Voluntariado en granjas y campos de trabajo, una opción de verano para los jóvenes
Foto: Laramie Boomerang, Andy Carpenean

Cultura

Voluntariado en granjas y campos de trabajo, una opción de verano para los jóvenes

¿Quieres conocer otras culturas y pueblos mientras ayudas a los demás? Si tienes entre 18 y 30 años, puedes hacerlo gracias al Programa de Campos de Voluntariado Internacionales del Instituto de la Juventud (Injuve), cuya duración es de 15 días y se llevan a cabo durante los meses de julio y agosto en diferentes países del mundo. La oferta de plazas para este año es de 758, distribuidas entre 33 países de Europa, Asia, África y América y 52 organizaciones internacionales. Para poder participar es necesario poseer un nivel de inglés o de otros idiomas específicos que permita la comunicación adecuada de los voluntarios en un entorno internacional.

por The Objective

¿Quieres conocer otras culturas y pueblos mientras ayudas a los demás? Si tienes entre 18 y 30 años puedes hacerlo gracias al Programa de Campos de Voluntariado Internacionales del Instituto de la Juventud (Injuve), cuya duración es de 15 días y se llevan a cabo durante los meses de julio y agosto en diferentes países del mundo. La oferta de plazas para este año es de 758, distribuidas entre 33 países de Europa, Asia, África y América y 52 organizaciones internacionales. Para poder participar es necesario poseer un nivel de inglés o de otros idiomas específicos que permita la comunicación adecuada de los voluntarios en un entorno internacional.

En los campos los jóvenes realizan proyectos de varios tipos: rehabilitación del patrimonio histórico, medioambientales, de acción comunitaria, culturales o artísticos, entre otros muchos. Desde Injuve, el organismo que coordina el intercambio de plazas, aseguran que los Campos de Voluntariado Internacionales para jóvenes «tienen como fin fortalecer el aprendizaje intercultural, el desarrollo personal y el refuerzo de los valores solidarios».

Para solicitar una plaza en uno de estos programas de voluntariado en el extranjero, basta con ponerse en contacto con el organismo de juventud de la comunidad o ciudad autónoma que te corresponde, y allí te informarán de los plazos, forma y trámites de inscripción.

Voluntariado en granjas y campos de trabajo, una opción de verano para los jóvenes 2

Los voluntarios Andrew Riddle, a la izquierda, y Eric Ramfjord, a la derecha, sirven leche agria a los cerdos mientras comienzan las tareas del día en el Douglas Ranch en Paicines. | Foto: Tracie Cone/AP Photo

Injuve avisa de que en algunos casos, «las condiciones del campo de destino conllevan ciertas incomodidades». Y es que en algunas ocasiones el alojamiento es en tiendas de campaña, campamentos, albergues u otro tipo de instalaciones; se encuentran en lugares alejados de una ciudad o pueblo grande; algunos se desarrollan en países con una cultura diferente, lo que pueden implicar una adaptación a condiciones de trabajo, horarios o entorno que no son las que obtendríamos en nuestro país.

La mayoría no tienen coste, no obstante, algunos de ellos requieren de una cuota extra. La inscripción incluye el alojamiento, la manutención y el material necesario para desarrollar las tareas encomendadas, así como la realización de actividades complementarias colectivas y de carácter sociocultural. El transporte de ida y vuelta al lugar de desarrollo del proyecto no está incluido, así como el seguro médico y de viaje, que corren por cuenta del voluntario.

Wwoof: conocer las granjas desde dentro

World Wide Opportunities on Organic Farms (Wwoof) es una de las primeras organizaciones de voluntariado ecológico, fundada en 1971 en Reino Unido y con sedes  en más de 132 países. El Programa permite a los usuarios emplear media jornada ayudando en las granjas y aprender sobre entornos ecológicos y permacultura, mientras reciben alimento y cobijo durante su visita. El Wwoofing es sin duda una forma de aprender sobre métodos sostenibles y ser parte activa del movimiento ecológico en granjas, ecoaldeas, asociaciones, cooperativas, fincas familiares, frutales, viñedos, jardines urbanos… y muchas más iniciativas que comparten la filosofía Wwoof.

Los wwoofers -como se conoce a los participantes- deben ser mayores de edad y no reciben ninguna compensación económica por su trabajo. Para inscribirse, recibir un carnet acreditativo, tener acceso al listado de granjas -durante todo un año- y un seguro, los usuarios españoles deben pagar 20 euros.

Voluntariado en granjas y campos de trabajo, una opción de verano para los jóvenes 1

Voluntarios en una granja Wwoof en la localidad de Janas, Sintra, Portugal.

Cada granja tiene necesidades diferentes y cambiantes con las estaciones, por lo que los voluntarios se encontrarán con proyectos de todo tipo: tareas de acondicionamiento en huertas o jardines, cultivo, cosecha, mantenimiento del entorno y la casa, levantamiento de paredes o cercados, compostado, abonado o cuidado de animales, entre muchas otras.

Wwoof también ofrece la posibilidad de acudir a las granjas en familia, con menores de edad. Para ello, basta con inscribirse como unidad familiar (35 euros). Asimismo, existe un filtro en el buscador de granjas para localizar las que aceptan que se vaya con niños. No obstante, los menores de 18 años no pueden ser voluntarios según la ley, de modo que quedan «al margen del voluntariado promovido por Wwoof», es decir, no quedan cubiertos por el seguro.