¿Te espía tu pareja?
Foto: Un Investigador

Lifestyle

¿Te espía tu pareja?

<p>Las dudas acechan. La incertidumbre te ahoga. <a href="http://theobjective.com/investigations/es/sources/2014/07/06/signos-que-evidencian-una-posible-infidelidad">Hay algo que te hace sospechar</a> que la persona con la que compartes tu vida podr&iacute;a tener ojos para alguien m&aacute;s. No puedes seguir as&iacute;. Existen dos&nbsp;opciones para poner fin a ese pesar:&nbsp;<a href="http://www.infidelity.es/consejos_previos/contratar.html" target="_blank" rel="noopener noreferrer">convertirte en esp&iacute;a</a> o confiar la misi&oacute;n a un <a href="http://www.pimagazine.com/FAQ/private_investigator_statistics.htm" target="_blank" rel="noopener noreferrer">detective profesional</a>. Los m&eacute;todos y las leyes han cambiado, pero las parejas siguen recurriendo a todo tipo de medios para responder a la gran pregunta. Pero, &iquest;te has parado a pensar si <a href="http://theobjective.com/investigations/es/sources/2014/07/06/ley-52014-de-4-de-abril-de-seguridad-privada">es legal espiar a tu pareja</a>? &iquest;Es moral? &iquest;Crees que te est&aacute;n espiando? He aqu&iacute; algunas respuestas.</p>

por The Objective

Actualizado:

Cada vez son más las parejas que recurren a detectives para descubrir una infidelidad (Spencer Platt/Getty Images)

Hay cerca de 60.000 detectives privados en Estados Unidos. La Assocation of British Investigators estima que hay 10.000 agentes trabajando en Reino Unido. En España, hay 1.600 detectives licenciados ejerciendo actualmente, según la Asociación Profesional de Detectives Privados de España. La crisis y las modificaciones en las leyes que afectan al matrimonio han disminuido los encargos de espionaje en busca de infidelidades, que antaño constituían uno de los grandes referentes en el sector. A pesar de ello, y aunque acudir a una agencia profesional sigue siendo un recurso empleado por miles de personas, se expande en las redes y en la calle una fiebre por detectar infidelidades sin acudir a detectives, sino ayudándose de programas, aplicaciones para móviles, e incluso dispositivos antaño restringidos al uso policial y de los detectives privados.

No obstante, las estadísticas tampoco se han movido mucho a escala internacional: según los datos de la red de investigadores privados norteamericanos PInow.com, todavía hoy la mayoría de los investigadores privados son contratados para investigar posibles infidelidades en las parejas.

La comprobación de adulterio en 1920

Se anunciaba en la prensa en los años 20. Era la agencia L’Humanité S. A. del detective Ramón Julibert. Fundada en 1910 se presentaba como “la primera en su clase legalmente constituida en España”. En el encabezado de su oferta leemos “pesquisas secreto-particulares, civiles y criminales”. En 1920, con motivo de su décimo aniversario, Julibert hizo públicas las estadísticas de los casos que habían pasado por sus manos desde la creación de la agencia:

  • Pesquisas secreto-particulares civiles y criminales: 735
  • Investigaciones con comprobación (adulterio) y vigilancia á varios: 484
  • Investigaciones robo, hurto, estafa y chantaje: 379
  • Anónimos criminales y particulares comprobados: 47
  • Investigaciones sobre accidentes de pobreza, herencias mal adquiridas y falsificación de documentos: 183
  • Total de servicios tramitados: 1.803

Mucho han cambiado las relaciones desde 1920, pero las indagaciones en busca de infieles están más de moda que nunca.

Lo más infieles hoy: de Tailandia a Francia

Según los datos de la última encuesta mundial de Durex, en Asia se encuentran los países con mayor tasa de infidelidad masculina: Tailandia, con el el 54%, Corea del Sur, con 34%, y Malasia, con el 33%. Los datos se han obtenido después de encuestar a 29.000 personas en 36 países. Las mujeres más infieles son las de Nigeria, con un 62% y Tailandia, con el 59%. Le siguen las de Malasia, con el 39% y las de Rusia, con el 33%.

En cuanto a la “aceptación moral” o no de las infidelidades, Francia se sitúa a la cabeza de los más permisivos. Así que no sorprende que la mayoría de las encuestas europeas sitúen a los franceses como los más infieles. En “aceptación” le siguen Alemania, Italia y España. En el otro extremo de la tabla, Indonesia, Turquía y Palestina, donde la desaprobación moral de los affairs alcanza el 93-94%.

En otra encuesta reciente realizada por IFOP, el 55% de los franceses y 32% de las francesas admitieron engañar a sus parejas. No obstante, la infidelidad no supone la ruptura en muchas parejas francesas: el 63% consideran que pueden hacer la vista gorda ante una situación así y continuar con la persona de la que están enamorados.

En China, las mujeres han creado una agencia para luchar contra los maridos infieles.  (Goh Chai HIN/AFP/Getty Images)¿Es legal espiar a tu pareja?

 ¿Es legal espiar a tu pareja?

En principio, depende de quién lo haga. Eso supone que el seguimiento a tu pareja es legal siempre y cuando, “usted no esté acechando a una persona con la intención de acosarla o asustarla, y no esté invadiendo la privacidad de una persona, y sea usted una agencia autorizada”.

En España se ha modificado recientemente la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada. Esta nueva norma afecta directamente a los detectives que trabajan en la investigación de infidelidades. “En ningún caso se podrá investigar la vida íntima de las personas que transcurra en sus domicilios u otros lugares reservados”, afirma la ley, “ni podrán utilizarse en este tipo de servicios medios personales, materiales o técnicos de tal forma que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones o a la protección de datos”. La nueva ley recoge como infracción grave la “prestación de servicios de seguridad privada careciendo de los requisitos específicos de autorización o presentación de declaración responsable para la realización de dicho tipo de servicios”.

Los cambios en la legislación de protección de datos han complicado mucho el trabajo de los investigadores en la última década en muchos países. “Tienes permiso para fotografiar a una pareja besándose en un coche, pero no de pie junto a un coche», asegura un miembro de la Association of British Investigators.

“¿Es delictivo contratar a un detective si mi pareja me es fiel?”, se preguntan en la agencia Infedility, “No. Los Detectives Privados son profesionales con formación universitaria que se han habilitado para tal fin a través de la Dirección General de la Policía. Si una vigilancia es positiva o negativa no influye, no se preocupe al respecto, si su pareja es fiel muchos clientes destruyen el informe y todo queda entre ellos y nuestra agencia de investigación. De hecho muchas personas contratan servicios de investigación preventivos”.

En cuanto a los métodos empleados, las fotografías y vídeos son siempre las pruebas más codiciadas, por concluyentes. Desde Houston Private Investigator responden a la gran pregunta: ¿Cuándo es ilegal la “vigilancia secreta”? Cuando el sujeto tiene una “expectativa razonable de privacidad”: en los lugares interiores como casas o habitaciones de hotel. La videograbación también puede ser ilegal si “el propietario de los locales no lo consiente” o “si se obtiene para un propósito ilegal”.

Aseguran además que la norma es recurrir lo menos posible a la cámara oculta: “se evita siempre que esté disponible un método de investigación menos invasivo”. Y por supuesto, recuerdan que cuando se contrata a alguien para vigilancia a través de vídeo es fundamental asegurarse de que está “calificado y autorizado por el estado”. Además, concluyen, los vídeos y fotos obtenidas por un investigador con licencia “son admisibles como prueba en los tribunales”.

¿Por qué te investiga tu pareja?

Infidelity es la primera firma de Detectives Privados de Madrid y de España especializada exclusivamente en investigar infidelidades y engaño en la pareja. Un caso que reciben con frecuencia es el de alguien que quiere saber si su pareja le engaña pero no con intención de separarse, sino para salir de dudas. “La mayoría de las investigaciones que contratan nuestros clientes se realizan porque necesitan saber la verdad”, afirman, “y quieren poder enseñarlo a su pareja o a sus conocidos para demostrar que tienen razón y no son sus imaginaciones. Posteriormente deciden lo que quieren hacer con su relación”.

Sin embargo “la verdad” a la que aluden las agencias va más allá de las palabras. “La plasmamos con fotografías, vídeos en diferentes formatos, informes escritos y otros medios de prueba (recogida de muestras, cotejo de huellas, pruebas poligráficas) Cada prueba que se aporta puede variar según el tipo de investigación o el objetivo que se persigue en ese momento”, explican.

Antes de llamar a un detective o intentar el “espionaje doméstico”, la pareja habrá detectado ciertos signos de posibles infidelidades. Pinow los ha resumido en una completa infografía en la que se señalan aspectos como “el uso sospechoso de Internet”, “cambios en la intimidad”, “cambios en los hábitos de baño”, o “cambios en la rutina de trabajo”.

Los planes especiales para San Valentín, una pista que podría delatarle (John Moore/Getty Images)¿Las sospechas aumentan en los periodos de vacaciones? Los detectives no se ponen de acuerdo. Mientras que algunos aseguran que realizan seguimientos a posibles infieles de manera constante durante todo el año, otros reconocen que hay más casos en ciertas fechas, como en Navidad. “en esta época hay un mayor número de seguimientos relacionados la mayoría con la vigilancia de la pareja en las cenas de empresa”, afirma María José Vicente de MJ Detectives Privados.

Por sorprendente que parezca, alguna agencias recomiendan esperar a la celebración del Día de San Valentín para confirmar las sospechas de infidelidad, o bien para poner el caso en mano de profesionales. “Es un día importante para los enamorados”, y quienes están engañando a su pareja con otra persona, “buscan planes especiales” para poder estar junto a sus amantes en el día de San Valentín.

¿Tu pareja te ha regalado un teléfono?

Tal vez sea más barato que contratar a un detective para asegurarte de que tu pareja es fiel pero, sin duda, más peligroso. Se ha hecho muy popular mSpy, que permite por 40 dólares mensuales acceder a todo lo que hace tu pareja con su móvil: desde su ubicación, sus fotos o sus llamadas por Skype… hasta las búsquedas en Internet. La empresa lleva operando desde 2011, comenzó en Reino Unido y ya ha iniciado su expansión internacional, instalándose donde se encuentran la mayoría de sus clientes: Estados Unidos.

En teoría el software mSpy puede ser empleado tanto por padres que desean vigilar a sus hijos como por parejas que sospechan alguna infidelidad. Los datos de la empresa revelan que cerca del 40% de sus usuarios son padres que desean tener controlados a sus hijos y que, en muchas ocasiones, confiesan haber advertido a sus hijos la instalación de esta app. Pero de estas cifras se desprende que el 60% restante son usuarios que lo utilizan para espiar a sus parejas. Es difícil imaginar que ese 60% de usuarios que indaga en posibles infidelidades de sus parejas lo haga legalmente, es decir, con el consentimiento de la persona a la que están espiando. Si no hay consentimiento se está produciendo un uso ilegal, pero el responsable no es la empresa mSpy sino el propio usuario. Los usuarios hombres rondan el 80% del total.

Como otras muchas aplicaciones, mSpy tiene el “inconveniente” de que debe ser instalado previamente. Pero la empresa ha dado un paso más en su modelo de negocio, al anunciar el próximo lanzamiento de venta de teléfonos móviles que ya incluyen el programa preinstalado. De ahí uno de los primeros consejos de los detectives especializados en infidelidades a sus clientes: “Si le ha regalado su pareja un smartphone (teléfono móvil que permite el uso de aplicaciones) sospeche de ello y no lo use. Puede tener instalado un software espía”.

Aplicaciones como ThaiSpy, no sólo permiten la monitorización total de un móvil, sino que también ofrece la posibilidad escuchar una llamada en directo, o abrir el micrófono del teléfono investigado en cualquier momento, para tener acceso a lo que está ocurriendo en su entorno.

Recuperar mensajes de WhatsApp, Skype o Twitter

Existen multitud de ofertas de aplicaciones y servicios que aseguran poder espiar móviles ajenos -pasando por alto que se trata de una práctica ilegal- que ocultan en realidad virus. Sin embargo, también hay servicios profesionales dedicados a esta tarea. Uno de los más conocidos es Reconver Messages, “una aplicación automática que recupera a bajo nivel información del fichero de mensajes”, que ofrece acceso a datos de Telegram, Skype, Twitter, WhatsApp o Facebook entre otros. Para utilizarla sólo será necesario obtener el archivo SQLite en donde se almacenan esos datos. No obstante, los creadores de este programa advierten: “Esta información es incompleta e imprecisa. Piense que en ningún momento se recuperarán todos los mensajes, ni los mensajes completos. No es un error de la aplicación. Simplemente no se puede hacer más”.

Además de este servicio, desde Recover Messages ofrecen también la recuperación de “todos los mensajes”. Aunque para ello será necesario instalar previamente en el móvil deseado el software “Anti-Delete Protection”.  

La web oficial de WhatsApp recibe miles de preguntas diarias sobre recuperación de mensajes borrados y espionaje. No resulta tan complicado. Al menos, eso asegura Isaac Jimenez a Investigations: «no utiliza ninguna clase de cifrado, así que bastaría con interceptar el tráfico de tu red para poderlos leer tranquilamente; yo puedo poner una caja entre el router y la salida de Internet e interceptar todas las comunicaciones sin que te des cuenta». Aunque WhatsApp no guarda copia de los mensajes borrados en sus servidores, sí admite que en algunos dispositivos es posible la recuperación. “Tus conversaciones te importan mucho y trabajamos para que nunca las pierdas”, afirman, “pero, si están borradas por alguna razón no podemos ayudarte recuperarlas debido a que no las almacenamos en nuestros servidores. Sin embargo, hay pasos que puedes seguir para recuperar mensajes borrados en Android, iPhone, Black Berry…”.

En iPhone, por ejemplo, no es posible recuperarlos, salvo que emplees iCloud para crear una copia de las conversaciones con objeto de poder restaurarla más adelante. Sin embargo, sí ofrecen una posibilidad que permitirá “a lo mejor” recuperar los chats. “Afortunadamente, cada 24 horas WhatsApp automáticamente guarda tu historial de chats en la tarjeta de memoria microSD de tu dispositivo Android. Para restaurar el historial más recién, tendrás que desinstalar e instalar WhatsApp de nuevo”. Aunque el proceso parece sencillo, matizan: “WhatsApp no puede restaurar las copias de seguridad con más de 7 días de antigüedad”.

El kit de espionaje doméstico

Algunas personas prefieren emprender ellos mismos las tareas de espionaje, al margen de las consideraciones legales que ya hemos realizado. Tiendas como ISS, especializadas en venta internacional de productos de espionaje, cuentan con tanta demanda de productos especializados en asuntos domésticos que ofertan incluso una serie de artículos destinados en exclusiva a las pesquisas sobre posibles infidelidades.

Esto incluye supervisión total de ordenadores –in situ o de forma remota-, dispositivos de vigilancia de teléfonos móviles, cámaras ocultas en electrodomésticos o accesiones comunes: una planta, un reloj, una base para cargar el teléfono, una calculadora, un osito de peluche, un pequeño mechero, un libro, o incluso una lata de refresco.

Por extraño que parezca, hay empresas que se dedican exclusivamente a la fabricación de kits y artilugios para la detección química de una infidelidad. Es el caso de CheckMate, que ofrece un amplio abanico de productos y servicios con esta finalidad: desde un kit llamado CheckMate Infidelity Test para análisis doméstico de restos en la ropa, hasta la prueba de laboratorio de ADN por comparación o detección de semen en laboratorio de pruebas forenses.

El abanico de ofertas se amplía hasta linternas de luz ultravioleta, ganzúas para inexpertos que necesitan forzar alguna cerradura, o un spray que vuelve transparente durante unos minutos los sobres de papel o los paquetes forrados de papel para poder ver lo que hay en su interior.

El espionaje consentido

Entre las variantes más sorprendentes del pack de moda en software espía, se ofrece Couple Tracker, que permite a las parejas que se hayan puesto de acuerdo mutuamente para espiarse, tener acceso a toda la actividad digital, llamadas, redes sociales, datos, o situación y recorrido por GPS.

En general, la mayoría de las aplicaciones espía insisten que para evitar meterse en problemas judiciales, es necesario que la persona de la cual está realizando el seguimiento admita usar el software. Aún así, sigue habiendo lagunas: ¿a quién le consta ese consentimiento?

¿Cómo saber si te están espiando?

En cuanto al seguimiento estándar por parte de detectives privados, existen una serie de indicadores básicos. De acuerdo con Ehow.com, lo esencial es comprobar si “hay vehículos extraños aparcados cerca de casa o de lugares que visita con frecuencia”. Al conducir su coche, “intente hacer un cambio de sentido hacia una zona desierta para ver si el vehículo le sigue”. “Los investigadores privados suelen permanecer uno o dos coches por detrás del suyo y tienden a mantenerse en su ángulo muerto”, añaden. Si tiene sospechas de que le están siguiendo, yambién recomiendan estar atentos al caminar por la calle y hacer la prueba de entrar en “un comercio o restaurante” a ver si le siguen. Y finalmente, resaltan: “pregunte a amigos y familiares si han recibido alguna llamada de alguien preguntando por usted”.

Y en lo que atañe al espionaje de móviles, ordenadores, y dispositivos digitales hay diferentes métodos para descubrirlo. “Una excelente forma de como saber si el móvil esta pinchado, es mediante los sistemas de encriptación de celulares, que ante la duda bloquean posibles llamadas intervenidas”, asegura el blog El Centinela. Que la batería del móvil se consuma “muy rápidamente” o la “percepción de un ruido de interferencia constante”.

En realidad, hay pistas mucho más sencillas que podrían evidenciar que tu telefóno contiene spyware, software creado para espiar. Según John Machay, que la luz que habitulmente ilumina el teclado se encienda sin que esté siendo utilizado es probable que se encuentre enviando información a una de esas aplicaciones espía. Lo mismo podría estar ocurriendo si percibes que tarda más de lo habitual en apagarse: podría estar ejecutándose un programa que ni siquiera sabes que está instalado. Quizás no sea más que una herramienta para espiarte.

No obstante, al mismo tiempo que se desarrollan toda una serie de aplicaciones para poder «sonsacar» información de los diferentes dispositivos móviles, también se van diseñando una serie de programas «antiespionaje». Se trata de una especie de antivirus que, en muchos casos, detectan la instalación, la eliminan e, incluso, la previenen.

El documento «Secretos de un Investigador Privado, Revelados», se incluyen numerosas prácticas habituales de los detectives de las que puede sacar en conclusión si es usted objeto de seguimientos.