The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Un verano sin canción

Foto: RRSS | RRSS

A estas alturas, con el verano dando ya sus últimos coletazos, y seguimos sin canción. Si en 2017 bailamos y cantamos hasta la saciedad Despacito, de Luis Fonsi, y en 2016 La Bicicleta, de los colombianos Carlos Vives y Shakira, lo cierto es que este año no nos ponemos de acuerdo para elegir la canción estrella del verano. De hecho el único estribillo incansable que se ha repetido es el de nuestros políticos debatiendo sobre si finalmente harán que Franco levante la cabeza. Y es que pensándolo bien, esa ha sido la verdadera canción del verano. Pero políticos aparte, que ya han tenido sus grandes momentos durante toda la época estival, analicemos este fenómeno veraniego, el verdadero, que este año ha brillado por su ausencia.

La cuna de la canción del verano nació en Italia allá por 1960, cuando se puso en marcha el concurso Un disco para el verano. En él se elegía por votación la que sería la canción veraniega. Esta fórmula pronto llegó a Francia y España, países en los que cuajó debido a múltiples factores, como el boom turístico, la llegada de la televisión y la aparición de las listas de éxitos discográficos en las emisoras de radio. No fue hasta 1966 cuando llegó el primer éxito musical veraniego protagonizaco por el cantante y compositor argentino Luis Aguilé con su tema Juanita Banana. Sin embargo, en España no será hasta 1994 cuando este fenómeno cale con fuerza con Georgie Dann y su Barbacoa.

 

Y desde entonces, quién no ha bailado, cantando, gritado, tarareado, en definitiva, quién alguna vez no se ha desmelenado al ritmo de Salomé, de Chayanne (1998), Macarena, de Los del Río (1996), Aserejé, de Las Ketchup (2002), El Tiburón, de Proyecto Uno (1995) o Amigos para siempre, de Los Manolos (1992).

Con ritmos pegadizos, estribillos facilones y letras alegres, reglas que toda canción del verano debe seguir, estas canciones quedaron para la posteridad formando ya parte de la cultura española. Porque no hay nacionalidad que pise nuestras playas y se resista al Y viva España, de Manolo Escobar (1973), o Hay que venir al Sur, de Raffaela Carra (1978).

Según los expertos, el éxito de una canción estaba marcado casi en su totalidad por lo que las radios comerciales decidían poner en sus parrillas. Sin embargo, este año se apuesto de moda la teoría de que no tenemos canción del verano porque las nuevas tecnologías de servicio en streaming, como Spotify, han hecho que los usuarios elijan qué escuchar y no se plieguen a lo que una discográfica le desee promocionar. Una teoría que se cae por su propio peso si tenemos en cuenta que el año pasado no dejamos de tararear Despacito, que ya va por 5.400 millones de reproducciones en YouTube, desde su lanzamiento en junio de 2017 hasta finales de año. E incluso si nos apuramos podemos decir que aún ‘coletea’ en el subconciente de muchos cuando menos lo esperamos.

¿Y que me decís del Bailando de Enrique Iglesias con el que en 2014 se quemaron todas las pistas de baile?

Otra teoría es que este año no tenemos canción del verano debido a la saturación de propuestas. Esta es la lógica que más convence. Ya que con el ‘fenómeno triunfito’ en las últimas semanas hemos tenido una sobresaturación de nuevos singles que, quizá, no ha jugado a favor de la tan esperada y deseada canción del verano y ha hecho que este año nos toque barbecho. Lo malo, de Aitana y Ana Guerra, Esta vez, de CepedaHay algo en mí, de Miriam, Corazón vendío, de Mireia, Teléfono, de Aitana, Ni la hora, de Ana Guerra, Ya no quiero na, Mimi… Canciones que si bien han ocupado durante varios días o semanas los primeros puestos de Spotify, en el listado de Los 40 no han sido las más escuchadas ni siquiera entrando en el Top 10.

Todo esto nos lleva a preguntarnos si el verdadero motivo por lo que este año no ha habido ninguna canción del verano es porque ninguna de las propuestas han estado a la altura. Más allá de Operación Triunfo, estas han sido las canciones que casi, pero no, han llegado a ser la canción del verano. Juzga tú mismo.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.