Economía y capital

Toni Roldán: "Me fui de Ciudadanos porque se volvió sectario"

El exdiputado de Ciudadanos es el invitado de la segunda edición de 'En la cuerda floja', el nuevo programa de The Objective LIVE Podcast presentado por Victoria Carvajal

por Jorge Raya Pons

Cuando Toni Roldán salió de Ciudadanos, terminó de estallar una bomba de mecha muy larga. Las opiniones fueron variadas; entre traidor y héroe, todas ellas. El que fue portavoz de los naranjas en el Congreso, jefe de estrategia en varias elecciones y representante en las negociaciones con Cristóbal Montoro [ministro de Hacienda entre 2011 y 2018] para los últimos presupuestos aprobados se marchó en el momento en que entendió que Ciudadanos se equivocaba, que no debía acercarse a Vox, que debía acercar posturas con el PSOE. Su choque con Albert Rivera fue frontal y su decisión, irrevocable. Claro que abandonar el coliseo no implicaba que fuera a vendarse los ojos. Como director del nuevo think tank de Esade, el Centro de Políticas Económicas (EsadeEcPol),  sigue analizando el desempeño de la economía española y el impacto de los cambios sociales en ella, tal y como relata en la última edición de En la cuerda floja, el podcast presentada por Victoria Carvajal para The Objective LIVE Podcast.

[Puedes ver la charla completa en alta definición haciendo clic en la foto de portada o escuchar el podcast entero en Ivoox, Spotify o Apple Podcast].

Nani Quinteros termina de maquillar a Toni Roldán antes de la emisión. | Foto: Rodrigo García | The Objective

Su postura, desde fuera del circo político, no ha variado en absoluto. Liberal y progresista, cortafuegos del nacionalismo, enemigo del populismo. Entró en la vida pública esperanzado por el cambio; salió de ella espantado. “Lo lógico habría sido en cualquier país normal, como en Alemania, que los moderados hubiéramos sido capaces de pactar”, lamenta Roldán. “Yo me fui de Ciudadanos porque mi partido se volvió sectario. Decidió no pactar con los que tenía al lado para sumar una mayoría de 180 diputados, que te permiten hacer las reformas que tienes que hacer, reducir la influencia del nacionalismo, impulsar la modernización del país, la regeneración…”.

Roldán, que responsabiliza fundamentalmente a Albert Rivera del desatino y que considera la incapacidad para llegar a acuerdos la principal lacra económica de España, critica que Pedro Sánchez haya buscado en los nacionalistas y la izquierda a su izquierda el apoyo necesario para seguir siendo presidente. “Yo entiendo que, si ha optado por esta vía, lo ha hecho sabiendo que tendrá el presupuesto asegurado”, dice. “Ahora, estoy seguro de que ese presupuesto no será bueno. Hay muy poco margen y hay que hacer un esfuerzo para centrar el gasto en las políticas adecuadas, no en satisfacer los compromisos políticos con las demás formaciones”.

Toni Roldán, en plena grabación del podcast. | Foto: Rodrigo García | The Objective

¿De qué habla cuando habla del “poco” margen presupuestario? Roldán indaga en el asunto, a pregunta de Carvajal, y especifica que “solamente tienes 10.000 millones de margen”. Por lo que, si tienes que contentar “al señor cántabro y a los señores independentistas de Cataluña, País Vasco y Galicia”, se pierde dinero que se destinaría a cuestiones más importantes. Por no hablar de las partidas que, a juicio de Roldán, van dirigidas a cosas que “no sirven para nada”.

—¿A qué te refieres? —se sorprende la presentadora.

Cada año se gastan alrededor de 6.000 millones de euros en políticas activas de empleo que no sirven para nada —dispara el exdiputado—. Nadie jamás las ha evaluado. Cuando se han hecho estudios malos, los índices de reinserción han sido del 2-3%. Son básicamente sistemas montados para alimentar redes clientelares que dan unas clases que sirven para nada, que no tienen ninguna relación con el mercado laboral y donde se va una parte enorme del presupuesto.

Los Luxury Palafox vuelven a ser el escenario de ‘En la cuerda floja’. | Foto: Rodrigo García | The Objective

Y no sólo eso: Roldán sostiene que ha sido testigo de cómo se escapan por el desagüe montones de euros cada año en asuntos sin pies ni cabeza. Cuenta que él mismo negoció el acuerdo de gobierno en Andalucía —donde PP y Ciudadanos gobiernan con el respaldo de Vox— y que allí encontró alrededor de 200 entidades entre empresas, asociaciones y consorcios que se repartían el botín: “Se llevaban prácticamente todos los recursos y eran absolutamente prescindibles”. Si bien acabar con estos chiringuitos no sería el fin del problema, al menos aliviaría las sensibles cuentas estatales. No hay que olvidar que España es el país que más ha crecido en los últimos años, sí, pero también el que más problemas tiene para cumplir con el déficit comprometido con Bruselas.

Es en ese sentido donde encuentra una preocupación razonable sobre el rumbo que tomará el “Gobierno de progreso” que Sánchez firmó con Iglesias, conformado por un Consejo de Ministro donde cohabitan el perfil tecnócrata de Nadia Calviño [vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital] y el espíritu idealista de Unidas Podemos. ¿Quién ganará el pulso?, se pregunta Carvajal. Roldán no tiene una respuesta, pero sí cuestiona que sea verdaderamente de progreso. “No hay nada menos progresista que ser irresponsable con las cuentas públicas”, defiende. “Lo hemos vivido durante los años del boom en España, en los que se ahorró, pero no lo suficiente en el sector público”. Y agrega: “Tienes a Calviño y Escrivà [ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones], que son dos personas que entienden bien los costes y las ventajas de hacer las diferentes políticas públicas, con una carrera profesional seria. Harán contrapeso, sin duda”.

Toni Roldán: "Me fui de Ciudadanos porque se volvió sectario"

Isabel Hoyos Martínez de Irujo y Jaime Carvajal Urquijo, durante la entrevista a Toni Roldán. | Foto: Rodrigo García | The Objective

Una segunda preocupación razonable deriva de otro fracaso de Ciudadanos: el objetivo que se marcó de fomentar la regeneración política, de poner fin a algunas prácticas abusivas. Hablando en plata: acabar con los dedazos. El PSOE no ha tardado en colonizar el CNI, el CIS, la agencia EFE, la Fiscalía General. Con el mismo descaro y ahínco que sus predecesores. Y Roldán se detiene en ello. “Yo pensaba que eso era algo esencial que habíamos aprendido”, dice. “Las instituciones son una de las claves del crecimiento de las naciones a largo plazo. Unas instituciones imparciales, neutrales y no politizas son fundamentales. El Gobierno no ha aprendido nada. Coloca a dedo a todos, con un ejemplo escandaloso en Correos. Una empresa enorme, con 50.000 trabajadores, pública, donde lo que querrías es competir con Amazon y con gente muy seria en un sector que evoluciona muy rápido. Precisamente porque es público deberías poner al mejor profesional por sus propios méritos. Y de pronto tienes a un señor que era el jefe del gabinete del señor Sánchez, que no tiene ninguna experiencia en el sector”.

Todo esto se podría haber combatido, asegura, si Ciudadanos y PSOE se hubieran sentado a hablar. “Hay muchas cosas que no me gustan de Sánchez, pero precisamente por eso quiero pactar con él, para ponerle límites”, asevera. “Me enfado porque hubo una oportunidad enorme en España, absolutamente única. Tirar eso a la basura es un error histórico muy grande. Creo que va a pasar como cuando te alejas de un foco, que cada vez va a ser más grande la sombra del error o de la oportunidad perdida”.

Toni Roldán: "Me fui de Ciudadanos porque se volvió sectario" 1

Toni Roldán y Victoria Carvajal posan a la conclusión del evento. | Foto: Rodrigo García | The Objective


Puedes ver o escuchar nuestros anteriores The Objective LIVE Podcast con Albert Boadella , Santiago Abascal, Jorge Bustos y José María de Areilza