The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Tracey Thorn: “Fueron los adultos los que, con tanto alboroto, hicieron que la escena punk fuera mucho más excitante”

Foto: Tracey Thorn | Foto cedida por la editorial

¿Quién no recuerda la sofisticada voz de la cantante de la banda Everything but the Girl? Sus melodías de pop refinado y sus letras marcaron una época cuando apareció la banda en 1982 con Tracey Thorn y Ben Watt. Pero antes de embarcarse en esta aventura que duró hasta el año 2000 la líder de la banda fue parte de la vibrante escena post-punk inglesa. El punk lo vio desfilar delante sin poder ser partícipe. Era joven. Pero tenía ganas de hacer algo por sí misma.

La cantante, alejada ya de los escenarios, a los cuales asegura que de momento no quiere volver, ha publicado Otro planeta. Memorias de una adolescente en el extrarradio (Alpha Decay), un libro en el que regresa a su juventud y recuerda cómo era la vida a las afueras de Londres. Los trenes entonces eran más lentos y las comunicaciones más complicadas, el acceso a la cultura más caro y el aburrimiento que asediaba a Thorn se convirtió en una fuente de inspiración. Entonces irrumpió el punk y en este relato la cantante y compositora vuelve a sus diarios para contarnos cómo vivió aquellos años.

 

¿Qué se siente al leer los diarios de juventud y al echar la vista atrás hacia aquellos días?

Los diarios realmente son una fuente de información cuando estás escribiendo sobre tu pasado pero se hace bastante raro leerlos. Estás frente a frente con la persona que eras entonces. A veces, me he dado cuenta de que no estaba contando la verdad, he recordado cosas que nunca llegué a dejar por escrito o he reescrito cómo me sentí en aquel momento. Otras veces, he sentido que era muy honesta y estaba frente a la recopilación de algunas cosas que preferiría olvidar. Así que es una experiencia mixta pero siempre muy interesante.

Tracey Thorn: “Fueron los adultos los que, con tanto alboroto, hicieron que la escena punk fuera mucho más excitante” 1

Imagen vía Alpha Decay.

En su relato dice que su juventud fue aburrida pero que, al mismo tiempo, le dio la oportunidad de crear cosas por sí misma. ¿Cree que vivir fuera del centro de una ciudad y el aburrimiento puede ayudar a la juventud a ser más creativa?

A veces sí, pero no siempre. La época en la que crecí fue particularmente vibrante en el sentido de que la gente joven empezaba a crear música. El punk y el post-punk animaba a cualquiera a juntarse y hacer música. Cuanto menos capacitado estuvieras, mejor. Y estar cerca de una ciudad significaba que casi podía sentirme parte de las cosas que estaban ocurriendo pero estaba lo suficientemente lejos como para sentirme frustrada por la falta de acontecimientos a mi alrededor. Todo esto me estimuló para ser creativa, fue un acto desafiante: yo luchando contra las convenciones del lugar en el que vivía. Pero a veces me pregunto qué tipo de artista habría sido si hubiera crecido en una ciudad y en un entorno más esperanzador.

Había muy pocas mujeres en la industria musical cuando empezó. Esto ha cambiado mucho pero, ¿fue muy difícil que la tomaran en serio?

Sí, lo fue. Obtuvimos bastante atención con mi primera banda, Marine Girls, porque éramos bastante inusuales, tanto en cómo sonábamos como en el hecho de que éramos unas chicas muy jóvenes. Pero parte de esa atención era condescendiente. Los periodistas escribían como si fuéramos niñas, como si no supiéramos lo que estábamos haciendo, como si fuéramos una mona novedad. Me harté de todo eso muy pronto. Yo era bastante madura para mi edad y, de alguna manera, me molestaba que me lo dijeran.

¿Cómo era la escena punk cuando era joven? ¿Cómo la recuerda?

Era demasiado joven para ser parte de ella. La vi desde la distancia así que la escena en la que realmente me involucré por la del post-punk. Pero la sensación inicial fue muy excitante. Los adultos lo odiaban, lo odiaban de verdad. Pensaban que era peligrosa y aterradora y todas esas cosas, una tontería. Solo era música rock así que fueron ellos, con tanto alboroto, quienes lo hicieron más excitante de lo que realmente era.

Tracey Thorn: “Fueron los adultos los que, con tanto alboroto, hicieron que la escena punk fuera mucho más excitante” 2

Foto de Edward Bishop | Cedida por Alpha Decay.

En ocasiones habla de Londres. ¿Cómo ha cambiado la ciudad en estos años?

Cambia constantemente, como todas las grandes ciudades. Desde que vivo aquí, hace 35 años ya, uno de los cambios más grandes ha sido la gentrificación, algo que, en algunos casos, ha sido bueno: ha mejorado la vivienda, el entretenimiento, los recursos. Pero, la otra cara, el inconveniente ha sido el creciente énfasis en la riqueza y la ciudad se ha convertido en un lugar para los ricos. La crisis de la vivienda actualmente es realmente alarmante, el alquiler es ridículamente caro y vuelve a ser terrible la falta de vivienda. Londres es brillantemente diversa, siempre lo ha sido, pero me temo que el racismo ha vuelvo a crecer. También la contaminación es muy alta. Por otro lado, no me imagino viviendo en otro lugar.

La escena musical del Reino Unido entonces era una de las más prometedoras y brillantes. ¿Qué opina sobre la música que se escucha hoy en día?

La importancia de la escena musical es completamente diferente porque el contexto ha cambiado. Hoy la música ocupa un lugar junto a otras formas de entretenimiento. Ya no lo es todo, como lo fue para nosotros. Por otro lado, tengo hijos adolescentes que se han metido en el mundo musical y se han sentido inspirados por ella así que aún soy optimista sobre su papel en el mundo. Hoy en día hay música para todos.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.