The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Romeo Santos: "El mundo está lleno de violencia y sexo, yo no soy el malo, solo soy el narrador"

"Comencé cantando en el coro de la Iglesia, ahí había chicas muy bonitas"

Foto: Carola Melguizo | The Objective

Era el año 2001 cuando en las radios de medio Planeta sonaba una y otra vez Obsesión, del grupo musical Aventura, con Romeo Santos como miembro principal. 18 años, ¡18!, desde que la bachata comenzó su popularización internacional gracias a temas como este, irrumpiendo en el Top 10 en diferentes listas musicales de Europa así como en los Billboard Latino.

Con ella muchos nos iniciábamos en esto de la bachata, o hacíamos lo que podíamos: tres pasos a la izquierda, golpe de cadera; tres pasos a la derecha, golpe de cadera; y cuántos besos no se habrán dado al ritmo de “Nooooo, no es amor… (escúchame por favor); Lo que tú sientes… (¿qué es?); Se llama obsesión…”. Y, por supuesto, no podemos olvidar que con Obsesión, aunque todavía no lo sabíamos, ya comenzábamos a hacer nuestros pinitos en esto del ‘perreo’, porque sin ser reguetón per se, abría las puertas al género del desfogue en nuestro país.

***

Es 18 de junio. Nos reunimos con el considerado Rey de la Bachata en el céntrico hotel Hyatt de Gran Vía. Hace un calor sofocante, son casi las dos de la tarde. Romeo Santos nos recibe en una habitación de la segunda planta del hotel. Fuera, una mesa con diferentes tipos de zumos, snacks, aperitivos y dulces; dentro, más de una docena de personas acompañan al artista, quien lleva consigo la tropa de asistentes de las grandes estrellas. Cuando ya está “listo” nos invitan a pasar.

Así, con todo en vilo, las cámaras grabando y todos observando de cerca nuestros movimientos comenzamos a charlar sobre su visita a España, donde lleva varios días y donde pasará aún algunos más para promocionar su nuevo disco, ‘Utopía’. “Me encanta España. Lo que más me gusta de vuestro país es la comida. Ayer me comí una paella que estaba riquísima y hoy voy a repetir”, nos cuenta relamiéndose. Sin embargo, me quedé con las ganas de saber del sitio y poder relamerme yo también, no me lo dijo por eso de “no hacer promoción gratis”.

Con respecto a su nuevo álbum, el cuarto en solitario después de la ruptura del grupo Aventura, apunta que es “una producción mayormente concentrada en bachatas tradicionales donde participan todos esos pioneros del género que me inspiraron a la hora de cantar”. 12 temas inéditos compuestos por Romeo junto a algunos de los más renombrados bachateros de la escena dominicana de los 90, entre ellos, Frank Reyes, Elvis Martinez, Raulín Rodríguez y Teodoro Reyes. “Cuando empecé en la música escuchaba este tipo de canciones, bachatas muy crudas, muy cortavenas”, recuerda quien con 13 años compuso su primera canción, Mami, “pero no ‘mami’ de mamá, sino de baby“, aclara con guasa; y quien con 16 comenzó cantando en el coro de la iglesia por eso de que ahí había “unas chicas muy bonitas”. “Fue como un pasatiempo, no lo hice con la ambición de ser artista, pero la gente me decía que cantaba muy bonito”.

El resto es historia: 100 millones de sencillos, 40 millones de álbumes y motor del éxito del grupo Aventura, con quienes interpreta en este último trabajo Inmortal. “Fue muy bonito volver a encontrarnos. No se puede hablar de bachata sin hablar de Aventura, por eso entendí que era el momento adecuado para volver a reunirme con mis hermanos”, nos cuenta el artista, quien luce una impoluta camisa blanca de Dolce & Gabbana, pediente en la oreja izquierda y ‘peluco’ de oro.

Nacido en el Bronx de Nueva York en 1981 –de padre dominicano y madre puertorriqueña–, asegura que extraña mucho a Obama –”del señor Trump no tengo mucho que decir, sólo puedo decir que soy pro latino y que apoyo a todo inmigrante”–, y se describe como un “romántico tradicional”, de los de “invitar a salir” y “halagar”.

¿Se ha perdido la verdadera seducción con tantas redes sociales? –le pregunto–.

–Sí, yo creo que sí. He notado que ahora un hombre intenta conquistar a la mujer dándole un like o subiendo una foto enseñando sus abdominales. No lo critico, pero yo prefiero enamorar a una mujer de forma tradicional.

¿Y qué sabe Romeo ahora del amor que no sabía con 18 años?

–Uf, buena pregunta. Me has hecho pensar. Creo que he aprendido que hay diferentes niveles e intensidades a la hora de amar, porque uno pasa por diferentes etapas. Se puede amar de formas muy distintas.

Romeo Santos, violador de menores:

Romeo Santos durante un momento de la entrevista. | Foto: Carola Melguizo | The Objective

Y es que el autor de la también archiconocida canción Propuesta Indecente, que tiene cara de niño bueno y sonrisa picarona y de pequeño quería ser jugador de baloncesto o pintor, asegura que le gusta componer de “cosas que son reales” como el amor y el sexo, “que no pasan de moda”. Y son algunas canciones de esta última temática las que le han dado algún que otro dolor de cabeza, ya que han generado bastante controversia al considerar algunos que denigran a la mujer.

“Violé tu piel y tu nobleza, lo más puro, por una noche de placer, es un perjurio;

me aproveché de tu inocencia, disfruté de tu pureza, y quité lo más valioso;

dieciocho primaveras ibas a cumplir, doncella ahora me arrepiento”.

Son algunos versos de Perjurio, con la cual incluso le acusaron de incitar a la violación. Romeo Santos nos intenta explicar el “verdadero” contenido de la canción. “En este tema estoy tratando cómo un chico engatusa a esta chica, que es una chica inocente de cerebro y de edad. En ningún momento digo que el chico sea mucho más adulto, es una situación que pasa. Un hombre le vende pajaritos en el aire a una chica y, luego, cuando llega a la intimidad, la abandona. Pero yo creo la temática se malinterpretó porque la canto yo, que soy un hombre que tiene 37 años”.

¿Pero crees que los jóvenes están preparados para recibir estos mensajes? ¿No crees que pueden ser peligrosos? –insisto ante la tensa mirada de su tropa que ya me va avisando que la conversación llega a su final–.

–Yo creo que es responsabilidad de los padres darles una enseñanza a sus hijos. El mundo está lleno de violencia, sexo y cosas desagradables. Yo no soy el malo, sólo soy un narrador, no me puedo quedar en lo positivo. Lo que nunca haría sería incitar a la violencia o denigrar a la mujer, porque más que componer un tema donde un hombre se aprovecha de la mujer, mi propósito es que este se arrepienta.

Y es que Santos, que asegura que esta última producción es su “mejor disco hasta el momento”, entiende que uno se va analizando cuando lanza un trabajo al mercado para crecer y entender cosas que quizá “cinco años atrás” no entendía. En definitiva, componer y producir hasta alcanzar la utopía perfecta. Esa “en la que todo fluye bien”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.