The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Por qué hay países que todavía prohíben a los hombres homosexuales donar sangre?

Foto: Toby Talbot | AP

En el mundo se realizan más de 112 millones de donaciones de sangre cada año. Aún así, los bancos de sangre suelen necesitar reservas y, dado que la vida del plasma es muy corta, los hospitales dependen principalmente de los donantes regulares para abastecerse.

A pesar de que siempre es necesaria más sangre, hay colectivos que quedan excluidos de la donación. En principio, esta decisión se toma por motivos de seguridad, para evitar el contagio de enfermedades. Entre estas personas se encuentran los trabajadores sexuales, debido a que mantienen relaciones sexuales con numerosas personas y en ocasiones sin protección, y las personas que consumen drogas por vía intravenosa, debido a que a menudo utilizan agujas sin esterilizar, lo que constituye un gran riesgo para la salud. Pero no son los únicos. En muchos países del mundo, los hombres homosexuales están incluidos en estos colectivos que no pueden donar sangre.

Esta práctica comenzó a aplicarse en los años 80, cuando los homosexuales eran el colectivo más afectado por el sida, una enfermedad entonces desconocida, y los hospitales todavía no estaban preparados para analizar la sangre y determinar si estaba infectada con el virus del VIH.

Aunque el control del sida ha mejorado en los últimos años y ahora los análisis de sangre detectan la presencia del virus, muchos países mantienen esta prohibición y basan su decisión en que estos colectivos tienen más riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual muy graves, como la hepatitis o el sida. Con el paso del tiempo y gracias a estos avances, varios estados han dejado de excluir a los homosexuales de la donación de sangre, pero algunos como Austria, Grecia e Islandia, entre muchos otros, siguen manteniendo esta norma.

¿Por qué hay países que todavía prohíben a los hombres homosexuales donar sangre? 2

Las reservas de sangre de los hospitales se nutren de los donantes regulares. | Foto: Mel Evans/AP

Las asociaciones defensoras de los derechos del colectivo LGTB consideran que esto es discriminatorio, pero quienes apoyan esta medida defienden que se impone por seguridad, para evitar los contagios por transfusiones de sangre, y no por prejuicios contra un colectivo,

En la actualidad, la disputa gira en torno a si lo que se debería controlar son las prácticas de riesgo de cada persona y no a los hombres homosexuales en concreto, o si prohibir las donaciones a los homosexuales es una buena medida de prevención.

Prácticas de riesgo

Los defensores de los derechos del colectivo LGTB, como la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) en España o el movimiento Blood Equality en Estados Unidos, consideran lo que se debería analizar son las prácticas de riesgo del donante, como el consumo de drogas o las relaciones sexuales sin protección, y no su orientación sexual. Argumentan que, al prohibir a todos los homosexuales donar sangre, quedan excluidos muchos hombres con una pareja estable y buena salud, e incluso algunos que no mantienen relaciones desde hace tiempo, que podrían aportar una gran cantidad de plasma a los hospitales.

Explican, además, que estas prácticas ya son controladas antes de donar, pues al acudir a un centro de donación, cualquier persona debe someterse a un cuestionario por parte del personal sanitario para determinar si es apto como donante, por lo que no se debería excluir a los homosexuales.

¿Por qué hay países que todavía prohíben a los hombres homosexuales donar sangre? 3

El médico realiza pruebas y preguntas para determinar si el donante es apto. | Foto: rawpixel.com/Unsplash

Cada donante debe contestar varias preguntas sobre las enfermedades que ha padecido a lo largo de su vida y, posteriormente, debe hablar con el personal médico sobre sus prácticas sexuales para evaluar si existe riesgo de contagio de alguna enfermedad. En concreto, el médico pregunta si el donante ha mantenido relaciones sexuales sin preservativo en los últimos meses con una pareja nueva.

Si el donante responde con sinceridad tanto al cuestionario como a las preguntas del médico, no debería existir riesgo de que la sangre esté infectada, aseguran los defensores de que se acabe con esta prohibición.

Aún así, no todo depende de la honestidad del donante, pues toda la sangre es analizada meticulosamente antes de ser puesta a disposición del hospital, por lo que, si existe alguna enfermedad, es detectada antes de que el plasma pueda ser utilizado.

El análisis de la sangre donada

Cada unidad de sangre que se dona es analizada exhaustivamente en laboratorios de inmunohematología e inmunoserología y se le realizan pruebas para la detección de infecciones transmisibles por transfusión. En España, por ejemplo, son obligatorias las pruebas para detectar la hepatitis B y C, el VIH y la sífilis, además de el chagas, el HTLV y la brucelosis en algunas donaciones, explica el Servicio Madrileño de Salud.

¿Por qué hay países que todavía prohíben a los hombres homosexuales donar sangre? 1

En países de ingresos altos, la sangre es examinada exhaustivamente. | Foto: Bertrand Langlois/AFP

Estos análisis se cumplen en todos los países de altos ingresos, donde el 99,6% de la sangre donada se somete a un cribado de acuerdo con los procedimientos básicos de calidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en los países de ingresos medios bajos y de ingresos bajos, este porcentaje se reduce al 81% y el 66%, respectivamente.

Contagios por transfusión de sangre

Gracias a los exhaustivos análisis a los que se somete la sangre, la posibilidad de que se transmitan enfermedades a través de las transfusiones es casi nula en los países con altos ingresos, pero aumenta en los países con bajos ingresos, aunque se sitúa en torno al 1%.

Así, en países de ingresos altos como Dinamarca e Islandia, donde los hombres homosexuales no pueden donar sangre, pero también en otros como España o Italia, donde no existe tal prohibición, el riesgo de contraer el virus del VIH por una transfusión de sangre es del 0,003% y el de contraer la sífilis es del 0,02%, tasas que muestran que un contagio de este tipo prácticamente no ocurre nunca.

En sus datos, la OMS no distingue entre los lugares donde los hombres homosexuales pueden donar y los que no, a la hora de analizar el riesgo de contraer una enfermedad a través de una transfusión de sangre, pero el riesgo es casi inexistente tanto en unos como en otros, si hablamos de países de altos ingresos.

¿Qué países mantienen esta prohibición?

A pesar de que la crisis del sida quedó atrás hace ya tiempo, sobre todo en Occidente donde la incidencia se ha reducido notablemente, son numerosos los países que aún no han revocado la prohibición a los hombres homosexuales de donar sangre, por considerar que sigue existiendo un alto riesgo de transmisión de esta enfermedad.

Estos países son Argelia, Austria, Bolivia, China, Croacia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Islandia, Líbano, Lituania, Malasia, Malta, Filipinas, Singapur, Eslovenia, Tailandia, Trinidad y Tobago, Turquía, Ucrania y Venezuela.

Además, hay países en los que los hombres homosexuales solo pueden donar sangre si han estado un año sin mantener relaciones sexuales con otro hombre, aunque hayan utilizado preservativo, como Bélgica, Finlandia, Francia y Alemania.

En los últimos años, países como Estados Unidos y Francia han cedido a las presiones sociales y han dejado atrás esta prohibición de los años 80 que sigue generando una gran polémica en la sociedad.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.