Por qué el mundo ha fallado a India y ahora quiere rectificar
Foto: JEWEL SAMAD| AFP

Sociedad

Por qué el mundo ha fallado a India y ahora quiere rectificar

Empujados por el miedo a la entrada de la nueva variante vírica o quizá por solidaridad, la comunidad internacional que puede verse salpicada por este desastre en el país asiático cuando ya vislumbraba el fin de la pandemia, ha acelerado en las últimas horas los envíos de ayuda

por Lidia Ramírez

Las imágenes que llegan desde hace unos días de India son como una hostia a mano abierta de esas que te deja unos minutos en silencio, con el ceño fruncido y una maraña de preguntas en la cabeza, sin respuesta. Hablo de las fotografías de Delhi en las que, ante el colapso de los crematorios, se ven decenas de piras funerarias improvisadas encendidas en parcelas de tierra, unas al lado de otras, sin apenas distancia, y donde los familiares en duelo se ven obligados a esperar hasta 20 horas para quemar a sus seres queridos entre palos y leña.

La gente se está muriendo en la India sin que nadie haga nada. En uno de los países que más vacunas producen –fabrica más del 60% de todas las vacunas vendidas– la gente se muere porque no hay inoculaciones para ellos. En la ‘farmacia del mundo’ –como también se la conoce– el número de contagios por Covid-19 supera los 300.000 diarios. En las últimas 24 horas, se registraron 379.308 nuevos casos, el mayor total de un día en todo el mundo, lo que eleva el total de India a casi 18 millones y medio, situándose como el segundo país con más casos del virus pisándole los talones a EEUU.

Por qué el mundo ha fallado a India y ahora quiere rectificar 2

A man prays next to a burning pyre of a victim who died of the Covid-19 coronavirus at a cremation ground in New Delhi on April 26, 2021. (Photo by Jewel SAMAD / AFP)

De igual forma, el número de muertes también es estrepitosamente preocupante. Hay que sumar otros 3.645 fallecidos del pasado miércoles 28 de abril, la jornada más mortífera hasta ahora, que eleva la cifra de decesos a más de 205.000. Sin embargo, los expertos creen que el recuento oficial subestima enormemente el número real de víctimas en el país de 1.300 millones de habitantes, por lo que estos datos podrían ser escandalosamente peores. Y a medida que aumenta el número de muertos, los cielos nocturnos de algunas ciudades indias brillan por cientos de piras encendidas.

La BBC ha informado de que se estaban talando árboles en los parques para usarlos en piras funerarias, y que incluso familiares se ven obligados a apilar leña para quemar después a sus muertos. La India le está perdiendo el pulso al coronavirus, y si bien supo esquivar la primera ola, eso sí, con uno de los confinamientos más estrictos del mundo que supuso una contracción del 2% del PIB –ninguna de los países del G-20 ha visto una contracción económica así–, ahora el Covid está arrasando el país, abrumando las instalaciones de atención médica y los crematorios y generando una respuesta internacional cada vez más urgente ante una nueva variante a la que el país hace frente prácticamente a ciegas.

Por qué el mundo ha fallado a India y ahora quiere rectificar 3

Imagen: Amit Dave | Reuters

La respuesta de la comunidad internacional

Y, quizá empujados por el miedo a la entrada de la nueva variante vírica –Alemania ya ha detectado varios casos–, o quizá por solidaridad, la comunidad internacional que ya vislumbra la salida de la pandemia y que puede verse salpicada por este desastre en el país asiático, ha acelerado en las últimas horas los envíos de ayuda. El Gobierno de EEUU anunció el miércoles por la noche una partida de emergencia por un valor de 100 millones de dólares; Rusia enviará 22 toneladas de materiales que consistirá en 20 unidades de producción de oxígeno, 75 respiradores artificiales, 150 monitores medicales y 200.000 paquetes de medicamentos; Francia también ha prometido que mandará por mar y aire cargamentos de concentradores de oxígeno, contenedores de oxígeno líquido y respiradores, y así, de todo el globo han prometido una muestra de solidaridad que llegará en los próximos días dede Australia, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos o Arabia Saudí.

Por qué el mundo ha fallado a India y ahora quiere rectificar 1

Foto: Jewel SAMAD | AFP

Llegados a este punto, cabe preguntarse, ¿qué ha pasado para que el mayor productor de vacunas del mundo no tenga vacunas para sus locales? Claramente se ha sobreestimado la capacidad de producción de este país, que muy pronto llegó a acuerdos de exportación con entidades extranjeras que técnicamente no podían romper dejando a su población –perdonen la expresión– con el culo al aire. Y es que a fecha del 20 de abril, el número total de dosis de vacunas COVID-19 administradas en todo el mundo se situó en 928,68 millones, de las cuales India había administrado 127,13 millones, solo por detrás de Estados Unidos y China, con 213,39 millones y 195,02 millones, respectivamente. Sin embargo, solo el 8% de la población india frente al 40% de la población estadounidense, ha recibido al menos una dosis, informa Wire.

Además, a este fracaso del nacionalismo de vacunas, hay que añadir la falsa idea que se expandió por la India amparada por un estudio encargado por el Gobierno que sugería que se habría logrado la inmunidad colectiva. Y así, con esta ilusión cruel, India entró en modo de celebración en toda regla, de jolgorio y casi sin restricciones que se ha convertido en uno de los errores de cálculo más fatales de la pandemia del Covid-19.

Contexto

Lidia Ramírez

De la tierra de los cinco Califas. Tras años viviendo en directo en la pequeña pantalla, ahora escribo sobre derechos humanos y progreso en The Objective. Siempre a compás.