Todo lo que tienes que saber sobre la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle
Foto: Hannah Mckay

Mundo ethos

Todo lo que tienes que saber sobre la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle

A falta de horas para que tenga lugar una de las fechas más señaladas del año, la boda entre el príncipe Harry de la Corona británica y la actriz norteamericana Meghan Markle, hay unas cuantas certezas que sabemos ya, y no es solo tiene que ver con el color del vestido de la novia. Por esta razón, sirve de guía responder unas cuantas preguntas para las que tenemos respuesta y que harán que sepas todo lo que tienes que saber sobre el enlace real.

por The Objective

A falta de horas para que tenga lugar una de las fechas más señaladas del año, la boda entre el príncipe Harry de la Corona británica y la actriz norteamericana Meghan Markle, hay unas cuantas certezas que sabemos ya, y van más allá del color del vestido de la novia –será blanco–. Por esta razón, sirve de faro responder unas cuantas preguntas para las que tenemos respuesta y que harán que sepas todo lo que necesitas saber sobre el enlace real.

 

¿Dónde se celebra la boda real y cómo puede seguirse?

La ceremonia tendrá lugar este sábado en la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor, una de las residencias reales preferidas de la reina de Inglaterra, la abuela del príncipe Harry. En aquel mismo lugar organizaron su bautizo. Se trata de un lugar más pequeño que la Abadía de Westminster, donde se ofició la misa de enlace entre su hermano William y Kate Middleton en 2011.

En España, la retransmisión en directo se podrá seguir desde el canal DKISS, de la TDT, que iniciará la conexión a las 11 de la mañana sin interrupciones durante las tres horas o más que puede alargarse. Si estás en la capital de Kenia, a modo de curiosidad, el hotel Windsor Golf Hotel te invita a seguir la ceremonia con ellos por el módico precio de 8.300 euros.

 

¿Quién es Meghan Markle?

La actriz estadounidense, de 36 años, tenía un currículum considerable en ficciones televisivas, pero aquella que le dio más visibilidad fue Suits, una serie dramática entre abogados. También tiene papeles secundarios en algunas películas como Get Him To The Greek o Remember Me.

Todo lo que tienes que saber sobre la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle 1

Meghan Markle, en 2012. | Foto: Todd Williamson/AP

Una de las cuestiones que levantó polvareda en los sectores más conservadores de la Corona fue su origen norteamericano, que se une a su condición de mestiza. Su padre es blanco y su madre, negra. Aquella circunstancia, tal y como contó Markle en una columna para la revista Elle, le ha condicionado a lo largo de toda su vida: “Mi herencia mixta puede haber creado una zona gris en torno a mi identidad, manteniéndome con un pie en ambos lados de la cerca, pero la he aceptado, para decir quién soy, para compartir de dónde soy, para expresar mi orgullo de ser una mujer fuerte y de raza mixta”.

Tampoco agradó que fuera una mujer divorciada. La separación definitiva se produjo en 2013, tras un matrimonio de dos años con el productor Trevor Engelson. Conoció tres años después al príncipe británico en una cita a ciegas.

Markle ha anunciado su renuncia a la carrera como intérprete, pero no a su compromiso con distintas causas sociales y humanitarias. Entre ellas, la campaña He for She, lanzada por UN Women para promover la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres en todo el mundo.

 

¿Quién es el príncipe Harry?

El nieto de la reina Isabel II, sexto en la línea de sucesión a la corona británica, de 33 años y capitán veterano del Ejército, se hizo popular desde su adolescencia por su afición a fiestas y escándalos que salpicaron a la casa de Windsor. Ahora, en cambio, parece ser que Harry ha abrazado un estilo de vida más saludable, reduciendo su consumo de comida rápida, alcohol y tabaco.

Tanto Harry como su hermano William fueron los primeros de la familia en asistir a una escuela privada de educación infantil, ya que, históricamente, se contrataba a una institutriz dentro del palacio. Fue una decisión de su madre, Diana Spencer, para ofrecerles una vida menos escrupulosa y más cotidiana.

Ambos siguieron también la tradición de la familia Spencer y cursaron la secundaria en el colegio elitista de Eton, a las afueras de Londres, en vez de ir a Gordonstoun, en Escocia, al igual que su padre y abuelo, duque de Edimburgo. Además, Diana de Gales fue conocida por las actividades que hacía con sus hijos, puesto que los llevaba a comer hamburguesas a McDonald’s o de viaje a las atracciones de Walt Disney World.

Con 13 años, el fallecimiento de su madre en un accidente de tráfico en París, en 1997, fue un trauma que lo cambió para siempre y su fama de rebelde comenzó en 2002 cuando fuentes del palacio confirmaron que Harry había experimentado con el alcohol y el cannabis, llegando a hacer una visita de un día a una clínica de rehabilitación con 17 años. Su mayor escándalo se produjo en 2005, cuando, con 21 años, fue cazado por los paparazzi con un uniforme nazi en una fiesta privada de disfraces.

Logró dar un giro a su imagen rebelde a través de su actividad filantrópica y su participación en organizaciones caritativas de ayuda a veteranos o a huérfanos y enfermos de sida en África. Quienes le conocen aseguran que estas inquietudes humanitarias las adquirió de su madre.

 

¿Cuál es la planificación de la boda?

Todo comenzará entre las 9:30 y las 11 de la mañana, cuando los 2.640 invitados comiencen a entrar en la capilla. Después, a cinco minutos de las 12, sonarán las trompetas y a falta de un minuto será la novia quien llegue tomando del brazo al príncipe Carlos. Un minuto después, con puntualidad, será el novio quien haga la entrada.

Tras la ceremonia, se iniciará un recorrido a las 13 horas hasta el castillo de Windsor en una carroza Ascot Landau tirada por cuatro caballos grises. Si hace mal tiempo, la carroza elegida será la 1830 Scottish, que tiene unas ventanas más grandes y paneles transparentes en el techo.

A su llegada les esperará un almuerzo con 600 invitados que finalizará a las 15:30 horas, cuando se someterán a unas fotos protocolarias que tomará Alexi Lubomirski. Llegada la noche comenzará una fiesta organizada por el príncipe Charles con tan solo 200 personas entre amigos y familiares en la mansión Frogmore.

 

¿Qué hay de la familia de la novia?

Meghan Markle anunció en un comunicado que su padre no asistirá a la boda, y el motivo no es otro que sus problemas de salud. Thomas Markle, de 73 años y residente en la localidad mexicana de Rosarito, fue operado esta misma semana de un problema cardíaco, según el portal TMZ. La madre de la novia, en cambio, sí confirmó su asistencia.

Por otra parte, el hermanastro de Meghan, Tom Junior, no ha sido invitado y se espera que acuda a los alrededores del castillo de Windsor pese a que hace 20 años que no se ven. Su relación es particularmente mala y se teme que pueda hacer declaraciones poco halagadoras sobre la novia. La hermanastra de Markle, Samantha Grant –también persona non grata, y hospitalizada, según ella, tras sufrir un accidente huyendo de unos fotógrafos–, también ha ido ventilando los trapos sucios de la familia en programas de televisión.

¿Implica este matrimonio que Meghan Markle se convertirá en princesa?

No, Meghan Markle no será princesa. Al menos por ahora. Sin embargo, recibirá un título de duquesa, del mismo modo que Kate Middleton, esposa del príncipe William, fue nombrada duquesa de Cambridge. Esta es una tradición antigua de la Corona británica. Tras el sí, quiero, pasará a ser duquesa de Essex.

¿Están interesados los británicos en la ceremonia?

Un sondeo de la firma YouGov remarca que dos de cada tres británicos «no están interesados» en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. La encuesta, encargada por el grupo antimonárquico Republic, se elaboró entrevistando a 1.615 británicos la semana pasada.

Según el mismo, sólo un 9% de los británicos está «muy interesado» en la boda, y sólo un 27% afirma que la seguirá en directo. Además, más de la mitad dijo que la familia real tendría que «pagar toda la boda», y tres cuartas partes que no quieren que se gaste ni un penique de dinero público.

Todo lo que tienes que saber sobre la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle 2

El príncipe Harry y Meghan Markle, en un acto público en abril de 2018. | Foto: Matt Dunham/AP

¿Cuánto cuesta la boda?

Aunque la familia real no ha especificado el coste de la boda, el sitio web Bridebook.co.uk ha estimado que podría elevarse hasta los 37 millones de euros. Se trata de una cifra superior a lo que costó la ceremonia de William y Kate en 2011, que alcanzó los 29 millones de euros.

En este sentido, la Corona ha adelantado que los preparativos corren a su cuenta, pero no los costes de seguridad, que suponen unos 34 millones de euros. Esta partida procederá directamente de las arcas de la Administración central.

 

¿Qué hay de los regalos?

El Palacio de Keningston anunció en su Twitter la decisión de los novios: destinarán todo el dinero de los invitados a siete organizaciones benéficas, cada una con una especialidad distinta.

Estas son la Fundación Myna Mahila –ayuda a mujeres en barrios marginales de Bombai (India) a comprar compresas y romper con los tabúes de la menstruación–, Chiva –apoya a jóvenes enfermos de Sida en el Reino Unido e Irlanda–, Crisis.org –trabaja con miles de personas sin hogar del Reino Unido, no solo dándoles techo sino ayudando a que se reintegren en la sociedad–, Scotty’s Little Soldiers –dedicada a los niños que han quedado huérfanos tras perder a su padre o madre durante un servicio militar–, Street Games –ayuda a jóvenes conflictivos a mejorar su situación mediante el deporte–, Sas Campaigns –lucha por la conservación de los océanos– y Wilderness UK –promueve el amor por la naturaleza a través de actividades destinadas a los jóvenes–.

 

¿Qué ocurre si luego se divorcian?

Los novios no han negociado ningún tipo de acuerdo prematrimonial, algo que, en cualquier caso, habría sido una rareza en el ámbito de la realeza. Sin embargo, en caso de que se produjera una separación, lo más probable es que se llevara entre bastidores y sin ruido. La revista Town&Country estima que se concluiría con “un acuerdo financiero rápido y silencioso”.

En este sentido, pone como ejemplo el caso de Diana de Gales, que tras su separación del príncipe Charles recibió un sustento económico, un nuevo título nobiliario y un dispositivo de seguridad permanente.