The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Interior fomentará la cooperación con taxistas y vigilantes para luchar contra los delitos de odio

Última actualización: 18 Mar 2019, 5:15 pm CEST
Foto: Ministerio del Interior | Ministerio del Interior

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presentado este martes el primer plan de acción contra los delitos de odio, una guía estratégica que establece medidas para combatir la discriminación y las expresiones de odio contra colectivos vulnerables, ha explicado el Ministerio del Interior. Entre estas medidas se encuentra la creación de una base de datos de simbologías radicales y fomentar la cooperación con taxistas y vigilantes para que ayuden a las fuerzas de seguridad a detectar los lugares y horarios en los que una persona puede ser agredida.

La Policía Nacional, la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad autonómicos contabilizaron en 2017 1.419 delitos de odio, un 11% más que en el ejercicio anterior, de los que 524 fueron por racismo y xenofobia, seguidos de los incidentes por ideología, que 446, y orientación sexual, que fueron 271.

Aunque estos delitos no representan un porcentaje significativo del total de infracciones penales que se cometen en España, el Gobierno asegura que son “un objetivo prioritario, por representar un ataque especialmente grave contra los derechos humanos y los valores de diversidad y pluralidad que sustentan la democracia”.

Este plan, diseñado para prevenir y perseguir los delitos de odio, cuenta con 47 medidas y 13 objetivos englobados en cuatro ejes estratégicos: la mejora de la formación específica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el perfeccionamiento de los sistemas de prevención, la atención a las víctimas y la eficacia y rigor en la
respuesta.

Entre las medidas que incluye el plan se encuentra una campaña para redes sociales en la que el Ministerio de Interior, la Guardia Civil y la Policía Nacional tratarán de "sensibilizar a la sociedad ante los delitos de odio durante el primer trimestre de 2019".

Uno de los objetivos principales de este plan de acción es “reducir la infradenuncia de estos delitos, especialmente alta en los casos de discriminación y ataques en redes sociales”.

Este objetivo ha sido marcado tras tener constancia de que, a pesar de que este tipo de delitos ha aumentado, especialmente en internet y en las redes sociales, no se alcanzan las tasas de denuncias habituales en otros delitos, debido al temor de los agredidos a sufrir una doble victimización, explica el Ministerio del Interior.

Para la creación de este plan contra los delitos de odio “ha sido fundamental” la colaboración de varias ONG y asociaciones especializadas, pues han ayudado a identificar las necesidades específicas de los colectivos vulnerables y reflejarlas “en un plan que pone de relieve la importancia de unos delitos especialmente lesivos para la calidad democrática”.

La ejecución del plan será inmediata y estará vigente hasta finales del año 2020. Los recursos económicos asociados a su puesta en marcha durante el año 2019 suman 472.500 euros.