The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Resfriado en perros: la importancia de tratarlo a tiempo

Foto: Ketaki Upasani | Flickr bajo Licencia Creative Commons

El resfriado es la enfermedad leve más extendida en el mundo y por desgracia, no es solo cosa de humanos. Los perros también pueden verse afectados y la sintomatología es bastante similar: tos, fiebre, estornudos, pérdida de apetito, cansancio extremo, secreciones oculares, dificultades respiratorias, etc. Con los cuidados adecuados, en pocos días el perro se recupera completamente, pero si no recibe atención veterinaria a tiempo, las complicaciones pueden ser muy graves, llegando incluso a poner su vida en riesgo.

Un perro, igual que un humano, puede resfriarse en cualquier época del año. Sin embargo, la exposición al frío, las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura debilitan el sistema inmunitario, lo que hace que durante el invierno aumenten las posibilidades de contagio. Sobre todo, en el caso de los cachorros y los perros mayores. Ahora bien, aunque presente los mismos síntomas y la evolución sea similar, no se trata de una enfermedad zoonótica, es decir, no puede transmitirse entre animales y seres humanos.

A pesar de tratarse de una enfermedad infecciosas de tipo viral que, por lo general, se resuelve en dos o tres días sin necesidad de administrar ningún tipo de medicamento, es recomendable acudir al veterinario ante el primer síntoma que nos haga sospechar que nuestro perro está enfermo. En pocos días, un resfriado común puede empeorar y convertirse en una bronconeumonía, que es una afección respiratoria grave que si no se trata a tiempo puede resultar mortal. El tratamiento depende de cada caso, por eso es importante controlar la evolución de los pulmones a través de radiografías durante todo el proceso.

Es importante destacar que acudir al veterinario en una fase temprana, además de prevenir complicaciones y garantizar que el perro se recupere lo antes posible, permite descartar otras enfermedades que presentan síntomas parecidos. Por ejemplo, la tos de las perreras y el moquillo. La primera es básicamente una tos seca, muy fuerte, que puede incluso llegar a provocar vómitos, pero que por lo general se autolimita en pocos días y la segunda, es una enfermedad vírica que afecta tanto a las vías respiratorias como al sistema digestivo y al sistema nervioso y que con frecuencia resulta mortal. Ambas son altamente contagiosas.

El frío favorece la transmisión del virus | Freestocks en Flickr

5 consejos para combatir el resfriado en perros

Una vez diagnosticado por el veterinario, si no hay complicaciones, el perro puede volver a casa para comenzar su recuperación. El tiempo que tarde en curarse dependerá de su sistema inmunitario y, por supuesto, de los cuidados que reciba. Estos cinco consejos, basados en las recomendaciones del Consell de Col•legis Veterinaris de Catalunya, lo ayudarán a recuperarse más rápidamente y a hacer más llevadero el proceso:

Hidratación

El perro debe tener siempre agua limpia y fresca a su alcance. Es muy importante controlar que reponga líquidos. Si no lo hiciera, habría que ayudarlo a beber con una jeringuilla para evitar la deshidratación. También se le puede dar comida húmeda durante unos días, ya que tiene una mayor proporción de agua en su composición.

Reposo

El descanso es fundamental para que el cuerpo pueda luchar contra la enfermedad. Intenta que el perro esté calmado y no insistas en jugar con él. Deja que duerma todo lo que quiera y si hace frío, procura salir lo menos posible de casa.

Abrigo

Proteger al perro del frío es clave para su recuperación. Mantas y abrigos ayudan a mantener la temperatura corporal, aislando al can de la humedad y las bajas temperaturas, algo especialmente importante para las razas pequeñas.

Humidificación

Para mantener las vías respiratorias del perro hidratadas y disminuir así la irritación, es recomendable que respire aire húmedo. Esto se puede conseguir conectando un humidificador en la habitación en la que duerme o dejando correr el agua caliente en el baño durante unos minutos

Amor

Nada como el cariño de la manada para ayudar al can a subir las defensas. Está científicamente demostrado que las endorfinas mejoran el funcionamiento del sistema inmunitario, que es justo lo que un perro resfriado necesita.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.