The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

5 pelis que sacaron gente de las salas como la última de Lars von Trier

Foto: Zentropa Entertainment

Lars von Trier lo ha hecho de nuevo, pero esta vez la crítica no está con él. Su última película La casa de Jack (The House That Jack Built) ha generado reacciones extremas y nada positivas, pero no está sola.

Lars von Trier lo hizo de nuevo, ¿a quién le sorprende? El controvertido director, que Cannes prohibió en su festival durante varios años gracias al que podría considerarse uno de los chistes de peor gusto en el mundo (para el que no lo recuerde: dijo, en la rueda de prensa de Melancolía en el festival, que entendía a los nazis y se consideraba uno… luego se disculpó y dijo que era una broma), estrenó hace poco su última película que horrorizó en masa a audiencias y críticos: La casa de Jack

Protagonizada por Matt Dillon la historia de un asesino en serie que mata mujeres parece no entender el momento en el que existe o, en general, la humanidad. En la cinta, que la crítica ha destrozado casi en masa, Jack asesina varias mujeres, también hay niños, en capítulos. Las mujeres varían entre insoportables y tontas y Jack es un ente sin personalidad. La película ha tenido tanta resistencia no solo por esto, sino por su violencia explícita y sádica… y bajo casi todo argumento, que no sea querer llamar la atención, innecesaria. Pero no vamos de eso, la nueva película de Von Trier ha echado a la gente de las salas, obvio, pero no está sola en ese “honor”. Aquí otras que también generaron salidas masivas de las salas.

 

 

El exorcista (1973)

Sí, es verdad que es viejuna pero ¿la han visto últimamente? No es como que El exorcista no de miedo o por lo menos no sea realmente perturbadora en  ciertas escenas y, claro, si eras un espectador de los setenta… pues las cabezas girando, los insultos, las bajadas de espalda arqueada por la escalera o la infame masturbación con una cruz podían ser demasiado. No solo hubo salidas masivas, sino ambulancias para variados desmayos.

Irreversible (2002)

Gaspar Noé es otro director con predilección por el escándalo y es probable que esta película fuese vista de manera diferente hoy en día. Su thriller de venganza en retroceso cuenta la historia de una feliz pareja que ve su vida destruida cuando ella es salvajemente violada y él emprende una violenta venganza. La violación de Mónica Bellucci es una de las escenas más duras del cine contemporáneo y se desarrolla en tiempo real. Además de esto Noé utilizó una frecuencia de sonido, imperceptible al oído humano, que genera pánico y ansiedad… normal que mucha gente dejara las salas.

La pasión de Cristo (2004)

Mel Gibson ha estado en la lista negra (parece absurdamente que volverá pronto) con razón por comentarios de odio hacia los judíos y las mujeres, pero esta película prueba que también tiene predilección por retratar violencia extrema. Gibson no lo hizo solo en esta ocasión, Apocalipto y Hacksaw Ridge son dos ejemplos de ello, pero este gráfico retrato de la agonía de Jesús en las horas previas a su muerte muestra tanta sangre que deja a Rambo en pañales. Tanto creyentes sensibles que no podían soportar ver sufrir a Jesús como otros espectadores que se hartaron del sadismo se salieron de las salas.

Reservoir Dogs (1992)

Como con El exorcista a muchos les parecerá loco que esta cinta de Quentin Tarantino, tal vez una de las menos violentas que haya hecho o por lo menos no la más, esté en esta lista, pero la escena de tortura de un agente de policía al ritmo de Stuck in the Middle With You aún provoca reacción. De hecho esta es la única película de la lista que célebremente sacó de la sala a un famoso. El director de terror Wes Craven dejó la sala durante esa escena y afuera de la sala le vio un Tarantino que esperaba reacciones: ¡asusté a Wes Craven!, dijo, luego de que Craven les respondiese que se había ido porque no aguanta la tortura.

Anticristo (2009)

Lars vuelve a la lista, en este caso con la que hasta ahora era su película más escandalosa. Un matrimonio lidia con la muerte de su hijo, y muchas cosas más, en este drama medio desquiciado en que se rumoreó que las escenas de sexo eran reales entre Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe (no son los actores), se ve a un zorro morir en cámara lenta, la mutilación de un clítoris, violencia extrema y mucho más. No es de extrañar, si se piensa, que Lars tenga otra cinta escandalosa…. es lo que realmente persigue.

 

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.