The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las muertes más satisfactorias de 'Juego de tronos', un ranking definitivo

Foto: HBO

Al final de la Temporada 07 hicimos un ranking de las muertes más satisfactorias de Juego de Tronos hasta el momento. Ahora lo actualizamos y presentamos el ranking definitivo de una serie que definitivamente no escatimó en personajes despreciables cuyas muertes nos han resultado muy satisfactorias. 

(SPOILER ALERT: Contiene todos los spoilers).

Juego de tronos termina y con ella finaliza probablemente una era de la edad dorada de la televisión. Un fenómeno incomparable que nos hacía quedarnos despiertos hasta la madrugada, y luego discutirla, analizarla, convertirla en meme, y hablar de ella hasta (casi) ser tan insoportables y cansinos como los fans de The Wire (convengamos que nadie es peor que los fans de The Wire).

En Juego de tronos han muerto muchos personajes queridos, muchos de los Stark o Jorah Mormont, Shireen Baratheon, Oberyn Martell, o Missandei (aunque alguno de los efectos secundarios de su muerte probablemente atenuaron el duelo), pero también han muerto muchos, muchísimos indeseables.

Los Siete Reinos es un lugar lleno de seres cuestionables y en una serie con una alta tasa de mortalidad era solo justo que algunos cayeran. Pero quiénes son los que más ha disfrutado ver morir el público. Sí, no es bueno matar, pero la catarsis de ver a un ser cruel, violento y asesino encontrar su fin es irrepetible, más cuando han hecho tanto como en Juego de tronos. Aquí van.

Viserys Targaryen

Hermano de Daenerys Targaryen/ “Heredero legítimo” al trono (esto se pondría en duda con la revelación de la verdadera paternidad de Jon Snow).

¿Por qué lo odiamos? Bueno, realmente no era alguien que la caería bien a nadie. Altivo, ególatra, egoísta, cruel, violento, malcriado… se creía además el dueño del destino y el cuerpo de su hermana, la vende para comprar un ejército y es incapaz de tratar bien a nadie. Es básicamente un imbécil redomado.

¿Cómo murió? En la primera temporada, episodio siete, Khal Drogo decide matarlo, tras la aprobación de su mujer, Daenerys, cuando entra en la tienda de las ceremonias armado con una espada (nadie puede estar armado en los campamentos Dothraki) y amenaza con asesinar a Daenerys y al hijo que lleva en el vientre. El episodio se llama “La corona dorada” en referencia al fin de Viserys. Gracias a su insistencia, Drogo le asegura que sí, que le dará su corona de oro. Prosigue a derretir un cinturón de ese metal y verter el líquido hirviente sobre la cabeza del varón Targaryen. ¡Ups! Resultó que no era resistente al fuego como tanto decía.

Grado se satisfacción: 8/10. En este momento aún no habíamos vivido a tantos malvados insoportables y Viserys era realmente molesto, además de ser una piltrafa humana.

Joffrey Baratheon

Rey de los Siete Reinos. Hijo de Cersei y Jaime Lannister (aunque oficialmente es hijo de Robert Baratheon). Esposo de Margery Tyrrell.

¿Por qué lo odiamos? Por dónde empezar… Joffrey puede ser el personaje más odiado de toda la serie -en una serie en que hay muuuuuuucha gente despreciable- por una suma de razones muy válidas: desde que lo conocemos es obvio que es un malcriado arrogante que siempre se sale con la suya, y que además es cruel y sádico. Es el responsable de la muerte de Lady, la direwolf de Sansa; tortura prostitutas, da la orden de cortar la cabeza a Ned Stark y luego lleva a su hija Sansa (en ese momento su prometida y prisionera) a ver su cabeza en una estaca; es cruel y violento hasta con su madre (la malvada número uno); ya ni hablemos de cómo trata a su tío… en fin, es un imbécil integral, despreciable a niveles de revolver el estómago y producir accesos de ira.

¿Cómo muere? El día de su banquete de bodas, después de humillar públicamente a su tío y a Sansa y básicamente demostrar por qué alguien tenía que matarlo de una vez, bebe de su copa de vino para brindar y comienza a toser. Los ojos se le inyectan, vomita sangre, la cara se le pone morada… y en manos de su madre muere, no sin antes acusar, sin ninguna base, a Tyrion Lannister de su muerte.

Grado de satisfacción: 10/10. No sólo muere de forma inesperada, sino que lo mata Olena Tyrrell que logra morir vencedora en la temporada siete, aunque hayan invadido sus tierras y esté a punto de morir, cuando le cuenta a Jaime cómo asesinó a su hijo ilegítimo y le dice: “Quiero que le cuentes a Cersei que fui yo”.

Tywin Lannister

Padre de Cersei, Jaime y Tyrion Lannister. Mano del rey de Joffrey Baratheon. Rey de los Siete Reinos (por muy poco tiempo).

¿Por qué lo odiamos? Para empezar no ha sido el mejor padre. Salvo Tyrion, sus hijos son bastante malas personas (Cersei no requiere más descripción, es malvada, y Jaime puede haber mejorado, pero recordemos que era un imbécil y casi asesino que tiró a Bran de la torre en Invernalia). Y con Tyrion ha sido especialmente cruel, incluso llegó a condenarlo a muerte sabiendo que no había cometido del crimen del que se le acusaba. ¡Ah! Y orquestó la boda roja.

¿Cómo muere? Herido por una ballesta a manos de su hijo Tyrion y sentado en un vater. No la muerte más honorable.

Grado de satisfacción: 6/10. Da un regustico ver a Tyrion por fin vengar años de maltrato y decirle las cosas a la cara, pero Tywin era un gran personaje y perderlo no fue del todo satisfactorio.

Selyse Baratheon

Esposa de Stannis Baratheon. Madre de Shireen Baratheon. Seguidora empedernida del Señor de la luz.

¿Por qué la odiamos? Básicamente por ser la peor mamá del mundo (y en este mundo vive Cersei). Fanática religiosa, odia a su hija porque piensa que es un monstruo (la niña quedó marcada por un contagio de escama gris) y al final aprueba que la quemen viva en la hoguera para que su esposo gane una batalla y el trono.

¿Cómo muere? Viendo a su hija morir en dolor en la hoguera suelta un doloroso grito. Más tarde, consumida por la culpa, se cuelga de un árbol.

Nivel de satisfacción: 9/10. Vale, al final se arrepiente, pero su pobre y dulce hija igualmente murió de forma horrorosa por su culpa.

Ramsay Bolton

Hijo bastardo (luego reconocido) de Roose Bolton. Señor de Invernalia.

¿Por qué lo odiamos? Compite con Joffrey por la antorcha del más odiado de toda la serie. Es cruel y sádico a niveles indescriptibles. Tortura a Theon Greyjoy hasta convertirlo en algo menos que una persona. Tortura y viola a Sansa. Despelleja a la dama de compañía que trata de ayudar a Sansa. Mata, con sus perros a quienes mata de hambre para que sean salvajes, a su madrastra y hermanastro. Mata a Osha de una puñalada en el cuello. Mata a Rickon Stark frente a sus hermano Jon, tras jugar a lanzarle flechas a ver si logra escapar… en fin, queda claro.

¿Cómo muere? Tras perder la Batalla de los Bastardos es prisionero de Jon Snow y Sansa Stark en Invernalia. Sansa lo lleva donde sus perros, hambrientos y entrenados para matar, y lo amarra en la jaula en que los tiene. Y allí lo ve morir.

Grado de satisfacción: 10/10. Era un asco de persona y aunque su muerte sea una salvajada que nadie se merecería es satisfactorio verlo morir a manos de Sansa.

Meryn Trant

Miembro de la Guardia del Rey. Fiel a los Lannister.

¿Por qué lo odiamos? Cuando los Lannister hacen su jugada por el trono en la primera temporada, Trant busca a Arya, quien está entrenando con su maestro de esgrima, Syrio Forel. Forel la protege y Trant lo asesina (fuera de cámara, suponemos). Luego es quien acompaña a Joffrey y Sansa a ver la cabeza de Ned. Es también un testigo (que miente obviamente) en el juicio contra Tyrion. Y que no se olvide, su peor pecado, es un pedófilo.

¿Cómo muere? Después de pasar varios años como miembro de la lista de Arya la chica, que está en Braavos entrenando en la casa del Blanco y Negro, lo reconoce. Utilizando su magia de cambiar caras se hace pasar por una niña que le envían a Trant y cuando están solos revela su cara y procede a matarlo: le clava un puñal en ambos ojos y en el pecho y luego le corta la garganta.

Grado de satisfacción: 8/10. Su cara despreciable ha estado presente en muchos momentos horribles y si se le suma que antes de su muerte descubrimos que es un agresor sexual… pues el número se escribe solo.

 

Gorrión Supremo

Alto sacerdote de los siete. Responsable de la encarcelación de Loras y Margaery Tyrrell y de Cersei Lannister.

¿Por qué lo odiamos? Cruel y fanático se adueñó del poder en Desembarco del rey a base de consignas dogmáticas y populismo (¿les suena?). Un inquisidor vestido con piel de cordero (o en este caso bata maloliente) utilizó su poder para acabar con la monarquía y tomar el poder en sus manos siempre defendiendo que lo hacía en nombre de dios. ¡Ah! Y no, como los inquisidores, no perdonaba tus pecados, aunque te humillaras completamente, siempre quería un castigo mayor.

¿Cómo muere? Cuando Cersei es sometida a juicio le queda sólo una opción (¿o es que no conocemos a Cersei?): En el septo de Baelor, reunidos para el juicio, están todos los nobles de la corte, la reina, su hermano y todos los hermanos de la orden de los gorriones. ¿Cersei y Tommen? No. Margaery logra ver su destino antes de que suceda y exige que le dejen salir de allí, que salgan todos de allí. Pero el Gorrión Supremo es supremamente arrogante y se cree invencible. Su muerte se da en medio de una gigantesca explosión de fuego valirio que acaba con el edificio.

Grado de satisfacción: 9/10. Era un fanático religioso cruel y violento, pero su arrogancia y su muerte conllevaron la de otros personajes queridos. Sin embargo, verlo desaparecer fue motivo de celebración.

Walder Frey

Señor de Los gemelos. Ejecutor de los asesinatos de la boda roja.

¿Por qué lo odiamos? Además de tener un despreciable, y al parecer no tan poco común en los Siete Reinos, por las esposas niñas; es quien asesina a Robb Stark, su esposa embarazada y Kathelyn Stark (junto a todo su ejército) cuando les ofrece una tregua de paso por su tierra y les invita a la que luego se llamará la boda roja.

¿Cómo muere? A manos de Arya Stark, que le corta la garganta disfrazada de una de las niñas a las que manosea cuando le sirven el vino, no sin antes revelarle su identidad, y tras comer un pastel de carne elaborado con los cadáveres de sus hijos.

Grado de satisfacción: 10/10. Era un hombre repugnante y cobarde. Y nunca sintió arrepentimiento.

Lord Baelish aka Littlefinger

Amigo de la infancia de Kathelyn Stark. Miembro del Consejo del rey. Traidor a Ned Stark. Prometido de Lysa Arryn. Señor protector del Valle. Sabandija escurridiza importante.

¿Por qué lo odiamos? ¿Por dónde empezar? Este tipo, el mayor manipulador de todos los Siete Reinos, ha conspirado y traicionado a todos. Por su culpa comenzó la guerra entre Starks y Lannisters, por su culpa murió Ned, por su culpa Sansa fue culpada de matar a Joffrey y fue quien la casó con Ramsay Bolton, por su culpa murió Lysa Arryn, conspiró para asesinar a Jon Arryn… y esos con sólo algunas de sus culpas.

¿Cómo murió? Las hermanas Stark, junto a Bran, utilizaron sus propias armas contra él: manipulación y engaño, y cuando estaba convencido de haber ganado otra conspiración para separar aliados (en este caso a las Stark) su propia estrategia se devolvió a morderlo…o mejor, a matarlo. Tras acusarlo de sus crímenes, y obtener corroboración de un omnipresente Bran, Sansa lo condenó a muerte. Y allí, rodeado de sus soldados y los de los Stark, suplicante y llorón, murió a manos de Arya Stark, observado por los niños de la familia a la que hizo tanto daño.

Grado de satisfacción: 10/10. Era un personaje de los peores y su culpabilidad en básicamente todo lo malo que ha pasado en la historia (“el caos es una escalera”) lo convierten en una muerte deseada hace años. Bien que fuese como fue.

El Rey de la noche

Creador y líder absoluto del Ejército de los muertos. Él mismo fue creado miles de años atrás cuando los Hijos del Bosque clavaron una daga hecha de vidriagón en el corazón de uno de los Primeros Hombres. Esto lo descubrimos en uno de los viajes de Bran (aquel episodio en el que Hodor sostuvo la puerta). La intención de los Hijos del bosque era convertir algunos Primeros Hombres en armas contra ellos mismos… pero obviamente, se les fue de las manos.

¿Por qué lo odiamos? Una simple razón: su misión era eliminar todo rastro de vida en los Siete Reinos y borrar para siempre su memoria. El Rey de la noche era casi el villano perfecto, incansable, incorruptible, (casi) inmortal.

¿Cómo murió? Épicamente, al final del increíble (y particularmente oscuro, literal y figurativamente) episodio titulado La larga noche, apuñalado por la daga de Arya, quien apenas instantes antes descubrimos que desde la primera temporada había estado preparándose toda su vida para este momento. “¿Qué le decimos al dios de la muerte?”

Grado de satisfacción: 09/10. Sin duda representó una catarsis, sobre todo al final de ese agotador episodio en el que todo esfuerzo parecía inútil. Extra puntos por haber sido Arya la artífice de su muerte. Sin embargo, como apunta Ben Lindbergh en The Ringer, en el fondo nunca conocimos realmente al Rey de la noche, el show nunca nos dejó saber sus motivos, sus ambiciones, y por eso su muerte, a pesar de representar un alivio, es también la muerte abrupta de una historia con potencial que nunca se terminó de contar. ¿Por qué habrán estado David Benioff y D. B. Weiss tan apurados por terminar la serie?

Cersei Lannister

Cersei Lannister, hija de Tywin, hermana de Jaime y Tyrion, reina de los Siete reinos luego de la muerte de su hijo Tommen, probablemente la villana que más amamos odiar durante las ocho temporadas de Juego de tronos. Sobre la cabeza de Cersei pesaba la profecía que la bruja Maggy la rana, le reveló siendo niña. Las dos primeras partes se cumplieron a cabalidad a lo largo de la serie: “Te casarás con el Rey. Sí, serás Reina, por un tiempo. Hasta que llegue otra. Más joven. Más bella. Para derribarte y apoderarte de todo lo que quieres”. Y: “El rey tendrá veinte hijos. Tú solo tendrás tres. Sus coronas [cabellos] serán de oro y doradas sus mortajas”.

¿Por qué la odiamos? La relación de los fans con Cersei no podemos calificarla de amor-odio, pero sí decididamente de odio-respeto. Excelente estratega, calculadora, fría, adicta al vino y, extrañamente, una de las madres más protectoras de los Siete reinos. Cersei era una mujer firme, y fue hasta el final un personaje consistente, tanto en sus fortalezas como sus debilidades (su gran ego, su ambición desmedida y su único verdadero amor: sus hijos).

¿Cómo murió? La profecía de Maggy la rana apuntaba lo siguiente acerca de la muerte de Cersei: “Y cuando tus lágrimas te hayan ahogado, el Valonqar (hermano menor en varlyrio) envolverá sus manos alrededor de tu garganta blanca y pálida y te ahogará la vida”. Lloró, sí, pero de resto murió en los brazos de Jaime, aplastada por las paredes de su castillo al derrumbarse. Meh.

Grado de satisfacción: 05/10. Las opiniones acerca de su muerte están divididas, muchos esperaban un combate épico, una muerte apoteósica, algo no menos horroroso que lo que sufrió Desembarco del rey, sin embargo, lo “insignificante” de la muerte que le deparó el destino de alguna manera fue aleccionador: murió llorando, derrotada, aplastada por su propio reino mientras este se caía miserablemente a pedazos. Además, justo antes de su muerte Arya entiende, gracias a Sandor Clegane, que la venganza como fuerza vital no conduce a nada, por eso hubiese resultado incoherente que la asesinara. Si la historia nos ha enseñado algo es que las muertes épicas solo sirven para forjar falsos héroes. Cersei era una villana maravillosa, pero nunca una heroína.

Daenerys Targaryen

La biografía de Daenerys está directamente en sus títulos: Reina de los Ándalos, los Rhoynar y los Primeros Hombres. Señora de los Siete Reinos. La que no arde. Protectora del Reino. Khaleesi del Gran Mar de Hierba. Princesa de Rocadragón. Reina de Meereen.

Daenerys fue la única hija del rey Aerys II Targaryen, el Rey loco, y de su hermana-esposa, la reina Rhaella. Tras la muerte de su padre y de su hermano mayor en la Guerra del Usurpador, su madre murió dando a luz a la pequeña Daenerys. De esa manera, su hermano mayor Viserys quedó como legítimo rey Targaryen al Trono de Hierro y ella como su heredera.

¿Por qué la odiamos? A juzgar por los comentarios de los últimos dos episodios de esta temporada el odio a Daenerys no es tan universal como el que los espectadores le profesaron a personajes como Ramsey Bolton o Joffrey Baratheon. Tiene sentido. Esa es la magia del populismo. A nuestro juicio los criticadísimos Benioff y Weiss, puede que en su obvio afán de apresurar el final de la serie no hilaran tan fino como en temporadas anteriores, pero definitivamente no “traicionaron” al personaje (¿recuerdan esta visión de Daenerys en la segunda temporada?), de todo lo que se les puede criticar esto no califica, la madre de dragones siempre fue una líder que no concebía la piedad para con aquellos que no ven el mundo de la misma manera que ella. Vale, al principio, mató a tiranos y a esclavistas y eso hizo que nos importase menos (o que no nos importase nada), pero ¿realmente es sensato que solo una persona tenga el poder de decisión de lo que es bueno y lo que no? Juego de tronos siempre ha sido una serie muy política, y para nosotros este tal vez ha sido el personaje que mejor ha encarnado el populismo y la autocracia. Vender un liderazgo incuestionable en nombre de la libertad puede generar muy buena prensa, pero vista de cerca a Daenerys hay que reconocerle que es, y siempre fue, una autócrata, con demasiado poder y demasiada disposición a usarlo.

Nos quedamos con las palabras que Tyrion le dice a Jon Snow: “Cuando asesinó a los esclavistas de Ásgapor, seguro que solo se quejaron los esclavistas. Al fin y al cabo, eran malvados. Cuando crucificó a cientos de nombres merinos ¿quién iba a discutirlo? Eran malvados. ¿Y los khals dothrakis que quemó vivos? Le habrían hecho algo peor a ella. Allí por donde pasa todos los malvados mueren y la aclamamos por ello, y se vuelve más poderosa y más segura de que ella es el bien y la justicia. Cree que su destino es erigir un mundo mejor para todos. Si lo creyeras, si de verdad lo creyeras… ¿no matarías a quien se interponga entre ti y el paraíso?

¿Cómo murió? Apuñalada por Jon Snow luego de que él le dijera a manera de despedida: “Eras mi reina, ahora y por siempre”. (Oh, Ygritte, qué sabia fuiste, qué temprano lo supiste todo, qué gran frase dejaste para la posteridad).

Grado de satisfacción: 06/10. Después del penúltimo episodio la muerte de Daenerys era predecible. La madre de los dragones muere sin entender su error, sin “últimas palabras”, y una vez más, y contrariando a muchos fans de la serie, sin esa “épica” entendida como acción a veces gratuita a la que aparentemente estamos tan (mal) acostumbrados. Le damos un punto extra con respecto a la muerte de Cersei por ser la última de la serie, y porque contó, de algún modo, con la aprobación de su único hijo, Drogon.

 

*

 

¿Pudieron hacerlo mejor Beinoff y Weiss? Probablemente. ¿Hubiese hecho una diferencia radical para los fanáticos que ahora se desgarran las vestiduras en las redes? No lo creemos. La profecía claramente establece que una serie capaz de generar tan altos niveles de fanatismo y expectativas como Juego de tronos siempre dejará decepcionados a algunos.

Eso sí, estos fueron sin duda 8 años emocionantes y maravillosos y dudamos que otra serie logre convertirse en un fenómeno mundial de este calibre. Honor a quien lo merece.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.