The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Por qué el túnel de Elon Musk no es la solución a los atascos de tráfico?

Foto: ROBYN BECK | AP

El multimillonario Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX, ha presentado en Los Ángeles un prototipo de túnel subterráneo con el que promete “revolucionar” el transporte urbano del siglo XXI y acabar con los atascos. “Por fin, por fin, por fin hay algo que creo que ha solucionado el maldito problema del tráfico”, dijo un pletórico Elon Musk micro en mano a la entrada del túnel iluminado con luces de neón azules en la presentación a la prensa, cargada de futurismo imaginativo y teatralidad propia del mundo del espectáculo. A pesar de que Musk asegura que su túnel es una solución a la congestión circulatoria en las grandes ciudades, científicos, ingenieros y publicaciones especializadas en transporte creen que es un bluff y ya han cargado contra Musk y su nuevo “invento”.

Musk desveló la primera sección del túnel de su proyecto. Se trata de una sección de 1,8 kilómetros de longitud ubicada en Hawthorne, un barrio a 25 kilómetros de Los Ángeles donde también tiene la sede su otra compañía, SpaceX.

El empresario protagonizó el recorrido de prueba en uno de los vehículos eléctricos, el Tesla Model X, que idealmente podrán alcanzar los 240 kilómetros por hora, más rápido que un tren subterráneo, aunque el día de su presentación no superó los 80 kilómetros por hora.

Las cifras oficiales de The Boring Company señalan que el sistema tendrá una capacidad de 4.000 coches por hora, es decir, asumiendo cinco personas por vehículo, el máximo de su capacidad, 20.000 personas a la hora. Unas cifras que no encajan a los expertos. El director del Museo de Transporte de Hungría, Dávid Vitézy, respondió a Musk en Twitter y su mensaje se hizo viral.

“La línea 3 del metro de Budapest tiene un tren cada 150 segundos en hora punta, con una capacidad de 28.200 personas por hora. Para ofrecer esta misma capacidad en un coche de cinco asientos, necesitarías 3 coches Tesla cada 2 segundos (94 coches/minuto). ¿Cómo es esto una innovación y no un timo?“.

El prototipo es un estrechísimo túnel de solo 3,6 metros de diámetro (la mitad que los del Metro de Madrid) lo que genera un gran problema de seguridad. Parece que Musk no se plantea accidentes en su túnel, ya que de haberlos, evacuar a las personas de los coches eléctricos y autónomos sería una maniobra muy difícil por falta de espacio.

El empresario detalló que el coste de la perforación ha sido de unos 10 millones de dólares, asumido por su empresa de infraestructuras The Boring Company. No obstante, eso no incluye la investigación, el desarrollo o el equipo, según Los Angeles Times, y no está claro si tiene en cuenta la adquisición de tierras o la mano de obra. (Musk ha estado usando SpaceX para financiar a Boring Company, para consternación de algunos de los inversores de la antigua compañía, según The Wall Street Journal).

“Vamos a recordar una cosa: Musk no ha inventado nada”, reconoció a Teknautas el profesor de ingeniería del MIT Herbert Einstein quien explicó que los autobuses guiados ya se usan en la actualidad en países como Alemania, Australia o Reino Unido.

Publicaciones especializadas en transporte, como Jalopnik, se han unido a las críticas. “¿Pero qué mierda ha sido eso?“, tituló con toda crudeza sobre la presentación del sistema con el que Musk espera solucionar el tráfico de las grandes ciudades.

Por qué el túnel de Elon Musk no es la solución del transporte urbano

El Tesla Model X dentro del túnel de Musk el 19 de diciembre de 2018. | Foto: Robyn Beck/Pool Photo via AP.

Otro de los grandes problemas que se plantean con el nuevo sistema de Musk es el acceso al túnel subterráneo. La enorme red de ascensores que se necesitarían para introducir los vehículos podría elevar significativamente le coste y, más allá de solucionar el transporte, podría generar enormes colas de vehículos esperando su turno a acceder al ascensor.

La visión de Musk es desarrollar un sistema de túneles “que puede ser expandido y mejorado de forma ilimitada. Es como un sistema de autopistas en tres dimensiones bajo la superficie”. En su interior viajarán vehículos particulares haciendo uso de un sistema hidráulico que los descenderá desde la superficie hasta una base que, con tracción eléctrica, recorrerá los túneles. Eso sí, Musk no ha presentado ni un calendario ni un presupuesto para su proyecto.

El fundador de Tesla y SpaceX prometió hace unos meses un sistema de transporte de alta tecnología en el que los vehículos se deslizarían sobre una especie de plataforma eléctrica. En concreto, esto:

También planeaba futuristas autobuses para transportar hasta 16 personas a la vez:

Sin embargo, lo que ha mostrado tras dos años de trabajo y 40 millones de dólares de inversión, dista mucho de lo prometido. Esta es la cruda realidad:

Sin duda, no ha cumplido con las expectativas y por el momento, el supuesto sistema “revolucionario” de transporte de Musk no deja de ser eso, un supuesto, una propuesta. ¿Podrá el multimillonario cumplir sus promesas?, ¿habrá luz al final del túnel?. Solo el tiempo lo dirá.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.