The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

"Te levantas de la cama y es la guerra": un día en la vida de un adolescente en forma de poesía

"Nos dicen ‘de este perro no tengas miedo, que no muerde’, pero la vida sí que muerde, realmente sí que muerde, nos da mordiscos y nos hace daño y a veces no estamos preparados”

Foto: Naranjalidad | Editorial SM

El día a día de un adolescente es algo por lo que todos hemos pasado, pero que parecemos olvidar a medida que crecemos. Lo que años después llegamos a ver como tonterías, durante años se nos hace un mundo, y por eso no debemos quitar importancia a los problemas de esta etapa, a veces tan complicada. Al menos, así opina Javier García Rodríguez, el autor de Miedo a los perros que me han dicho que no muerden, un libro de poemas que narra un día cualquiera en la vida de un adolescente, desde que se levanta hasta que se acuesta.

La memoria es muy frágil y dejamos de tener empatía hacia cosas pequeñas, y dejamos de darnos cuenta de que hay épocas en las que magnificamos todo y el sufrimiento es inmenso”, dice el poeta y profesor de Teoría de la Literatura.

“La imagen de Miedo a los perros que me han dicho que no muerden, que es un verso de Raymond Carver, a mí me parecía oportuna. Nos dicen ‘de este perro no tengas miedo, que no muerde’, pero la vida sí que muerde, realmente sí que muerde, nos da mordiscos y nos hace daño y a veces no estamos preparados”. Por eso, cree que es necesario hablar claro, se dirijan a quien se dirijan los poemas.

“Yo no tengo tan claro como las editoriales la distinción entre literatura juvenil y literatura para adultos”, explica. “A mí me gusta decir que es poesía para jóvenes, pero que ninguno de los poemas que hay en este libro yo me sentiría abochornado si se publicaran en un libro para adultos”, señala sobre su nueva publicación. “El nivel de exigencia, para mí, es el mismo”.

Javier García está convencido de que lo que nos pasa en el día a día no distingue de edades, simplemente hay formas diferentes de percibirlo. “Cuando uno piensa en el día que uno vive, pues se da cuenta de que hay momentos extraordinarios, momentos muy bajos, relaciones personales fantásticas, estamos acosados por la publicidad, por la belleza…”, reflexiona el poeta. “Todo eso no creo que sea ni de adolescentes, ni de mayores, pero sí que creo que hay una época en la que se vive con mayor intensidad”, una intensidad que los adultos acaban perdiendo, lo “que no es bueno, porque racionalizamos mucho”.

Por fortuna, no perdemos esa intensidad adolescente para todo, asegura Javier García, que está convencido de que podemos mantenerla, al menos, en el amor. “Creo que se debe mantener esa intensidad en el amor y en todo lo demás, luego nos hacemos muy formales y pensamos que hay que encorsetar todo, pero no creo que sea tan bueno”, razona.

Foto: Editorial SM

Un aspecto que caracteriza este libro de poemas es el formato en el que están escritos algunos de ellos. Publicaciones en Instagram, conversaciones de WhatsApp y tuits dan color a muchas de sus páginas. El escritor asegura que no utiliza este lenguaje porque lo asocie solo a los adolescentes, sino porque “en nuestro tiempo nos comunicamos, vivimos, nos queremos, nos odiamos de muchas formas” y, aunque hay unas formas más actuales que otras, “a mí me gusta que se pueda pelear en la misma liga un soneto clásico con un tuit, siempre y cuando haya un trabajo literario por detrás, es decir, que alguien se haya empeñado en ofrecer algo de calidad”.

“Yo lo que quiero en este libro es hacer buenos poemas, no quiero hacer poemas que parezcan capturas de pantalla, o que parezcan tuits, o que sean pintadas, o que sean pancartas, sino que quiero hacer muy buenos poemas”, explica el autor respecto al formato de sus poemas en este libro. “La gente joven quiere un lenguaje que le construya; quieren que no se les tome por tontos; que no se les diga ñoñerías; que no se les diga que todo es fácil; quieren sentir emoción, pero que esa emoción no les engañe; quieren ser muy emotivos, pero al mismo tiempo quieren mezclar esa emotividad con lo racional; quieren sentir la parte romántica, pero que eso no empañe situaciones terribles de dominio, de superioridad o de fuerza”.

Lo que tiene claro, sea cual sea el formato de los poemas, es que “hay una necesidad por parte de la gente de buscar un lenguaje actual y contemporáneo para poder decir las cosas”. Además, cree que la poesía es realmente necesaria para comunicarse.  “Creo que hablar en términos poéticos no se hace para que el lenguaje sea más bonito, sino porque no hay otra manera de decir las cosas. El lenguaje a veces es insuficiente y buscamos la poesía para tener un código con el que hablar”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.