Sin comentarios ni 'likes': así es la nueva ley que cambiará los canales de niños de YouTube
Foto: Jenny Kane

Lifestyle

Sin comentarios ni 'likes': así es la nueva ley que cambiará los canales de niños de YouTube

El 75% de menores de dos años tienen fotografías suyas en internet subidas por sus padres, sin ser conscientes de los daños que puede suponer

por Inés Bertrán

Actualizado:

Los carameluchis, los bichetes, los coquetes… son ahora los canales familiares que dominan YouTube en España. Ellos son familias que muestran su día a día, desde cómo llevan a sus hijos al colegio hasta qué compran en el supermercado. Tienen cientos de miles de seguidores, no solo en su cuenta de YouTube, sino también en sus redes sociales como Instagram o Facebook. Todos ellos son los afectados por la Ley COPPA. Pero, ¿qué es la ley COPPA?

En 1998 en Estados Unidos se creó la Children’s Online Privacy Protection Act (COPPA), también conocida como la Ley de Protección de la Privacidad para Niños. El objetivo de esta ley es proteger a los niños menores de 13 años para evitar que den información personal en Internet sin el consentimiento de sus padres.

El pasado mes de diciembre la plataforma YouTube recibió una multa de 170 millones de dólares americanos por recopilar ilegalmente información personal de niños sin la aprobación de sus padres, violando la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA). Tras esta multa, la plataforma ha decidido someterse a cambios en todos los países no solo en Estados Unidos.

A partir de ese momento, los canales dedicados a niños se verán gravemente afectados, ya que a los suscriptores, por ejemplo, no les llegara notificación cada que suban un vídeo. Además, se eliminan los comentarios, los likesdislikes y los anuncios personalizados, es decir, que de hasta 20 anuncios que un youtuber puede poner en un vídeo, ahora solo tendría la posibilidad de poner uno, lo que afectaría su monetización, y si antes ganaba 500 euros por un vídeo ahora solo ganará 50.

Son pocos los creadores de contenidos que han hablado sobre de la aplicación de la ley COPPA, que afecta a la presencia de menores en redes. Uno de los canales que se ha pronunciado es El Mundo de Mía, que cuenta con más de 210.000 suscriptores, y nos explica que los cambios ya se han empezado a producir. “Tenemos los comentarios desactivados desde hace mucho tiempo, pero esto no solo pasa a nuestro canal, ya ha afectado a muchos canales familiares. Nuestra intuición es que va ser una decadencia progresiva y que es una crónica de una muerte anunciada. Después de darle muchas vueltas hemos decidido continuar y empujar el canal, pero en el caso que sea necesario ya tenemos un plan B», afirma Daniela Ponce, una de las integrantes del canal.

Todos los canales existentes en YouTube tienen la obligación de indicar a la plataforma si su canal o vídeo subido es dedicado a niños, ya que de no hacerlo serán sancionados y tendrán que pagar una multa. Con este aspecto es con el que todos se han quedado perplejos, pues YouTube ha indicado que considera un niño a un menor de 13 años, y es aquí donde todos los creadores de contenido han empezado a tratar de descifrar si su canal será o no afectado, ya que todos pensaban que se trataría de vídeos para menores de entre cuatro a siete años. Sin embargo, un rango de edad tan alto ha generado pánico entre algunos youtubers, ya que nadie quiere pagar hasta 42.000 dólares, que es lo que indica la plataforma que tendrán que pagar en caso de no indicar correctamente si el vídeo es para menores.

La abogada Beatriz Calavia ha explicado a The Objective cómo está regulada la presencia de menores en España. «Está regulada por la Ley Orgánica 3/2018 del 5 de diciembre sobre protección de datos personales y garantía de los derechos digitales. En su artículo siete especifica el tratamiento de datos personales, por ejemplo las imágenes de menores de edad únicamente se podrán fundar en su consentimiento cuando sea mayor de 14 años. Esta ley orgánica fija ese límite de edad, que los menores de 14 años necesitarán el consentimiento padres, madres o tutores para subir fotografías, vídeos… a las redes sociales», explica Calavia. Por otra parte, «el reglamento de la Unión Europea se encuentra recogido en la protección de datos de 2016, y habla de 16 años. Pero los estados miembros tuvieron la potestad de elegir dentro de unos ciertos limites la edad. España consideró que 14 años era la edad adecuada para que prestara su consentimiento».

A nivel de redes sociales cada vez más en España hay sentencias que obligan a padres y madres a eliminar el contenido del menor: una fotografía, un vídeo… que se haya subido. En España todavía no ha habido multas, pero en otros países vecinos como Francia ha habido varias de hasta 45.000 euros. En España, lo único que ha pasado hasta ahora es que se les ha obligado a retirar el contenido.

El futuro de los menores en Youtube 1

Foto: Ivan Sekretarev | AP

«En mi opinión», dice Beatriz, «cada vez que se sube una fotografía del menor a una red social se pierde el control, así lo afirman la Policía Nacional, la Fiscalía de menores… Tu le cedes esa imagen a internet y es muy difícil borrarla».

«El 75% de menores de dos años tienen fotografías suyas en internet, subidas por sus padres. Las suben por desconocimiento, porque no se dan cuenta del riesgo. Entonces yo creo que endurecer las penas o promulgar nuevas leyes en este sentido no lo veo tan práctico, sino que se cumplan las que ya están”, afirma la abogada experta en redes sociales.

Otra de las influencers que se ha pronunciado al respecto en su canal de YouTube es Estefanía Unzu, conocida como Verdeliss, que saltó a la fama por su participación en la sexta edición del programa “Gran Hermano”. Causó un gran revuelo su participación, pues fue la primera mujer que entraba embarazada a un programa de televisión. Para muchos resultó chocante pero ella se dedica a compartir su vida por YouTube, previamente ya había compartido varios de sus embarazos (es madre de siete niños). Ella puede ser una de las grandes afectadas por la ley COPPA, ya que comparte su día a día en YouTube con sus seguidores. En todos sus vídeos aparecen sus hijos, muchos de ellos menores de 13 años. Afirma que no sabe hasta que punto puede afectarles la ley COPPA y que están a la espera de lo que pueda suceder.

 

Muchos youtubers tienen miedo de que por “error” la plataforma indique que están infringiendo sus políticas y al final se elimine su cuenta. El pasado 10 de diciembre millones de ellos recibieron un mensaje en el que la plataforma les preguntaba si aceptaban o no las nuevas políticas, y en caso de no aceptar no podrían volver a monetizar el canal.

María Hernández es una de las influencers que más ha crecido en el último año. Cuenta con la friolera de 82.000 seguidores en su cuenta de Instagram (el mismo número de personas que caben en el estadio Santiago Bernabeú) y trabaja en una de las agencias más importantes de nuestro país, Soy Olivia, que lleva muchos de los canales familiares más importantes de España.

Las influencers han cambiado la manera de hacer publicidad. «Creo que las redes sociales son un medio muy potente para hacer publicidad y que las marcas han encontrado un nicho de mercado super importante con las influencers porque llegan a muchas personas, tienen un poder muy grande y que una de ellas utilice uno de los productos de una marca repercute mucho en la demanda y en algunos casos más que si saliera en un anuncio de televisión” cuenta María a The Objective.

View this post on Instagram

“Buah, esto es muy fuerte”. Esta ha sido la frase más repetida en las ultimas horas. Estoy ya sentada en el aeropuerto esperando a embarcar y parece que fue ayer cuando llegue a mi querida Viena. ¿Cómo puede haber pasado tan rápido el tiempo? De verdad que no dejo de preguntármelo. Hoy acaba una etapa de mi vida de la que no puedo estar más agradecida y orgullosa. Tenía miedo de estar fuera de casa tantos meses, de separarme de mi familia, amigas, pareja… es cierto que todo lo nuevo asusta pero siempre me recuerdo a mi misma la frase de “Cuando dejes de tener miedo, empezarás a disfrutar”. Y es totalmente cierta. Han sido unos meses maravillosos, llenos de experiencias, viajes, nuevas amigas, amigas de verdad, de las que son para siempre y de aprendizaje en muchos aspectos de mi vida. En general me quedo con quien soy ahora, me quedo con que no puedo sentirme mas orgullosa de mi por todo lo conseguido y por haberme superado un poquito más. No puedo sacar nada negativo de esto porque aun las cosas que me hayan podido decepcionar, creo que son positivas, ahora se quien me quiere y quien esta ahí sin importar los kilómetros y creedme que haber descubierto eso es maravilloso. Os animo a que todos los que estabais como yo antes de venir aquí, con miedo y muchas dudas, deis un paso hacia adelante y toméis la decisión de iros y VIVIR ESTO porque lo vais a recordar toda vuestra vida como una de las mejores épocas que hayáis podido vivir. Vais a conoceros mucho más, vais a crecer personal y profesionalmente, a madurar mucho y sobre todo a valorar todo aquello que tenéis que muchas veces no hacemos ya que el ser humano tiende a mirarse mucho el ombligo y olvidar lo que hay a su alrededor. Hasta aquí mi reflexión melancólica de hoy 💘 Y a vosotros, gracias por haberme acompañado en esto!!!

A post shared by MARÍA HERNÁNDEZ (@mariahernandezc) on

Para ella la entrada en las redes sociales fue de manera inesperada. “Me fui de viaje a Mykonos y subí una foto super sencilla vestida con un traje azul posando en una puerta. Al día siguiente cuando me levanté tenía muchísimos nuevos seguidores y likes. Me asusté y me lo privaticé. Pero el boom no paró, seguía recibiendo cientos de solicitudes en Instagram y decidí explotarlo. Empecé a subir fotos en el mismo sitio que la primera foto pero en diferentes ángulos y siguieron teniendo éxito. Y así hasta el día de hoy», comenta María.

Le preocupa mucho la presencia en YouTube de menores, ya que no esta apenas regulada. “Ves a niños con 13 años que tienen cuentas en Instagram y me parece una barbaridad. Hoy en día los menores cada vez tienen un móvil mas pronto, y mis padres me lo tenían super controlado, no me abrí una cuenta en redes sociales hasta que cumplí los 17 años. Los menores tienen mucho acceso a las redes sociales, Internet y creo que hay que tomar medidas al respecto.”

A ella la fama le llego de un día para otro y afirma que gracias al apoyo de sus padres y su madurez pudo saber gestionarlo pero le preocupa que haya menores que no sepan llevar esa fama. Y la ley COPPA puede ser una gran ayuda en cuanto a la regulación de los menores en YouTube. Y quién sabe si en un futuro esa regulación puede dar el salto a otras redes sociales.