'Solo la voluntad me sobra': 300 dibujos de Goya para los 200 años del Museo del Prado
Foto: David Fernandez

Cultura

'Solo la voluntad me sobra': 300 dibujos de Goya para los 200 años del Museo del Prado

El mismo día en que el Museo del Prado conmemora su bicentenario, la pinacoteca inaugura la muestra más ambiciosa de dibujos de Francisco de Goya

por The Objective

Actualizado:

El 19 de noviembre de 1819 el Museo Nacional del Prado –que por entonces se denominaba Real Museo de Pintura y Escultura– abría sus puertas por primera vez. La mejor pinacoteca de España y una de las más importantes del mundo cumple 200 años desempeñando la misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal.

Así, la casa de El Jardín de las Delicias, de El Bosco; Las Meninas, de Velázquez; El caballero de la mano en el pecho, de El Greco y La familia de Carlos IV, de Goya –entre muchas otras grandes obras– se confirma como una de las pinacotecas más longevas del mundo y lo hace precisamente de la mano de Francisco de Goya, el artista más representado en las paredes de esta institución.

Vista de la exposición ‘Goya Dibujos. Solo la voluntad me sobra’ en el Museo del Prado. | Foto: David Fernández | EFE

El Museo del Prado inaugura el mismo día en que conmemora su bicentenario la muestra Solo la voluntad me sobra, que ha sido organizada junto a la Fundación Botín y que reúne por primera vez, en una ocasión única, más de 300 de los dibujos de Goya procedentes de las propias colecciones del Prado y de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, ofreciendo un recorrido cronológico y temático por su obra, con presencia de dibujos de toda su producción, desde el Cuaderno italiano a los álbumes de Burdeos.

Una mujer observa una de las obras pertenecientes a la exposición ‘Goya Dibujos. Solo la voluntad me sobra’. | Foto: David Fernández | Efe

La mayoría de las obras expuestas pertenecen los fondos del museo, que conserva una de las mayores colecciones del autor y que no están expuestos de forma permanente por cuestiones de conservación.

Se trata de la mayor exposición realizada hasta la fecha sobre los dibujos del autor, un género que se considera «el corazón» de su legado. La excepcional muestra desempolva gran parte de los fondos de Goya y demuestra la vigencia de su discurso, con temas como la violencia contra la mujer, la hipocresía, las apariencias o la injusticia social. Temas universales y vigentes que preocuparon al artista durante toda su vida y que dejan de un lado el hecho de que hayan pasado dos siglos desde que las obras fueron concebidas.

Vista general de la exposición ‘Goya Dibujos. Solo la voluntad me sobra’. | Foto: David Fernández | EFE

Joyas conocidas y por descubrir

Entre las joyas de la exposición inédita se encuentran obras ampliamente conocidas como Caprichos, los Disparates o el Cuaderno C (1808-14), que se encuentra casi completo y que hasta ahora no se había visto nunca en conjunto.

Del cuaderno se conocen 126 dibujos y el Prado muestra 120, en los que se pueden ver imágenes que demuestran su amplio registro y que van desde sus críticas feroces contra la Iglesia, a oscuras visiones oníricas o escenas femeninas como una joven pensativa en pleno paseo, acompañada por la frase «Piénsalo bien».

Un hombre observa algunas de las obras de la exposición ‘Goya Dibujos. Solo la voluntad me sobra’ en el Museo del Prado. | Foto: David Fernández | EFE

El Museo del Prado también ha incluido en la muestra piezas de la serie Tauromaquia, a los que el artista incorpora un alto grado de violencia en consonancia con el discurso ilustrado antitaurino, o el Cuaderno de viejas y Brujas, una obra inacabada en el que el artista recogió escenas de vejez, otro de sus temas recurrentes al término de su vida.

Cuando Goya vivía aún en Madrid, tres pinturas suyas colgaban ya en la sala que daba acceso a la galería central del museo, los dos retratos ecuestres de Carlos IV y María Luisa de Parma y El garrochista. 200 años después, Goya sigue más vivo que nunca en Solo la voluntad me sobra, una exposición que estará abierta al público hasta el 16 de febrero de 2020.