'Orgullosa de mí', literatura juvenil para luchar contra el machismo
Foto: Ana Santos| Editorial SM

Cultura

'Orgullosa de mí', literatura juvenil para luchar contra el machismo

SM recoge una selección de libros de literatura infantil y juvenil «protagonizados por mujeres fuertes e independientes que rompen con los estereotipos»

por María Hernández Solana

Afortunadamente, las niñas y adolescentes de hoy en día viven en una sociedad mucho más igualitaria que aquella en la que nacieron sus madres o abuelas. En las últimas décadas, los avances han sido enormes, pero todavía queda camino por recorrer y ser niña implica a menudo enfrentarse con estereotipos y roles de género establecidos con los que aún no hemos conseguido acabar.

Para eso, es muy necesario el papel de la educación, que desde pequeños aprendamos que no hay cosas de niños o de niñas. Es ahí donde quiere contribuir la editorial SM con la campaña Orgullosa de mí’, una iniciativa para visibilizar a las mujeres y las niñas en la literatura.

Para ello, recogen una selección de libros de literatura infantil y juvenil «protagonizados por mujeres fuertes e independientes que rompen con los estereotipos».

«Es una campaña que yo llamo campaña paraguas porque realmente en la línea editorial de SM siempre hemos trabajado la igualdad de género dentro de la literatura», explica a The Objective María Sánchez, portavoz de la campaña. «Pero es verdad que antiguamente no tenía tanta cabida, los medios no se hacían tanto eco de esta parte y ahora que sí que hay voz es cuando decidimos que ya que teníamos ubicado dentro de la línea editorial de SM toda la parte de igualdad de género, por qué no la hacíamos más visible con una campaña que recogiese, como es el caso, libros muy diferentes pero todos ellos trabajando especialmente la igualdad», añade.

'Orgullosa de mí', literatura juvenil para luchar contra el machismo 1

Foto: cedida por SM

Aunque considera que la igualdad se va logrando poco a poco, Sánchez reconoce que hay «estereotipos que quedan marcados, cosas que aunque no sean de chicos o de chicas, se siguen estereotipando».

«En la literatura en concreto ya hace tiempo que hemos pasado esa barrera, pero que sí que es cierto que estos libros que se dedican más a la igualdad ahora tienen una voz que antes no tenían y yo creo que hay que aprovecharlo», continúa en referencia al motivo de la campaña.

A pesar de que cree que la literatura ha avanzado mucho en cuestión de igualdad de género, María Sánchez ve necesario «reforzar» este tema «siempre y en todos los ámbitos». «Cuando a nosotros nos preguntan ‘¿por qué sacáis libros concretos destinados a la igualdad?’ Igual que sacamos libros más concretos tenemos otros que no, pero ¿por qué no lo vamos a sacar? Al final, es parte de la literatura», argumenta. «Lo anormal sigue siendo un poco que hagamos cosas excepcionales para que todas las voces sean iguales», lamenta, «pero bueno, hay que hacerlo todavía para que algún día no haga falta».

La portavoz de esta campaña defiende que debe haber variedad de temáticas y protagonistas en los libros juveniles. «Nosotros hablamos de que tiene que haber un espíritu crítico. El niño tiene que leer muchas cosas, en algunas habrá protagonistas masculinos, otros femeninos, pasarán distintas situaciones más agradables, menos agradables, pero el niño tiene que tener el espíritu crítico de entenderlas y desarrollarlas», opina Sánchez. «No le vas a dar todo ni muy bonito ni muy feo, sino que al final tiene que entender y tiene que ver el mundo que le rodea a través un poco de la literatura».

Cartas de las heroínas

El último libro que se ha sumado a esta lista de literatura inspirada en la igualdad es una adaptación de un texto de hace más de 2.000 años, Cartas de las heroínas, de Ovidio.

En contra de la tradición literaria del momento, Ovidio decidió darle la vuelta a los mitos griegos y hablarnos desde el punto de vista de ellas, las que fueron abandonadas, llevaron solas hogares y familias, aguantaron infidelidades y todo tipo de tratos degradantes y, en muchas ocasiones, ayudaron a los que fueron considerados héroes a lograr las hazañas por las que se les conoce.

Fernando Plans adapta esta obra clásica a un lenguaje actual para acercarla a los jóvenes y transmitir así la historia de estas mujeres, la mayoría personajes mitológicos, alguno histórico, de una forma en la que no estamos acostumbrados a escucharla.

'Orgullosa de mí', literatura juvenil para luchar contra el machismo

Foto: cedida por SM

«Es un libro que es verdad que ha tenido diferentes formatos, lo han trabajado varias editoriales, pero nosotros le hemos dado una vuelta para hacerlo muy actual», explica María Sánchez. «Si ya hace 2.000 años había voz, es increíble traer esa voz a la actualidad y que siga funcionando».

El libro incluye antes de cada carta una introducción en la que se resume el mito en el que aparece la mujer que escribe, a quién manda esa carta y por qué. De esta manera, el lector se puede poner en la piel de la autora de la carta antes de empezar a leerla.

Esta recopilación de misivas muestra una sociedad muy lejana a la de ahora en términos de igualdad, en la que las mujeres dependían totalmente de los hombres y cuyas hazañas quedaban a menudo ocultas o asociadas a sus maridos. Sin embargo, Sánchez destaca que lo importante de este libro es que «trabaja muchos roles con la mujer, es decir, no solamente está la pareja, marido, que la abandona o que se casa de nuevas, sino que por ejemplo está también el padre que somete a la mujer».

En cuanto al riesgo de presentar a las adolescentes un mundo en el que las mujeres no tenían voz y en el que muchas cometen locuras e incluso mueren desesperadas por amor, Sánchez considera que no es negativo que conozcan esto, sino que es «todo lo contrario, muestra la locura de tener tanta conexión con una persona como para no tener tu propia identidad». Por eso, insiste en la necesidad de que los jóvenes tengan «espíritu crítico» a la hora de leer y sepan sacar sus propias conclusiones de los textos.

«Es muy importante también que acompañemos los adultos a los niños y adolescentes en la lectura y que se hable de ella», concluye.

María Hernández Solana

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.