The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Tecnología 3D contra el coronavirus: un arma para ayudar a frenar la pandemia en España

En España no hay mascarillas para todos. Tampoco sobran respiradores. Aquí es donde entra en juego la tecnología de impresión en 3D, una potente arma para ayudar a frenar la pandemia de coronavirus en España

Foto: Copper3D | Web

En España no hay mascarillas para todos. Ni siquiera los profesionales sanitarios ni las fuerzas de seguridad pueden permitirse dotar a todos sus efectivos con mascarillas adecuadas contra el coronavirus. Algunos empleados de supermercados, trabajadores de residencias de ancianos y, en general, todos aquellos que no pueden quedarse en casa teletrabajando, las llevan, pero no todas estas mascarillas son recomendadas para evitar el contagio. El ministerio de Sanidad recomienda que, en caso de querer usar mascarilla, se utilice el modelo FFP2 (N-95), un producto que también ha recomendado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que cada vez es más difícil de conseguir.

Tampoco sobran respiradores. Aunque la gran mayoría de enfermos pasa el COVID-19 con síntomas leves, hay mucha gente que necesita hospitalización y, entre los hospitalizados, los que alcanzan la mayor gravedad necesitan respiración asistida.

Ante esta situación, es donde entra en juego la tecnología de impresión en 3D, una potente arma para fabricar mascarillas, respiradores y pantallas, y ayudar a frenar la pandemia en España.

Respiradores, mascarillas y pantallas 3D

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Leitat, el Consorci Sanitari de Terrassa y el hospital Parc Taulí de Sabadell, en colaboración con varias empresas, han desarrollado el primer respirador mecánico de campaña fabricado mediante impresión 3D industrializable. El diseño ha sido realizado por el ingeniero de Leitat Magí Galindo y validado médicamente por el doctor Lluís Blanch, director de Innovación del Hospital Parc Taulí de Sabadell, experto en ventilación mecánica.

Se trata de un respirador de campaña, llamado Leitat 1, en la que se ha simplificado al máximo su diseño y componentes con el fin de poder desarrollar un dispositivo médico robusto, de utilidad y de menor complejidad facilitando su producción y ensamblaje. Este dispositivo tiene la virtud de ser industrialmente escalable, de forma que se puede llegar a una capacidad de producción de entre 50 y 100 unidades diarias.

Un grupo de ingenieros españoles de la comunidad maker, de usuarios deimpresoras 3D, se ha unido en una iniciativa para fabricar respiradores de bajo coste para proporcionar suministros a los hospitales.  Se trata de Coronavirus Makers, una red de más de 10.000 personas que se coordinan en España a través de su web (coronavirusmakers.org) o Telegram (Coronavirus_makers) para crear mascarillas, máscaras, respiradores, cabinas… y ponerlas a disposición de los centros de salud.

Organizadas por grupos, comunidades o provincias, lo único que piden para poder seguir desarrollando su actividad altruista es ayuda para su distribución y materiales, que ya han empezado a donarles. Por el momento, ya han sido capaces de fabricar el primer prototipo completo de respirador automático del mundo, denominado Reesistencia Team.

 

Son ya muchas las empresas que han ofrecido sus servicios al Estado o las que han decidido dar un giro a su área de producción habitual y volcarse en utilizar su tecnología para la fabricación de material sanitario contra el coronavirus.

La fundación Mornings4 ha puesto en marcha la iniciativa sin ánimo de lucro 3Dcovid19 junto con una treintena de empresas. Se trata de una gran red en España de impresión 3D frente al coronavirus en la que actualmente cuentan con más de 1.000 impresoras y más de 300 profesionales, y buscan voluntarios para unirse a ellos. Entre las empresas que colaboran se encuentran HP XKELET o BCN3D.

Concretamente, BCN3D también ha tenido la iniciativa de ofrecer su "granja" de 63 impresoras 3D para imprimir piezas medidas a la Administración y que estén avaladas científicamente contra el coronavirus. El equipo de BCN3D y la Universidad de Girona fueron galardonados con la mejor Aplicación de Fabricación de Aditivos para la Salud en los Premios 3DPI por sus innovadores resultados en la lucha contra el cáncer de mama.

Xkelet Easylife, una empresa de software especializada en impresión 3D con sede en Girona, ha diseñado una carcasa de mascarilla semirrígida para personal sanitario elaborada con resina que es reutilizable. Solo es necesario esterelizarla y cambiarle el filtro. El coste de producción es de dos euros por unidad.

Publiée par Xkelet sur Samedi 21 mars 2020

 

Casi todas estas empresas basan su impresión de mascarillas en el diseño del fabricante chileno de materiales, Copper3D, que ha lanzado un archivo STL de código abierto para una máscara N95 imprimible en 3D.  La máscara imaginada por Copper3D sería antiviral, reutilizable, modular, lavable, reciclable y asequible, y cada unidad se tardaría en imprimir unas dos horas.

Navantia, empresa consolidada en la industria naval con sede en Cartagena, ha puesto sus recursos y experiencia en la fabricación aditiva, concretamente de impresión 3D, a disposición de las administraciones públicas para "aunar esfuerzos y apoyar en las necesidades surgidas en la lucha contra la pandemia del COVID-19", según explican desde la empresa.

A través del Centro de Excelencia de Fabricación Aditiva de Navantia (CEFAN), ubicado en el Astillero de Puerto Real, y junto a investigadores de la Universidad de Cádiz (Grupo INNANOMAT) y otros colaboradores, Navantia está contactando con autoridades sanitarias y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para alcanzar una coordinación efectiva que permita que la ayuda llegue donde es necesaria.

Por su parte, el constructor aeronáutico europeo Airbus, que decidió a comienzos de la semana cerrar sus fábricas de España y Francia durante cuatro días para intentar contener la pandemia de Covid-19, está fabricando respiradores para atender la demanda de estos equipos requeridos por los hospitales españoles, según anunció este domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Al igual que han hecho muchas empresas en otras ciudades, en Miranda De Ebro, conocida por haber sido uno de los focos de infección en Castilla y León, el Centro Tecnológico de Miranda de Ebro (CTME) ha comenzado a fabricar máscaras faciales protectoras y repartirlas según necesidades a través de Protección Civil.

Y ya fuera de España –al menos fisicamente, pero no virtualmente– el gigante chino Xiaomi ha anunciado el lanzamiento de una mascarilla eléctrica, recargable por USB y con la capacidad de purificar el aire hasta un 95%. La 'Xiaomi Youpin Q5S Electric Anti haze Sterilizing Mask' cuenta con cualtros filtros, uno de ellos HEPA -un filtro de aire de alta eficiencia-, uno de metal exterior, uno de papel esterilizado que impide que entre gérmenes y el último, una capa de tela resistente al agua y que previene la humedad.

Con un precio de 38 euros, esta mascarilla puede adquirirse a través de AliExpress, aunque el producto no se recibirá antes del 14 de abril.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.