15 experimentos musicales para sobrellevar el mal de amores, por Arnau Griso

Cultura

15 experimentos musicales para sobrellevar el mal de amores, por Arnau Griso

por The Objective

Actualizado:

Ya los conocéis, Arnau Griso (Arnau Blanch y Eric Griso) son frescos, cándidos, divertidos y, como dicen ellos, «no tienen la menor idea de cómo han llegado hasta aquí». Ese ‘aquí’ vendría siendo su éxito en las radios, su nuevo vídeo clip buenrollista y por supuesto su Gira Revolución Bananera, con la que planean visitar las principales ciudades de España y tocar en sitios bastante más grandes que el bar local. ¡Bravo, chicos!

15 experimentos musicales para sobrellevar el mal de amores, por Arnau Griso 2

Ninguna revolución bananera está completa sin piñas. | foto vía Sony Music Spain.

Los 12 himnos buenrollistas que conforman su álbum debut ‘Revolución Bananera’ han conquistado las redes, acumulando ya más de 60 millones de streams en las plataformas digitales.

El primer single del proyecto fue «El Gusto Es Mío» que nos trajo verano en bucle, al que le siguieron «Para Que El Mundo Lo Vea» con un videoclip grabado íntegramente en Instagram Stories y el famoso «Desamortil» donde como científicos, Arnau Griso crean el fármaco definitivo contra el mal de amores.

 

Por su parte, para su gira -de la que ya empiezan a agotarse los tickets- los chicos de Arnau Griso prometen «fiestas bananeras épicas» donde irán mucho más allá del clásico directo, ya que han venido a jugar, porque después de todo «improvisar y romper el status quo es un modo más divertido y constructivo para vivir».

 

15 experimentos musicales para sobrellevar el mal de amores, por Arnau Griso

 

La fiesta comienza en octubre, pero para empezar a calentar motores e ir reparando cualquier efecto secundario no contemplado del verano, los Arnau Griso han compartido con The Objective una selección exclusiva y experimental de 15 temas para patatas que aunque han dejado de latir… están listas para dejar en estado de «puré».

Escúchala en nuestro Spotify y… ¡a disfrutar que la vida son dos días!