The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Pediatric Hal, el niño robot que sangra, llora y orina

Este robot tiene un objetivo claro, preparar a los estudiantes de medicina a responder bajo altas dosis de presión

Foto: Gaumard Scientific | Web

No solo parece un niño, sino que se comporta como tal. Pedatric Hal es la última creación de Gaumard Scientific. Un robot que simula un paciente masculino de cinco años y que es capaz de responder preguntas y seguir los dedos con los ojos. No tiene vida, pero puede chillar, llorar, orinar, sangrar y hasta sufrir un paro cardiaco en cualquier momento. Todo, con una sola intención: ayudar a los estudiantes de pediatría y médicos profesionales a realizar con él todo tipo de operaciones y prácticas médicas.

Pediatric HAL es capaz de simular emociones humanas como el asombro, el miedo, la ira, la preocupación, la ansiedad y el dolor –llanto y gritos incluidos–, además de producir movimientos oculares “muy realistas” y sonidos “de alta fidelidad” del corazón, los pulmones o las vías respiratorias. Todas sus expresiones y movimientos han sido creados a través de un software y de “algoritmos avanzados”. El sistema operativo se llama UNI e incluye una base de comportamientos y respuestas ante los distintos escenarios que pueden ocurrir durante una operación o situación de emergencia.

Este robot tiene un objetivo claro, preparar a los estudiantes de medicina a responder bajo altas dosis de presión. No obstante, Gaumard Scientific tuvo que reducir el nivel de realismo de su robot, ya que le preocupaba que pudiera ser demasiado traumático para los estudiantes lidiar con un robot ultra-realista. Por eso sangra si le hacen un análisis, pero no puede morir desangrado, y no tiene complementos como cabello humano.

Pediatric Hal, el niño robot que sangra, llora y orina 2

Los médicos entuban al robot. | Foto: Gaumard Scientific

Los médicos pueden entubar al robot, sacarle sangre, darle puntos de sutura e incluso usar monitores reales para medir sus niveles de glucosa, su ritmo cardíaco o resucitarlo ante un paro cardiaco simulado. El Hospital Infantil Lucile Packard, de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, ya está usando esta tecnología. Es el primer centro medico en el que se prueba este simulador para casos de emergencia.

Gaumard Scientific, con base en Miami, Estados Unidos, que comenzó a usar tecnologías en medicina durante la Segunda Guerra Mundial, asegura que es el “simulador de pacientes pediátricos más avanzado del mundo”.

Otros robots más allá de la pediatría

Aparte de crear robots infantiles para pediatría, Gaumard Scientific también cuenta con otros interesantes androides, como Victoria, una nueva experiencia de simulación de realidad mixta diseñada con forma de mujer embarazada para ayudar a los estudiantes de medicina a aprender más sobre los partos y enfrentarse a situaciones de alto riesgo.

Al sincronizar los hologramas con el mundo físico, este robot permite a los estudiantes acercarse a una simulación casi real de un parto y de las posibles complicaciones postparto. Para llevar a cabo sus actuaciones, cuentan con la ayuda de un asistente virtual.

Victoria tiene un peso superior a los 70 kilos, está hecha de látex y para su funcionamiento se usa aceite mineral y agua.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.