Sex Talk: ¿Por qué el sexo sigue siendo tabú en 2019? 
Foto: Carola Melguizo

Lifestyle

Sex Talk: ¿Por qué el sexo sigue siendo tabú en 2019? 

Estrenamos sección: Sex Talk. Noemí Casquet habla de sexo en la intersección de la política, la sociedad y por supuesto de todas las preguntas que siempre quisiste hacer.

por Noemí Casquet

Actualizado:

Todavía no puedes creerlo pero sí, el sexo sigue siendo un tabú a pesar de la evolución y el paso de los años. Vivimos en una época donde la información está a un solo click de distancia, donde las personas son las nuevas creadores de contenido y donde la diversidad y la igualdad están a la orden del día. Podemos decir que el mundo, por fin, se está mostrando tal y como es. Pero el sexo, ¡ay si hablas de sexo!. 

Como periodista especializada en sexualidad llevo ocho años divulgando e investigando sobre el tema. Y créeme que el sexo sigue sorprendiendo a la gran mayoría cuando, curiosamente, casi todos hemos nacido de un polvo, ¿verdad? ¿Cómo puede ser que algo tan alucinante sea censurado? 

Existe una dificultad tremenda para transmitir información sobre esta temática. En mi caso he recibido censura en medios de comunicación, me han cerrado la cuenta de Instagram dos veces (y esta tercera me han bloqueado la subida de posts durante semanas), me han denunciado de forma masiva el canal de Youtube teniendo que archivar todos mis vídeos (porque si no, me cierran mi perfil en la plataforma) o me han dificultado el acceso y la compra de nuevos formatos televisivos. ¿De verdad la sexualidad se merece todo esto? 

Vivimos en una doble moral. Nos bombardean constantemente con imágenes bastante sexualizadas pero ¡aquí nadie se masturba ni folla! 

Esto tiene una explicación. Resulta que el sexo es uno de los elementos de control social más importantes: si todo el mundo ve el placer del mismo modo, es mucho más fácil manipular a las personas porque todo el mundo piensa igual. Por lo tanto, en un sistema consumista será mucho más fácil vender cosas a través de lo ‘prohibido’, lo ‘privado’, lo ‘deseado’. Si las personas no hablan sobre sexo o sienten vergüenza por ello, no podrán hacer fuerza para cambiar lo establecido y seguirán metiéndonos en la cabeza cómo tenemos que actuar y ser. ¿Tiene lógica, verdad? 

Por eso, es tan importante utilizar el sexo como herramienta de liberación. Debemos charlar y visibilizar todas las alternativas. De ese modo estaremos rompiendo con uno de los elementos de control más importantes y conectando nuevamente con nuestra naturaleza, que ya toca.

Noemí Casquet

Periodista especializada en sexualidad y escritora. Quiero liberar a las personas de este sistema establecido.