The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Unidad Militar de Emergencias (UME), una vida entre llamas

Foto: UME

No tienen capa ni superpoderes, pero sí pueden volar. Volar donde se les necesita y dar respuesta a una emergencia en cualquier parte de España en menos de cuatro horas, con excepción de las islas Baleares y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. También son capaces de prestar sus servicios fuera de España. Cuando hay un incendio grave, una catástrofe, allí están ellos, los alrededor de 3.500 militares que componen la Unidad Militar de Emergencias (UME). Donde los dispositivos de Protección Civil y de las Comunidades Autónomas no llegan o no son suficientes, estos soldados profesionales aportan su experiencia, su fuerza y su valentía, para actuar en terremotos, incendios, inundaciones y un largo etcétera. 12 años de servicio les avalan, así como su certificación como equipo de búsqueda y rescate urbano (USAR, en inglés) ante los evaluadores internacionales de Naciones Unidas.

La UME, que presentó su campaña contra incendios el 9 de junio, ya ha tenido que hacer tres grandes intervenciones en las últimas semanas. La primera de ellas en el incendio que arrasó miles de hectáreas en Portugal y dejó un saldo de 64 víctimas mortales y más de 250 heridos. Apenas unos días después, parte de los efectivos de este cuerpo militar tuvieron que desplazarse hasta Huelva, para sofocar las llamas que amenazaban el entorno del Parque Natura de Doñana. La tercera intervención, ha sido en Sierra Calderona, entre Valencia y Castellón. Horas y horas duro trabajo, de esfuerzo y valor, con un solo fin, en este caso, acabar con el fuego. ¡Para servir!, como reza su lema.

La UME fue creada en 2005 por acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de octubre de 2005, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. Posteriormente, mediante el Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, se establece su organización y despliegue y se implanta como una fuerza militar conjunta de carácter permanente dentro de las Fuerzas Armadas. Si bien al principio tuvo ciertas reticencias por otros cuerpos de la milicia profesional, con el paso de los años, se ha convertido en una de las unidades más queridas y valoradas dentro de las Fuerzas Armadas.

Unidad Militar de Emergencias

Un soldado de la UME combate las llamas de un incendio forestal | Foto: UME

En noviembre de 2011 superó el proceso de certificación de un equipo de búsqueda y rescate urbano (USAR, en inglés) ante los evaluadores internacionales de Naciones Unidas, lo que le capacita para poder integrarse en la estructura y normas del Grupo Internacional de Asesoramiento de Búsqueda y Rescate (INSARAG) de Naciones Unidas y actuar en el menor tiempo posible allá donde sea requerida.

La UME se prepara durante todo el año para hacer frente a las urgencias que puedan surgir, bajo el siguiente protocolo de intervención:

Según la gravedad, el nivel 1 es competencia del Ayuntamiento o de la Comunidad Autónoma y la emergencia es atendida con medios de ámbito local.

El nivel 2 es competencia de las Comunidades Autónomas e intervienen con sus propios medios. En estos casos, se puede solicitar ayuda de medios del Estado y/o de otras Comunidades Autónomas, así como internacionales, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior. En este nivel se puede pedir también el apoyo de la UME.

El nivel 3 es el de mayor gravedad, el de emergencia de "interés nacional", y en él actúa de manera directa la propia UME al completo. El Jefe de la UME dirige y controla operativamente, dependiendo directamente del ministro del Interior.

Unidad Militar de Emergencias, ¡Para servir!

Efectivos de la UME combaten las llamas en el incendio de Portugal de junio de 2017 | Foto: UME

Los militares que forman la UME disponen de preparación específica propia, incluida la sanitaria, y se estructuran en cinco batallones de Intervención situados en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y León.

Pero estos "boinas amarillas" no solo luchan contra el fuego, actúan también ante riesgos derivados por motivos tecnológicos, entre ellos el químico, el nuclear, el radiológico y el biológico, y ante un caso de riesgo terrorista o de contaminación del medio ambiente, aunque por suerte, todavía no ha hecho falta su despliegue ante alguna de estas catástrofes.

Campaña contra incendios 2017

Con la finalidad de apoyar a las autoridades competentes en la resolución de una situación de emergencia producida por incendios forestales, la UME cuenta para esta campaña con un total de 1.400 militares en lucha directa contra incendios forestales, encuadrados en los cinco batallones y articulados en 28 secciones de intervención. Estos militares no dudan en cambiar el G-36E, el fusil reglamentario de las Fuerzas Armadas españolas, por las herramientas necesarias para combatir las llamas.

Para su ardua labor, estos 1.400 militares contarán con los apoyos logísticos y operativos necesarios para las intervenciones, encuadrados tanto en los diferentes Batallones de intervención como en el Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias, lo que elevará a 3.000 el número de efectivos involucrados, tanto en ataque directo al fuego como en las labores de apoyo.

Como en campañas anteriores, la UME se desplegará temporalmente en aquellos destacamentos que sean precisos en función del riesgo de incendios forestales. Así, la UME, tiene previsto desplegar parte de sus efectivos en Pontevedra, Mallorca, Ibiza, Menorca, Cáceres y Granada.

"La UME se afianza en su compromiso de poder intervenir en todo el territorio nacional en menos de cuatro horas desde que se haya autorizado su presencia", asegura la unidad, eso sí, con excepción de las islas Baleares y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde el Ejército de Tierra mantendrá, en el plazo de cuatro horas y, si la situación lo requiere, la capacidad para prestar exclusivamente labores de apoyo, hasta que las unidades de la UME efectúen su despliegue.

Además, de acuerdo con los protocolos vigentes, el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas continuará operando durante esta campaña los aviones apagafuegos Canadair CL 215-T y CL 415-T, y se desplegarán de manera escalonada hasta un total de 13 aviones en los destacamentos de Zaragoza, Pollensa, Albacete, Santiago, Salamanca, Málaga, Badajoz y en su base principal de Torrejón de Ardoz.

Por su parte, el Batallón de Helicópteros de Emergencias II (BHELEME), perteneciente a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet), aporta dos helicópteros EC-135 para tareas de mando y control y dos helicópteros modelo Cougar en configuración lucha contra incendios forestales, rescate y evacuación.

Misiones internacionales

Esta fuerza militar conjunta de despliegue rápido se ha convertido en un cuerpo admirado y deseado por parte de otros países del mundo. Son ya 55 los países que han visitado las instalaciones del cuartel general para estudiar su modus operandi.

La UME ha participado en cinco misiones internacionales: los terremotos de Haití, Nepal y Ecuador y los incendios de Chile y Portugal. Desde su inicio de operaciones en 2007, la UME ha llevado a cabo un total de 382 intervenciones.

Unidad Militar de Emergencias, ¡Para servir! 1

La UME actúa en el terremoto de Nepal de 2015 | Foto: UME

Una de las imágenes más mediáticas de estas intervenciones internacionales fue su regreso a España desde el aeropuerto de Chile, donde recibió aplausos y ovaciones por su participación en el terrible incendio que sufrió el país sudamericano. Los militares de la UME se volcaron en la lucha contra las llamas y en la ayuda al pueblo, y los chilenos, no dudaron ni un momento en agradecérselo.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.