The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

GDE Bertoni, el pequeño taller italiano donde se fabrica la copa del Mundial

Foto: GIUSEPPE ARESU | AP Photo, File

Por primera vez en 60 años, Italia no participa en el Mundial de fútbol, pero su presencia está, además de con varios árbitros, con otra pieza clave en Rusia: el trofeo de la Copa del Mundo. Pocos saben que en la pequeña localidad italiana de Paderno Dugnano, cerca de Milan, se fabrica la copa más deseada del mundo. En esta ciudad de 47.800 habitantes se encuentra la fábrica GDE Bertoni, donde se elabora el trofeo. El original, de 38 centímetros de alto y poco más de seis kilos de oro macizo y malaquita, es propiedad de la FIFA y raramente es exhibido. Sin embargo, cada cuatro años, viaja hasta esta ciudad lombarda para ser restaurado.

"Cuando el original regresa a casa siempre supone un sentimiento especial, pese a que veamos la réplica todos los días. El original es el original. Es como ver la Gioconda o una copia de la Gioconda. La emoción no es igual", cuenta a la agencia AFP Valentina Losa, directora de Bertoni. La pequeña empresa fundada por su bisabuelo -unas oficinas, un taller y 12 empleados en total- está instalada en una zona industrial de la ciudad.

Fue en este rincón de Lombardía donde el trofeo del Mundial fue diseñado y creado en 1971 por Silvio Gazzaniga, escultor y director artístico de la empresa, ayudado por Giorgio Losa, el padre de Valentina, que le sugirió reemplazar en la parte superior del trofeo un balón por un globo terrestre.

GDE Bertoni, el pequeño taller italiano donde se fabrica la copa del Mundial 1

Uno de los procesos de fabricación de la copa en el taller GDE Bertoni, en Paderno Dugnano. | Foto: Giuseppe Aresu/ AP Images

Entre un Mundial y el siguiente, la FIFA confía a Bertoni y a sus expertos el cuidado del trofeo para que brille y luzca como el primer día; para ello, aplican un barniz que lo protege del frío y del calor, y que le permite conservar el brillo durante casi diez años.

Además de la restauración del modelo original, Bertoni se encarga de fabricar para cada torneo una réplica única, que el equipo vencedor podrá conservar. Esa réplica no es de oro sino de latón. Una vez fundido y moldeado, el trofeo se somete a diferentes tratamientos antes de su baño en oro de 24 quilates.

GDE Bertoni, el pequeño taller italiano donde se fabrica la copa del Mundial

Cada cuatro años, el trofeo original viaja hasta el taller GDE Bertoni, en Paderno Dugnano. | Foto: Giuseppe Aresu/ AP Images

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.