The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Así dirige la testosterona la vida de los hombres

Foto: Jae C. Hong | AP

La testosterona. Se suele hacer referencia a ella como “hormona sexual” masculina, pero lo que no se suele mencionar tanto son los efectos que tiene esta hormona fuera del plano sexual. Un estudio publicado en la revista Nature ha demostrado que influye también en las marcas que prefieren los hombres. Y eso es solo la punta del iceberg.

El estudio de Nature estuvo elaborado con más de 240 hombres de entre 18 y 55 años. A la mitad de ellos, los investigadores les administraron un gel de testosterona. A la otra mitad, un gel con placebo. En una segunda fase, les pidieron a los participantes que eligieran entre dos productos. ¿Resultado? “Encontramos que administrar testosterona aumenta la preferencia de los hombres por marcas de estatus, en comparación con marcas de calidad similar pero con un estatus percibido como más bajo”, escriben los científicos en su estudio.

Es decir, al igual que los animales, los varones humanos gastan buena parte de su energía en demostrar una posición elevada en la jerarquía social, solo que, en lugar de hacerlo mediante peleas, lo hacen a través de sus adquisiciones. Es un hallazgo que permite explicar, al menos en parte, por qué el 93% de los dueños de coches Lamborghini son hombres.

Esta investigación de Nature se suma a hallazgos anteriores sobre cómo la testosterona influye en el comportamiento humano. Un estudio de más de 3.200 inversores (solo hombres), se descubrió que los que tenían la cara más ancha (un rasgo asociado a niveles elevados de testosterona) hacían peores inversiones que el resto de sus compañeros, quienes los superaban con unas ganancias del 6% anual.

Así dirige la testosterona la vida de los hombres 1

La testosterona hace que los hombres busquen posiciones de poder. |
Hunters Race | Unsplash

Otro estudio, publicado en Psychological science, ha demostrado también que la testosterona afecta a la toma de decisiones. La investigación, llevada a cabo con 243 hombres a los que se administró testosterona o placebo, mostró que, al realizar el test de reflexión cognitiva (una prueba diseñada para comprobar si el examinado elige una respuesta instintiva pero incorrecta o una más reflexionada y correcta), los hombres a los que se les había administrado testosterona sacaban peores resultados en el test.

Otro artículo de la revista Nature también ha comprobado que los niveles de testosterona pueden ofrecer datos sobre la crianza de las personas. Los científicos investigaron a 360 hombres: algunos eran de Bangladesh nacidos y criados en el Reino Unido y otros eran de Bangladesh nacidos y criados en Bangladesh. El resultado fue que los nacidos y criados en el Reino Unido tenían niveles mayores de testosterona y, por lo tanto, habían crecido más y habían alcanzado antes la pubertad. El motivo, según los científicos, es que, cuando el cuerpo no tiene que luchar contra amenazas como enfermedades infecciosas o una mala alimentación, aumenta los niveles de testosterona.

Una investigación de un equipo de científicos de la Universidad de Melbourne demostró que la testosterona alimenta el narcisismo. Tanto en hombres como en mujeres. En un estudio que involucró a más de 200 personas, los participantes hicieron una serie de tareas en las que algunos eran seleccionados como líderes o jefes de un equipo. El objetivo era estudiar el resultado de esos jefes, su relación con el poder y su inclinación a abusar de él o a ser corruptos. El resultado fue que las personas con niveles más altos de testosterona tenían más probabilidades de volverse narcisistas, de utilizar mal su poder y que, además, buscaban posiciones de poder más que los demás.

Pero no todo son malas noticias, ya que puede tener efectos positivos en la salud. En un estudio elaborado con hombres con bajos niveles de testosterona, los pacientes que se sometieron a una terapia de testosterona mostraron una salud cardíaca mejor que la del resto de sus compañeros. Durante los hasta diez años que los pacientes se sometieron al estudio, en el grupo de los 360 hombres que recibieron más testosterona hubo dos muertes y ninguna de ellas estuvo relacionada con episodios cardiovasculares. En cambio, en el otro grupo, 296 hombres que no recibieron más testosterona, hubo 21 muertes, de las cuales 19 sí estuvieron relacionadas con episodios cardiovasculares. Y otro estudio, de un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, ha descubierto que el cáncer de próstata detiene su progresión e incluso puede llegar a desaparecer con una gran cantidad de testosterona.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.