The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Varios pasajeros expulsan del metro de Madrid a un hombre que intentó agredir a una pareja magrebí

Foto: SUSANA VERA | Reuters

¡Vete a tu puto país! No queremos moros en Madrid. Ojalá volviera uno con bigote y os metiera a todos en una puta nave. La nave la iba a pagar yo, de mi dinero. ¡Hijos de puta!“. Así reacciona un hombre, después de que un grupo de pasajeros lo expulsara del vagón de metro por haber insultado y tratado de agredir a una pareja magrebí. La escena, grabada en vídeo y publicada en Twitter en el perfil Solidaridad Obrera, se produjo el jueves a las 11:45 de la mañana en la parada República Argentina de la línea 6.

El incidente ha creado una ola de indignación hacia este tipo de ataques racistas y de orgullo hacia los viajeros que defendieron a la pareja. “Cómo se ve en el vídeo, son los viajeros los que increpan al agresor que se ve obligado a salir“, confirma a The Objective, Paco Olaya, portavoz de Metro Madrid.

El hombre, que está sentado entre dos mujeres, empezó a insultar a una mujer musulmana, que llevaba hiyab, y a su acompañante. Les recrimina su derecho a viajar en el metro. Entonces, las mujeres que tiene a su lado salen en defensa de la pareja. Se oye como una de ellas quien le espeta muy cabreada: “¡Hay que respetar!”. La discusión entre los pasajeros y el agresor. Este finalmente se levanta y trata de arrastrar a la pareja fuera del andén. “Bájate tú, mora, bájate tú”, le dice a la mujer mientras le intenta agarrar del brazo.

 

 

Una vez fuera del vagón, el hombre convierte sus insultos en amenazas. Finalmente, se despide haciendo saludo nazi y gritando “¡Heil Hitler!“.

Una vez que el agresor es forzado a irse, los pasajeros avisan al conductor del tren a quien le cuentan lo sucedido. “La pareja agredida se tiene que bajar en esa estación, en República Argentina, pero no quieren porque les da miedo que el hombre esté todavía“, explica Olaya. Así, el maquinista llama al puesto de mando, que cuenta con un policía las 24 horas, y le recomiendan que la pareja se dirija a la siguiente estación, Nuevos Ministerios, para que un vigilante de seguridad pueda acompañarlos de vuelta. Así, hacen el trayecto de vuelta con el vigilante que les acompaña hasta la salida de la estación. “Hasta ese momento, no ponen denuncia. Pero no sabemos si una vez fuera decidieron ponerla”, cuenta el portavoz de Metro Madrid.

Este tipo de agresión racista no es la primera vez que ocurre en las instalaciones de metro, pero tampoco son muy frecuentes. “Afortunadamente, son hechos puntuales. El metro es como una ciudad bajo el asfalto y pasan las mismas cosas que en la calle, por lo que desgraciadamente, alguna vez si tenemos estas situaciones”, describe Olaya.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.