Política y conflictos

Rosa Díez: «Sánchez quiere quebrar la convivencia entre españoles y dinamitar el sistema del 78»

Hablamos con la cofundadora de UPyD Rosa Díez, que ahora está detrás de Unión 78, la plataforma a favor de la Constitución y contra los indultos a los presos independentistas catalanes

por Rodrigo Isasi Arce

Unión 78, la plataforma que ha convocado la manifestación del 13 de junio contra los indultos y que apoyan PP, Cs y Vox, se define como «constitucionalista activa» y dice aspirar a «la transformación positiva de España» contando con «todos los demócratas». Detrás de esta plataforma está Rosa Díez, cofundadora de UPyD, el escritor Fernando Savater o la expolítica María San Gil.

Hablamos con Rosa Díez sobre constitucionalismo, los posibles indultos a los presos separatistas catalanes y sobre Unión 78 y su concentración del próximo 13 de junio en la Plaza de Colón de Madrid.

¿Qué es Unión 78?

Es una plataforma cívica y política, cívica porque está organizada y dirigida a los ciudadanos y política porque tiene objetivos políticos, eso es defender la democracia y las instituciones. Se fundó el año pasado en el mes de febrero con la intención de tomar el relevo a ‘Basta ya’, una organización de esas características que funcionó en el pasado en el País Vasco, y con la tarea de movilización ciudadana en toda España en defensa de sus valores constitucionales y democráticos.

Teníamos la intención de haber salido a la calle en el mes de marzo de 2020 para defender la soberanía nacional frente a lo que considerábamos un ataque, que es la constitución de esa mesa entre el Gobierno de Cataluña y el Gobierno de España para negociar en nombre de todos los españoles unos pocos lo que es nuestro futuro pero llego la pandemia y no pudimos salir. Ha pasado un año y no solamente no se han resuelto lo que podríamos llamar viejos problemas, en este sentido, sino que hay problemas nuevos que han ido agrandando la brecha y se han ido poniendo dificultades y agravando la situación y por eso hemos hemos decidido hacer un llamamiento a los ciudadanos para el 13 de junio en la Plaza de Colón de Madrid para que los ciudadanos tomen la palabra.

Rosa Díez: «Sánchez quiere quebrar la convivencia entre españoles y dinamitar el sistema del 78»

Rosa Díez | Foto: cedida.

¿Qué gana el Gobierno con los indultos a los presos independentistas catalanes?

Los indultos son el último eslabón de esta cadena de despropósitos de Pedro Sánchez, que está empeñado en quebrar la convivencia entre españoles y en dinamitar el sistema del 78. Los va a conceder, parece ser, a pesar del informe del Supremo que es demoledor absolutamente y del informe de la Fiscalía que coincide con el del Supremo en el que vienen a decir que los indultos, en estas condiciones, serían ilegales. Es una barbaridad, en términos políticos, indultar a unos delincuentes que han pretendido robarnos nuestra soberanía al robarnos la democracia, al decidir unos pocos sobre todos los españoles, y que nos han robado el dinero, ya que están condenados por sedición y por malversación de caudales públicos.

Pedro Sánchez apuesta por los indultos porque necesita los votos de los partidos a los que pertenecen los delincuentes para seguir en La Moncloa. La única ideología de Pedro Sánchez es el poder por el poder. Indultar a estos delincuentes, hacerlo pasar pervirtiendo el lenguaje como por un acto de generosidad política, es una forma más de la propia perversión de  Sánchez, que utiliza el lenguaje para pervertir las propias instituciones y la propia democracia.

Los ciudadanos españoles no podemos permanecer al margen, porque nos están robando los derechos de ciudadanía y además están aplicando una máxima que es incompatible con la democracia,  qué es que la justicia no es igual para todos. Sánchez está encontrando una fórmula para perpetrar un atentado brutal contra los derechos fundamentales. Hay razones políticas para que unos delincuentes obtengan la impunidad.

¿A quién beneficia la Justicia en España?

En lo de que Sánchez dependa, a los delincuentes. No solamente es que Sánchez intente ocupar absolutamente el Consejo General del Poder Judicial, que eso ya lo hemos visto, sino que en este caso, dar un indulto a estos grandes delincuentes es una manera de favorecerles a ellos en términos penales y de indultar su historia, lavar su historia, porque además es un indulto colectivo, una figura que no existe en el ordenamiento jurídico, es una figura impropia desde cualquier punto de vista democrático.

Pedro Sánchez y su Gobierno están atacando lo más sagrado en términos democráticos, y no se puede consentir que haya impunidad para los delincuentes. Es incompatible con la democracia y los ciudadanos tenemos que hacer oír nuestra voz porque es verdad que los partidos políticos tienen una responsabilidad, tienen sus estrategias, están en su tareas de plantear los debates en las instituciones en las que están presentes, los partidos tienen un papel que desarrollar pero los ciudadanos tenemos otro papel que es complementario. Los ciudadanos tenemos derechos pero también tenemos obligaciones. Hay que salir a la calle no solo a quejarse, hay que salir también a defender la democracia, a defender lo que nos une.

Los distintos, los que pensamos de forma diferente, los que tenemos ideologías distintas, tenemos una cosa en común: un carnet de ciudadanía y tenemos que salir a defender eso, nuestra ciudadanía, nuestros derechos. La concentración del 13-J pretende dar esa oportunidad a los distintos para salir juntos a defender lo común, lo que es de todos.

¿Los indultos le pueden pasar factura al PSOE?

Me importa poco la factura que le pase al PSOE, me importa la factura que le pase a la democracia y por eso hay que salir a la calle para que a la democracia no le pase factura, la democracia no está en tregua, la democracia hay que estar defendiéndola de forma permanente. Si el Gobierno hace los indultos, tiene que hacer un decreto para indultarlos, y ese decreto es recurrible. El Gobierno tiene la capacidad para indultar pero no de una forma arbitraria, por eso está regulado por ley y por eso cabe el recurso.

Hay quien dice que con esta concentración no vamos a evitar que Sánchez los indulte, pero vamos a decidir en la calle que nosotros, los ciudadanos españoles, no vamos a indultar a Sánchez.

La del 13-J, ¿es una concentración contra los indultos y el Gobierno de Pedro Sánchez?

Es una concentración a favor de las instituciones, en defensa de la democracia, de la libertad y de la igualdad, qué es lo que tenemos que cuidar. En la medida que alguien ataque todos esos valores y todos esos principios pues se sentirá apelado por esta concentración, pero será porque ataca la democracia, el sistema del 78, las instituciones, la justicia y la libertad. Salimos a la calle a defender la democracia, a defender lo que nos une.

¿Cómo de importante es la foto en Colón el 13-J con los diferentes líderes políticos?

Quienes quieran sacar una foto el 13-J tienen que ir con una cámara con gran angular, porque los protagonistas van a ser los ciudadanos. Hay quien cree que solo importan los ilustres, pero no, importan los ciudadanos. En el 13-J va a quedar muy de manifiesto que no hay VIPS porque todos son VIPS. En esta concentración ni hay cabecera, ni hay fila cero, ni hay ningún sitio especial para nadie especial porque todos los que estén el 13-J en Colón son especiales, todos y cada uno de ellos son protagonistas y quiénes ahí estén, al margen de que tengan cargos en organizaciones, en partidos, en instituciones sociales, los que van a la calle son ciudadanos.

Es una concentración en defensa de la Constitución. El PSOE también es un partido constitucionalista.

No me cabe la menor duda de que muchos ciudadanos españoles votantes del Partido Socialista estarán allí. Absolutamente todos los ciudadanos que quieran defender los valores democráticos están convocados el 13-J en Madrid, en la Plaza de Colón.

No hace falta ni siquiera a ser un seguidor muy directo de todas las noticias e informaciones políticas para darse cuenta de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, desde que está en el Gobierno, ha tomado una serie de decisiones que van en contra lo más importante: la unidad de la nación española y la cohesión entre españoles. Las decisiones más importantes que ha venido tomando, desde la Ley de Educación que tiene la pretensión doctrinar en la escuela y excluir la lengua común hasta las decisiones de utilizar la Fiscalía convirtiéndola en la Abogacía del Estado, pervirtiendo la función de la Fiscalía hasta sus intentos de parasitar la Justicia y sus leyes para acallar a los medios de comunicación libres.

Todas la tareas que ha desarrollado Sánchez, a través de las leyes y de las iniciativas y los decretos del Gobierno, han tenido el objetivo, por una parte, de romper a los españoles, de volver a confrontarnos, y por otra parte, de librarse de los controles democráticos de cualquier Gobierno democrático, desde un Parlamento que ha tenido prácticamente anulado a través de los sucesivos decretos del Estado de Alarma hasta la parasitación de los órganos de la Justicia.

Se están produciendo una serie de acontecimientos que son muy dañinos para la democracia. Estamos hablando de los indultos a los delincuentes sediciosos y malversadores de capitales públicos, esos indultos que Sánchez pretende dar de un plumazo, pero es que lleva unos cuantos meses indultando a plazos a los terroristas de ETA presos que están siendo acercados al País Vasco, muchos de ellos con informe negativo de Instituciones Penitenciarias, sin haber cumplido los requisitos que están en la ley para beneficiarse de su situación penitenciaria.

Se dice que el actual Gobierno es uno de los más progresistas de la historia de España.

Titular como progresista a un Gobierno que funciona en clave de los golpistas y de los terroristas es una aberración del lenguaje, es la perversión del lenguaje. ¿Cómo se puede calificar de progresista un Gobierno basado en los principios y los valores de los jurados enemigos de la democracia? El populismo, el comunismo, el golpismo separatista y el terrorismo, es decir, quiénes representan esas líneas ideológicas y de acción, son los aliados elegidos por Sánchez para gobernar.

Hablas de populismos de izquierdas, pero también los hay de derechas y algunos meten a Vox ahí.

Vamos a juzgar a cada cual por lo que hace. Yo califico de populismo a Podemos por lo que hace desde las instituciones, no porque ellos se califiquen así o porque otros les califiquen de esta manera. Me parece importante que huyamos de los calificativos ajenos y seamos capaces de juzgar a cada cual por lo que hace.

En el Gobierno de España hay un partido populista que se llama de izquierdas, que es Podemos, y que defiende regímenes populistas llamados de izquierdas pero que realmente han llevado a la ruina a su país, desde Irán hasta Venezuela, y defienden que ese es el modelo para España. En el Gobierno de la nación hay ministros que defiende a Lenin, que defienden hoy esa historia de terror.

A mí no me gusta ni el populismo ni el nacionalismo ni de derechas ni de izquierdas, pero no vamos a meterlo todo en el mismo saco. De lo que pasa en España los mayores culpables y los mayores responsables están en el Gobierno de la nación porque tienen el poder y tienen el Boletín Oficial.

¿Unión 78 va a seguir dando la batalla en las calles?

Siempre que haga falta. Dando la batalla en defensa de la democracia y de las instituciones, y si eso termina siendo contra el Gobierno será porque el Gobierno está en contra de las instituciones y de la democracia.

Rodrigo Isasi Arce

Periodista especializado en Defensa, conflictos armados, mundo arabo islámico y cooperación internacional. Viajero empedernido y fotógrafo aficionado.