Así es el proyecto español que quiere emprender la aviación eléctrica
Foto: Air Nostrum y Dante Aeronautical

Energía y medioambiente

Así es el proyecto español que quiere emprender la aviación eléctrica

Volotea, Air Nostrum y Dante Aeronautical se han propuesto revolucionar la aeronáutica mundial con el primer avión 100% eléctrico

por The Objective

La aviación supone un 2,5% de las emisiones de CO2 totales a escala global. El 1% de los pasajeros de avión contaminan tanto como el 99% restante. Son datos de Universidad de Linnaeus en Suecia publicados en la revista Global Environmental Change. Mientras en el transporte terrestre se imponen sanciones a los vehículos contaminantes, el mundo de la aviación busca cada vez más minimizar los efectos de su actividad. O por lo menos lo intenta –especialmente en vuelos de corta y media distancia–.

Uno de esos proyectos pioneros es español. Se trata del consorcio formado por Volotea, Air Nostrum y Dante Aeronautical, que este año ha estado trabajando en acelerar su plan para convertir pequeñas aeronaves de corto y medio alcance, con una capacidad máxima de 19 pasajeros, en aviones eléctricos. La idea es que estén operativos en 2026 y el proyecto ya está en manos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).

Los primeros planos e imágenes del que será el primer prototipo de un avión 100% eléctrico, revelados meses después que el consorcio anunciara el plan, muestran que la construcción y puesta en marcha de estas aeronaves eléctricas están más cerca de hacerse realidad. De hecho, todavía más cerca de lo previsto, ya que sus responsables han acortado la previsión inicial de tenerlos listos en 2026 y aseguran ahora que podrían estarlo en 2024, dentro de tres años.

«Este avión será fundamental para un transporte aéreo regional de cero emisiones, ya que permitirá habilitar conexiones entre pequeños centros de población gracias a sus reducidos costes operativos comparables a los de aviones mucho más grandes», recalcan los responsables de la iniciativa en un comunicado distribuido por Air Nostrum.

La colaboración de los dos grandes operadores aéreos y Dante Aeronautical con compañías de inteligencia artificial, como DataBeaco y de ingeniería e innovación tecnológica en el sector de la aeronáutica, como la multinacional española CT; así como con Organismos Públicos de Investigación (OPI) como Cidaut, la Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía o Cidetec, centro de investigación especializado en el almacenamiento de energía, representa «un ejemplo de apuesta por la innovación tecnológica y de compromiso con la sostenibilidad», en palabras del operador aéreo franquicia de Iberia.

Así es el proyecto español que quiere emprender la aviación eléctrica

Gráfico: Volotea, Air Nostrum y Dante Aeronautical

«Empezamos nuestra colaboración con Dante Aeronautical en 2019 y estamos muy orgullosos de ver cómo el proyecto ha crecido y ganado impulso con el apoyo de nuevos socios, incluidas varias empresas de tecnología españolas. El desarrollo de una aeronave eléctrica que utilice tecnología de baterías de hidrógeno reducirá las emisiones de carbono. Tiene mucho sentido que Volotea apoye este proyecto, ya que está completamente en línea con nuestro objetivo de conectar ciudades desatendidas y hacerlo de manera más sostenible», ha señalado Carlos Muñoz, fundador y CEO de Volotea.

Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum, destaca por su parte que la aerolínea valenciana está acostumbrada a trabajar con pymes e instituciones. «Los resultados avalan las colaboraciones de Air Nostrum con startup tecnológicas y universidades en el camino de la eficiencia y la mejora del servicio al pasajero», señala. «Era evidente que Air Nostrum, como aerolínea regional de referencia, tenía cosas que aportar a un proyecto tan ilusionante como este, especialmente en un ámbito como el de la sostenibilidad en el que llevamos trabajando muchos años», concluye.

Miguel Madinabeitia, cofundador de Dante Aeronautical, pone en valor el acuerdo alcanzado: «Para Dante Aeronautical ampliar el consorcio firmado a otras firmas tecnológicas con gran carácter innovador solo puede reforzar nuestro plan de desarrollo de una aviación 100% eléctrica, que revolucione los conceptos de la actual, y nos impulse hacia un transporte más sostenible y limpio». «Este proyecto además se complementa perfectamente con nuestros esfuerzos en otras partes del mundo, como la iniciativa que tenemos en marcha en Australia para la electrificación de hidroaviones», comenta.