Solidaridad en tiempos de pandemia: cómo ayudar más con menos
Foto: Marco Ugarte| AP

Mundo ethos

Solidaridad en tiempos de pandemia: cómo ayudar más con menos

Llega a España Ayuda Efectiva, una fundación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es ayudar con menos a más cantidad de personas

por Lidia Ramírez

Los españoles somos gente solidaria. Las cifras así lo avalan: 27 años líderes mundiales en donación y trasplante de órganos, con unas cifras récord de 114 trasplantes por millón de habitantes, según los últimos datos publicados por la Organización Nacional de Trasplantes; también somos la sociedad más receptiva a acoger refugiados (86%), a razón de un análisis realizado por Pew Research entre 18 países; y, además, el 86% de los adultos españoles ha colaborado alguna vez con una ONG (alimentos, ropa, firma de causas, etc.) y el 55% lo ha hecho de forma económica, según un estudio realizado por Kantar Millward Brown para la Asociación Española de Fundraising en 2018.

Somos una sociedad que empatiza, que da sin pedir nada a cambio, solo la gratificación de saberse útil en la creación de un mundo mejor, porque como dice la canción: «debe de haber otra forma de vivir». Un mundo donde 700 millones de personas no vivan en situación de pobreza extrema, donde la malaria, por ejemplo, no mate a 400.000 personas al año en países como Burkina Faso o Níger.

Los españoles sentimos la necesidad de ayudar. Concienciados con la pobreza en el mundo, tenemos muy presente la España de los años del hambre, donde hubo mucho miedo y poco pan. Ahora, siendo una potencia económica europea, sin embargo, son muchos los que a la hora de tender la mano se preguntan: ¿cómo y a quién ayudo?, ¿mi donación conseguirá el máximo beneficio posible?, ¿es posible hacer más con menos?, ¿será efectiva mi ayuda?

Solidaridad en tiempos de pandemia: cómo ayudar más con menos

Imagen: AP

Con el objetivo de dar respuesta a estas preguntas, o mejor, con el objetivo de que no te las hagas, llega a España el altruismo eficaz, una tendencia internacional que busca maximizar el impacto de las donaciones benéficas y que aterriza en nuestro país de la mano de la fundación Ayuda Efectiva, que selecciona y financia los programas humanitarios que, con un mismo coste, «salvan más vidas o ayudan a más personas».

Nos lo cuenta Pablo Melchor, cofundador y presidente de Ayuda Efectiva: «Nosotros destinamos el dinero de las donaciones a una serie de programas de salud que, o bien salvan más vidas con una misma cantidad de dinero, o bien ayudan a más gente de forma más significativa». Para ello, Ayuda Efectiva intenta identificar qué intervenciones permiten resolver esos problemas (o lograr mayores progresos) con una mejor relación coste-efectividad, esto es, con una misma cantidad de dinero, algunas intervenciones consiguen una determinada mejora en la salud de cientos de personas, mientras que otras intervenciones solo consiguen una mejora equivalente en una única persona.

La primera iniciativa de Ayuda Efectiva es su ‘Fondo Salud Global’, que destinará las donaciones a financiar «los programas de salud más efectivos en los países más pobres», nos explica Melchor por teléfono, que nos detalla que en estos momentos la fundación distribuye el dinero en partes iguales entre cinco proyectos: dos que tratan la malaria (distribución de mosquiteras y tratamiento de niños), dos de desparasitación –más de 800 millones de niños que necesitan recibir tratamiento contra los gusanos parásitos– y otro de suplementación de vitamina A –uno de cada tres niños menores de cinco años tiene una deficiencia de vitamina A, que es responsable del 2% de las muertes de niños de esta edad–.

Además, con Ayuda Efectiva puedes ver el impacto estimado de tu donación en un año, como así muestra la tabla inferior:

Solidaridad en tiempos de pandemia: cómo maximizar el impacto de nuestras donaciones

 

Aunque el concepto del altruismo eficaz está aún muy poco desarrollado en España, en Estados Unidos GiveWell lleva más de una década haciendo evaluaciones de coste-efectividad para identificar los proyectos que maximizan el impacto del dinero donado. También Giving What We Can, cuyo fundador, Toby Ord, hizo un análisis de estudio masivo sobre intervenciones de salud, llegando a la conclusión algunas intervenciones eran centenares de veces más efectivas que otras.

No obstante, Melchor es consciente que se enfrenta a un gran reto, ya que el sentimiento de cercanía es el mayor impulsor para la sociedad española a la hora de elegir con qué proyecto colaborar: «Evolutivamente estamos preparados para que nos importe más lo que tenemos al lado, el sufrimiento cerca de nosotros», explica Pablo Melchor, que de momento centra su proyecto solo en la ayuda internacional: «España es un país muy rico, con un sistema sanitario excepcional. Cuando hacemos el estudio de dónde podemos ayudar a más personas, al final, irremediablemente nos lleva a sitios donde no hay nada, sitios en los que por una misma cantidad de dinero conseguimos ayudar a más gente».

De esta forma, agrega y reconoce: «Nosotros nos estamos centrando en algo que es difícil, que es combinar la empatía con la racionalidad, con los datos». Por eso anima a los donantes a que parte de su actividad humanitaria o filantrópica la dediquen a aquellos problemas que conocen bien y que tienen cerca y otra parte a esta otra forma de ayudar que es «la más efectiva, en la que prácticamente nos da igual cuál sea el problema porque lo que nos importa es ayudar al máximo número de personas».

 

Solidaridad en tiempos de pandemia: cómo ayudar más con menos 2

Imagen: Ignatis Tsiknis | AP

Lidia Ramírez

De la tierra de los cinco Califas. Tras años viviendo en directo en la pequeña pantalla, ahora escribo sobre cambio climático y derechos humanos en The Objective. Siempre a compás.