Víctimas de LGTBIfobia: dónde acudir, qué poner en la denuncia y a quién puedes pedir ayuda
Foto: JAVIER BARBANCHO| Reuters

Sociedad

Víctimas de LGTBIfobia: dónde acudir, qué poner en la denuncia y a quién puedes pedir ayuda

Si has sido víctima de una agresión por LGTBIfobia y quieres poner una denuncia o pedir ayuda, aquí te contamos los pasos a seguir

por The Objective

Actualizado:

Los delitos de odio no dejan de crecer. Según las últimas cifras del Ministerio del Interior, que corresponden al año 2020, en un año se pusieron 277 denuncias por motivo de orientación sexual o identidad de género, aunque las asociaciones y colectivos que defienden los derechos de las personas LGTBI aseguran que la cifra de agresiones es mucho mayor, pero no se denuncian por miedo.

En 2021, varias agresiones homófobas, como el asesinato de Samuel Luiz y el ataque a un joven trans en Valencia, han conmocionado a la sociedad por su brutalidad y han devuelto el miedo a la comunidad LGTBI, que pide a los gobiernos y a los cuerpos policiales medidas y unidades especiales para luchar contra este tipo de delitos.

Para poder luchar contra estos ataques y, sobre todo, para que la víctima pueda obtener protección, la denuncia es el primer paso y el más importante. Si sufres una agresión de este tipo y te decides a denunciar, aquí te hacemos un resumen de la guía del Ministerio de Igualdad con los detalles sobre dónde denunciar, cómo y qué detalles son importantes. Si eres una víctima pero no te atreves a denunciar, después de esta guía te dejamos también una lista de contactos a los que puedes acudir para pedir ayuda.

Dónde denunciar

Si es posible, lo mejor es llamar en ese mismo momento a la Policía o a la Guardia Civil y contarle lo sucedido, para que acuda así al lugar de los hechos. Si te encuentras en una situación de emergencia, puedes llamar al 112, 091 o 062 y, si no puedes, también puedes utilizar la app AlertCops, el servicio de alertas para atender situaciones de riesgo.

Si decides denunciar la agresión después de que haya ocurrido, bien porque no has podido en el momento o porque has tomado la decisión posteriormente, puedes acudir a poner la denuncia a una comisaría, al Juzgado de Instrucción o al Juzgado de Paz o a la oficina de la Fiscalía, de la cual hay una en cada provincia.

Cómo presentar la denuncia

Lo primero que debes saber es que, si te sientes más seguro, puedes ir acompañado de alguien que te dé confianza o por un miembro de una asociación LGTBI que te ayude con el proceso.

La denuncia la puedes realizar por escrito, pero también de manera verbal. Si eliges esta última forma, se hará un acta en forma de declaración que deberás firmar tú y el personal funcionario o la autoridad que tome la declaración. Y si no quieres o no puedes ir tú mismo, puede ir una persona a ponerla en tu lugar con un poder especial.

Debes firmarla siempre, por lo que es importante leerla bien antes para comprobar que refleja lo que quieres denunciar, y puedes pedir una copia del escrito o un resguardo de haberla presentado. Y es importante que dejes claro que la motivación de quien te ha agredido ha sido tu condición sexual o identidad de género.

Qué incluir en la denuncia y qué documentos aportar

Cuando la denuncia es por un delito de odio, en concreto por LGTBIfobia, es muy importante especificar en ella los detalles que dejen clara esta motivación. Para ello, es importante que expliques que tienes la convicción de que el motivo de la agresión ha sido ese y que tienes la seguridad de que no hay otra causa. Para ello, es bueno que reproduzcas las palabras, frases e insultos sobre tu orientación sexual o identidad de género que te hayan dicho los agresores.

También es útil que señales si el delito se cometió en un lugar habitualmente frecuentado por personas del colectivo LGTBI o si tú llevabas algún distintivo que mostrara que perteneces a él, así como si eres activista en alguna asociación o si en los días anteriores había habido alguna declaración relevante contra las personas del colectivo.

Además de esto, es importante hace una descripción lo más exacta posible de la agresión, lo que incluye las sospechas sobre la identidad de los culpables, así como los testigos que hayan podido presenciar los hechos u otros aspectos que puedan no parecer significantes. En cuanto a los documentos, puedes aportar a la hora de denunciar todos aquellos que apoyen lo que estás contando, como partes médicos y psicológicos, fotografías, capturas de pantalla de conversaciones en los casos de delitos online o grabaciones de audio y vídeo.

Los derechos que tiene la víctima

Como víctima, tienes derecho a ir acompañado de una persona de tu confianza tanto a denunciar como a comparecer ante las autoridades. Además, tienes derecho a que te informen sobre las medidas de asistencia de las que dispones y el procedimiento para solicitarlas y a solicitar las ayudas previstas en la ley.

Si no entiendes el idioma, también tienes derecho a un intérprete o a uno de lengua de signos si tienes problemas de audición, de manera gratuita.

Y puedes pedir una orden de alejamiento para que la persona que te ha agredido no se pueda acercar a ti ni comunicarse contigo.

Contactos para pedir ayuda

Tanto si has denunciado la agresión como si no has querido o podido hacerlo y quieres pedir asistencia, ayuda o asesoramiento, te dejamos el contacto de dos de las asociaciones que ofrecen este tipo de servicio:

Observatorio Estatal Redes Contra el Odio: 913604605 / info@felgtb.org
Arcópoli: 918780905 / buzon@arcopoli.com

Además de estas, hay muchas otras autonómicas o provinciales que ofrecen asistencia en estas situaciones para que nadie que lo desee se quede sin denunciar este tipo de delitos.