The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Un Emmy tibio y poco entretenido ofreció pocas verdaderas sorpresas

Foto: MARIO ANZUONI | Reuters

Juego de tronos ganó, porque ser predecible es el segundo nombre del Emmy, y Amazon Prime triunfó en grande. ¿Quieres saber qué pasó en los Emmy de anoche?

Bueno, ya se celebró el Emmy y como era de esperar hubo sorpresas y resultados bastante predecibles… o tal vez solo poco osados. Los Emmy han tenido la fama, durante décadas, de seguir su propio camino una vez andado, es decir, premiar a quienes ya tienen un Emmy anterior. Esa tendencia se había reducido con la diversificación de sus miembros y de la programación, pero anoche produjo que una mediocre temporada de Juego de tronos ganara como Mejor Drama (hasta sus creadores emanaban sorpresa e indiferencia desde el escenario).

Un Emmy tibio y poco entretenido ofreció pocas verdaderas sorpresas 1

Claire Foy posa con su Emmy como Mejor actriz principal en una serie dramática.| Foto vía REUTERS/Mike Blake

Juego de tronos dejó por el camino a la ganadora arrasadora del año pasado, The Handmaid’s Tale, que también perdió el premio a Mejor Actriz de Drama a manos de Claire Foy, en su última incursión como Elizabeth en The Crown. HBO tuvo otros triunfos, como un Emmy a Mejor Actriz de Reparto en Drama para Thandie Newton por Westworld o el de Mejor Actor de Reparto en Drama para Peter Dinklage por Juego de Tronos.

Pero revisemos más de cerca los ganadores de este año, porque no todo fue premiar a una serie que ya está por acabarse y que estrenó temporada hace tanto que parece haber sido emitida hace siglos. HBO también se llevó premios por su reciente comedia, Barry, con los Emmys a Bill Hader, como Mejor Actor de Comedia, y Henry Winkler, como Mejor Actor de Reparto en Comedia. El veterano actor, que nunca había ganado un Emmy y que es un tesoro nacional gracias a su interpretación de Fonzi en Happy Days, dio un gracioso discurso que había escrito “hace décadas”.

Un Emmy tibio y poco entretenido ofreció pocas verdaderas sorpresas

Uno de los perdedores de la noche, excepto por Darren Criss, el cast de “The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story” | Foto vía REUTERS/Mike Blake

Amazon Prime triunfó ampliamente en las categorías de comedia con The Marvelous Mrs. Maisel: Mejor Comedia para Amy Sherman Palladino (que nunca se llevó un Emmy con su aclamada Gilmore Girls), Mejor Actriz de Comedia para Rachel Brosnahan, Mejor Actriz de Reparto de Comedia para Alex Bornstein y Mejor Dirección de Comedia. Y Netflix se llevó premios para miniseries con Black Mirror y Godless y para series como The Crown, el ya mencionado y otro por dirección.

The Americans, una serie que la crítica ha exigido que se llevase más Emmys en todos su tiempo de emisión y que solo fue nominada hace dos años, se llevó un premio a sus creadores por el guion de su episodio final y otro para su protagonista, Matthew Rhys, como Mejor Actor en Drama. Keri Russell (consistentemente impresionante en esta serie y muy poco reconocida) fue una de las actrices a las que se les negó el Emmy cuando fue a manos de Claire Foy. Otras fueron Elisabeth Moss (brillante en esta no tan buena temporada de The Handmaid’s Tale) o Sandra Oh, que hizo historia por ser la primera asiática nominada en esta categoría y que brilló en Killing Eve… y que se robó el show cuando salió a presentar y probando su genialidad anunció que la ganadora era La La Land y mandó un mensaje a su amor de bachillerato. En fin, que Claire Foy fue una opción segura en una noche con poco o ningún atrevimiento.

Un Emmy tibio y poco entretenido ofreció pocas verdaderas sorpresas 3

RuPaul Charles recibiendo con su equipo el Emmy como mejor Reality Show por RuPaul’s Drag Race | Foto vía REUTERS/Mario Anzuoni

El número de apertura, que satirizaba la resolución del problema de diversidad en la televisión, terminó siendo aún más irónico cuando la noche terminó con una lista de ganadores en su gran mayoría blancos… y los presentadores probaron que tal vez necesitan estar en el set de Saturday Night Live para ser graciosos.

¿Una verdadera sorpresa? Glenn Weiss, que ganó un Emmy por dirección de un programa de variedades o musical, subió al escenario e improvisó una propuesta de matrimonio a su novia. La cara del público y de Sterling K. Brown, que estaba allí para darle su Emmy, fueron un poema y serán memes antes de que este día se acabe.

Un Emmy tibio y poco entretenido ofreció pocas verdaderas sorpresas 4

El ganador del Emmy, Glenn Weiss, se propone en directo a su novia durante la gala de los premios | Foto vía REUTERS / Mario Anzuoni

En fin, series como Atlanta tendrán que esperar, así como The Handmaid’s Tale al año que viene. También tendrá que esperar una ceremonia de premios con ganadores más diversos y en general por un acto que tenga más encanto y menos largos minutos… (habría que destacar a Hannah Gadsby, Sandra Oh, Maya Rudolph y Fred Armisen, por ejemplo, por su humor al presentar premios). Los Emmy de este año resultaron una mezcla entre sorpresas tibias, ganadores repetidos que son tan predecibles que aburren y algunas sorpresas agradables.  

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.