Publicidad

Gente

Mariló Montero se pronuncia tras ganar la batalla judicial por sus fotos semidesnuda

La periodista habla sobre la cuantiosa indemnización que le ha sido otorgada por unas instantáneas que nunca vieron la luz

Mariló Montero se pronuncia tras ganar la batalla judicial por sus fotos semidesnuda
Gtres

Mariló Montero ha hecho historia en la Justicia española al percibir la mayor compensación económica por intromisión en el derecho a la intimidad y el honor.

En concreto, el Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid ha condenado a dos paparazzi a pagarle una indemnización de 340.000 euros a la presentadora y a su amiga (265.000 euros para la periodista y 75.000 para su amiga) por hacerles fotos en un bungalow privado en Bora Bora, en la Semana Santa de 2015. En esas instantáneas, la periodista aparecía, además, en topless.

Las fotos en cuestión, en las que Mariló Montero aparecía semidesnuda, nunca vieron la luz pero sí circularon por numerosas redacciones españolas, tanto de revistas como de periódicos. La propia periodista, al enterarse, denunció a aquellos fotógrafos, Diego Arrabal y Gustavo González, y ahora, al fin, ha ganado la batalla judicial, tal y como te contamos en THE OBJECTIVE. No obstante, la sentencia no es firme y puede ser recurrida.

Mariló Montero se pronuncia: «Fue humillante»

Tras conocerse la sentencia, Mariló Montero se ha pronunciado al respecto en Más vale tarde. «Hay una persecución constante de los paparazzi, porque me siguieron a Maldivas. Me hicieron fotografías de forma ilegal e ilícita. En Bora Bora fotografiaron y grabaron imágenes de mi vida dentro del bungalow, esa es la gravedad, entre otras cuestiones», ha comenzado diciendo la navarra.

«Cuando vieron que pedí medidas cautelares, trataron de empezar a decir que yo estaba secuestrando las fotografías porque no viajaba con un hombre, sino con una mujer. Todos los medios que recogieron esas informaciones empezaron a especular sobre mi condición sexual, que es algo anticonstitucional. Si quiere uno salir del armario sale y si no, nadie le tiene por qué obligar», ha añadido.

Todo lo que yo viví fue humillante, todavía hoy se me seca la boca y me dan ganas de llorar porque es muy humillante y esto es intolerable

«Estoy en topless dentro de mi bungalow. Estoy en una propiedad privada. Los paparazzi han cometido un delito continuado, con premeditación, de descubrimiento y revelación de secretos. Es muy grave lo que han hecho», ha revelado, tras añadir que la indemnización, a pesar de ser histórica, no le parece tan alta, pues «en Estados Unidos habrían sido millones de euros».

Posteriormente, la periodista aseguró en Cuatro al día que aún hoy le afecta todo lo acontecido en aquella Semana Santa de 2015: «Todo lo que yo viví fue humillante. Me decían que en las redacciones de los medios había carcajadas por las fotos. Todavía hoy se me seca la boca y me dan ganas de llorar porque es muy humillante y esto es intolerable».

Las fotos íntimas de Mariló Montero circularon por las revistas españolas

Las instantáneas íntimas de Mariló Montero causaron un gran daño personal a la ex de Carlos Herrera, pues aseguró haberse sentido «violada» tras lo acontecido por compañeros de profesión en aquel fatídico 2015.

«A mí me hicieron llamadas de las direcciones de las revistas y me dijeron que no las iban a publicar porque no se podían comprarSabían que eran ilegales, porque estaba dentro de mi bungalow. ¿Te imaginas que te hacen una fotografía desnudo en tu habitación y está en todas las redacciones? Es asqueroso, es humillante, una violación en toda regla», dijo ella hace tiempo.

«¿Se puede ser más perverso que meterte en ese bungalow y a escondidas desde una ventana hacer esas fotos? 24 horas al día todos los días que estuve allí. ¡Hay que estar enfermo. Y, ojo, ¿cómo se enteran de que yo me voy a Bora Bora? Porque esto es importante», añadió.

Mariló Montero volverá en septiembre a presentar "La Mañana" de TVE - Deia

La misteriosa amiga

En su día se dijo con que el gran malestar de Mariló Montero no radicaría en las instantáneas en sí, ni en su desnudo parcial, sino en la compañía que tenía, la misteriosa mujer, con quien se la relacionó sentimentalmente, tal y como ha confirmado la propia periodista.

Ella nunca se refirió al tema, pero sí luchó por la causa ante los tribunales y ahora tanto ella como su amiga han tenido una compensación por todo el daño causado. El magistrado ha condenado a los paparazzi a indemnizar a Montero y a su amiga con 340.000 euros, 265.000 euros para la periodista y 75.000 para su amiga.

Las instantáneas en las que se veía a ambas y a Mariló sin la parte de arriba del bikini, como te hemos contado, nunca salieron a la luz, aunque la revista Lecturas sí que compró fotos de aquel viaje pero sólo en las que aparecía con bikini y en la playa:

Mariló Montero "pillada" en topless en Bora Bora

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D