencia de un contrato

Desde un inicio, Guaidó negó su participación en este plan, así como la firma de un contrato. Sin embargo, el asesor político de la oposición JJ Rendón, señaló el miércoles 6 de mayo,  en una entrevista a CNN que él sí firmó un contrato con la empresa SilverCorp. Sin embargo, aseguró que nunca llegó a hacerse efectivo.

«Fue parte de un acuerdo preliminar que no llegó a hacerse efectivo pero sí es mi firma… ¿En qué consistía? Era una exploración para ver la posibilidad de captura y entrega de la Justicia de miembros del régimen que tienen orden de captura», aseguró Rendón durante la entrevista.

Sin embargo, JJ Rendón negó que Guaidó firmara el contrato, y señaló que tenía una copia del contrato sin la firma del jefe del parlamento venezolano.

Guaidó «estaba diciendo que todas las opciones estaban sobre la mesa y debajo de la mesa», dijo Rendón en una entrevista a The Washington Post. «Estábamos cumpliendo ese propósito».

Para octubre de 2019, el plan de la Operación Gedeón había avanzado con un acuerdo firmado. Rendón llamó a la operación un globo de prueba, para ver que haría Goudreau, pero señaló que nunca la aprobaron de manera oficial.

Luke Denman y Aaron Barry, los dos estadounidenses capturados por el gobierno de Maduro

¿Qué intereses tenía Goudreau en Venezuela?

El estadounidense Jordan Goudreau, de 43 años, recibió tres veces la Estrella de Bronce por su valentía en Irak y Afganistán.

Según un reportaje de la agencia AP, quienes conocían a Goudreau lo describieron como «un patriota amante de la libertad, un mercenario, un guerrero talentoso». Tras retirarse de la fuerzas armadas estadounidenses, fundó una compañía de seguridad (SilverCorp), por medio de la cual se acercó al tema venezolano.

En febrero de 2019, la empresa de Goudreau trabajó en la seguridad de un concierto en la ciudad colombiana de Cúcuta, una de las principales fronteras entre Colombia y Venezuela. El concierto, en apoyo a Guaidó, fue organizado por el multimillonario británico Richard Branson, y despertaría el interés del exboina verde por el caso venezolano.

Según la agencia de AP, a raíz de allí conoció a personas vinculadas con la política venezolana y concertó reuniones para desarrollar un plan que desencadenara en la salida de Nicolás Maduro del poder.

Yo no fui, dicen Guaidó, Trump y Duque

Ante las denuncias del Gobierno de Maduro de un complot entre Juan Guaidó, el Gobierno de Estados Unidos y el Gobierno colombiano para sacarlo del poder, la respuesta de los gobiernos acusados y del jefe del parlamento venezolano fue unánime: No sabemos nada de esto.

De hecho, el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ironizó ante la pregunta en rueda de prensa sobre la posible vinculación de Estados Unidos en la Operación Gedeón: «Si hubiéramos estado involucrados les aseguro que el resultado sería distinto».

Sin embargo, Nicolás Maduro sigue apuntando el dedo hacia el norte, al vincular ahora a la DEA en este entramado de conspiración en su contra.

Con las nuevas declaraciones de Maduro, el gobierno intenta relacionar la violencia que se ha vivido en la última semana en Petare, la mayor fávela de Venezuela y una de las más grandes de América Latina, con el plan para sacarlo del poder.

Mike Pompeo. AFP

Mike Pompeo negó que el gobierno de EEUU tuviera relación con la Operación Gedeón. AFP

¿Qué tiene que ver Petare en la Operación Gedeón?

Desde hace una semana, una guerra por el control de la zona de Petare, se está librando en el barrio José Félix Ribas. Con armas de alto calibre, las noches en el barrio se han convertido en un escenario bélico. Esto lleva a los habitantes de la comunidad a esconderse en sus casas.

Por más de seis días el Gobierno no había dado ninguna declaración sobre lo que ocurría en Petare. Sin embargo, el miércoles 6 de mayo Maduro presentó un vídeo asociando a Wilexis, uno de los líderes de la llamada «guerra de Petare», con el organismo antidrogas de Estados Unidos, DEA.

En el vídeo se ve a José Alberto Socorro Hernández, supuesto agente de la DEA, señalando que se contactó con un amigo de Wilexis (Richard Camarano), para desatar una guerra «sin bajas» y captar la atención de «todos los cuerpos policiales del Estado», para ellos poder llegar y cumplir con «todos los objetivos planteados con grupos paramilitares».

Ante esta declaración de Maduro, Wilexis señaló, mediante una nota de audio que «nadie tiene contacto con la DEA» ni están a favor de Guaidó.

Maduro denunció que la violencia de Petare formaba parte del plan para derrocarlo. Foto: Daniel Hernández

Una Operación en proceso

Además de Goudreau, el capitán retirado de Venezuela, Javier Nieto Quintero, también afirmó ser parte de la Operación Gedeón.

Javier Nieto Quintero egresó con honores de la Escuela de Formación de Oficiales de la Guardia Nacional (GN) de Venezuela. En 2004, lo acusaron de participar de un supuesto complot para asesinar a Hugo Chávez, en ese momento presidente del país. Sin embargo, Nieto salió de prisión 2 años después al no encontrarse pruebas que lo vincularan con la supuesta operación.

En la noche del lunes 4 de mayo, Nieto Quintero declaró en una entrevista en Miami, que trabajaba junto a Goudreau. Además aseguró que la operación aún continuaba.

“El enemigo (Gobierno de Maduro) ni se imagina quién es parte de la operación Gedeón”, señalaba Quintero.

Mientras tanto, en Venezuela la población continúa tratando de sobrellevar su día a día. La frustrada Operación Gedeón no ha cambiado la realidad que vive el país. La mayoría de los venezolanos transitan la cuarentena sin agua, sin electricidad, sin gasolina y sin comida en la nevera.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo, corresponsalía de The Objective en Venezuela.