The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Cuál es la leche vegetal más nutritiva para sustituir a la leche de vaca?

Foto: Calum Lewis | Unsplash

Cada vez son más los consumidores que prescinden de la leche de vaca en sus dietas: lo hacen por convicciones éticas –propias de prácticas como el veganismo, que renuncia a cualquier producto de procedencia animal– o por razones sanitarias. Esto ocurre, en gran medida, en las personas que padecen intolerancia a la lactosa. Muchos de ellos, tanto en un caso como en otro, han optado por sustituir la leche de vaca con algunas alternativas vegetales.

Por esta razón, algunos estudios científicos se han afanado a resolver si la naturaleza es capaz de compensar las propiedades de la leche de vaca con otra clase de leche, ya sea de arroz, coco, almendra o soja. Una investigación reciente, realizada por la estadounidense Universidad de McGill y divulgada por la revista Journal of Food Science Technology –y recogida por Futurity–, realiza estas comparaciones y saca una conclusión clara: la mejor alternativa es la leche de soja.

Lo han hecho tras comparar dosis de cada una de estas variedades en cantidades de 240 mililitros. Así descubrieron que la leche de soja tiene unas características nutricionales muy equilibradas, con propiedades como las isoflavonas, un potente antioxidante. Sin embargo –y paradójicamente– también cuentan con antinutrientes que dificultan la absorción de otras propiedades. Esto no impide que sea la más completa, lo cual justifica que durante cuatro décadas haya sido la principal sustituta de la leche de vaca.

¿Cuál es la leche vegetal más nutritiva para sustituir a la leche de vaca? 1

Una vaca, ordeñada en una granja de Saint-Colomban, Francia. | Foto: Stephane Mahe/Reuters

Los investigadores analizaron la leche de arroz, de la que destacan que puede ser una alternativa tanto para la leche de vaca como para la de soja, en caso de que la persona en cuestión sea alérgica a la planta. Este producto destaca por su sabor, que es más potente, y por su alta cantidad de carbohidratos, algo que no es siempre recomendable.

También descubrieron que otras opciones como la leche de coco, consumida ampliamente en algunas regiones de África y Sudamérica, carece de proteínas, tiene pocas calorías y colabora con el aumento del colesterol malo. En cuanto a la leche de almendra, tiene un alto contenido de ácidos grasos útiles para perder peso pero no tiene los nutrientes de otros tipos de leche, por lo que requiere de otros complementos para compensar este déficit.

Dicho esto, todas las leches analizadas –salvo la de coco– contienen más calcio que la leche de vaca, que sí plantea beneficios particulares y reseñables en la parcela antimicrobiana, por ejemplo. El estudio apunta que el consumo de leche de vaca en los bebés refuerza notablemente su sistema inmunológico. Este consumo, sin embargo, no se recomienda en muchos casos: sorprendentemente, como señalan los expertos de la universidad canadiense, alrededor del 80% de los africanos y el 100% de los asiáticos es intolerante a la lactosa. En su caso, la búsqueda de alternativas es a todas luces fundamental.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.