The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El Óscar entra en razón y se arrepiente de la categoría de Mejor Película Popular

Foto: Justin Aikin | Unsplash

Sin parámetros, anunciada sin explicación y criticada masivamente… la categoría de Mejor Película Popular se queda en stand by

 

Pasó lo esperable. La mala borrachera y posterior resaca de una Academia en crisis de mediana/tercera edad, que les llevó a inventarse la categoría de Mejor Película Popular sin siquiera decir en qué consistía, ha llegado a su final… por lo menos por ahora. Esta semana la junta de Gobierno de la institución anunció que la categoría entra de momento en stand by y que se discutirá más ampliamente qué significa.

¿Por qué tuvo la Academia que echarse para atrás de manera tan vergonzosa? En cuanto se anunció la creación de la categoría, como si fuese una ocurrencia inmediata y sin más, la reacción negativa fue inmediata y general: famosos del mundo del cine, espectadores y periodistas criticaron de inmediato una categoría que parecía medir la calidad no con base en eso mismo, la calidad, sino en ¿números? Ese era otro problema, la categoría nació sin explicación o parámetros claros y los miembros de la junta, que decidieron crearla, optaron por no responder a las solicitudes de más información hasta el anuncio de esta semana… ¿por qué? Así son las borracheras, traicioneras y vergonzosas.

El Oscar entra en razón y se arrepiente de la categoría de Mejor Película Popular 1

Sí, exacto, esa es nuestra cara también. | Imagen de Black Panther vía Marvel.

 

En la junta de 54 miembros había votos a favor y en contra y decenas de opiniones diferentes de cómo definir el premio… y mientras las críticas se acumulaban. ¿Qué significa popular? ¿Por qué separar esas películas? ¿Qué implica esta categoría? Y las respuestas brillaban por su ausencia (porque básicamente no existían).

Las excusas de los gobernadores son variadas, y parecen, de nuevo, más producto de una decisión tomada en un bar y mojada en varios vinos que de una discusión seria y larga. Por ejemplo, el presidente John Bailey, aún defensor de la categoría, dice lo siguiente en Indiewire:

“Muchos tipos de películas, en los últimos años, han tenido muy poca visibilidad. En consideración para la Academia hay muchos filmes pequeños y maravillosos que son los que las audiencias no van a ver. Ha habido una desconexión que ha evolucionado en la manera en que los estudios deciden si hacer o no películas. Pensar que este nuevo premio se centraría en películas de acción, aunque puedan ser parte de él… también se trata de películas que no han sido reconocidas, que no han sido vistas por el público. Las últimas ganadoras a Mejor Película no tuvieron grandes audiencias, lo que es desafortunado. Deberían haber tenido las mismas audiencias que Star Wars o Pantera Negra”.

 

El Óscar entra en razón y se arrepiente de la categoría de Mejor Película Popular 2

Sorprendente… pero tampoco es para tanto, chicos | Imagen de Star Wars vía Lucasfilm.

 

Cabría comentarle a Bailey que tal vez nadie pensó en esa posibilidad gracias al nombre de la categoría que, como comenta The Verge fue “jocosamente excluido” del comunicado de la Academia que la propone, al incluir el concepto de popular anula, por lógica fundamental, a películas pequeñas y poco vistas. Ningún concepto de popular incluye contenidos insulares, sean de calidad o no.

La Academia no se ha arrepentido, sin embargo, de sus otras decisiones: adelantar la ceremonia al 9 de febrero, reducir su duración a tres horas y otorgar los premios técnicos durante los comerciales… queda ver en qué terminará la categoría de Mejor Película Popular. De momento la borrachera y la resaca ha terminado, alguien le dio a la Academia una aspirina, un plátano y mucha agua y recuperó su relativa coherencia.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.