Hallan una comedia desconocida de Lope de Vega en los fondos de la Biblioteca Nacional

Por: EFE

Cultura
Hallan una comedia desconocida de Lope de Vega en los fondos de la Biblioteca Nacional
Foto: Biblioteca Nacional de España

Yo he hecho lo que he podido, Fortuna lo que ha querido es el título de una comedia desconocida de Lope de Vega que ha sido descubierta en los fondos de la Biblioteca Nacional de España (BNE).  Su título no figuraba siquiera en las listas y documentos en que se mencionan las obras de Lope pendientes de localizar.

Por qué es importante: esta comedia, escrita en la última etapa vital y artística de Lope, podría tratarse de una obra en clave de la madurez del autor, con guiños a la situación política del momento. Fue la misma época en la que el escritor creó alguna de sus obras maestras, como El castigo sin venganza, obra maestra del teatro universal, que salió a la luz con solo unos meses de diferencia con la obra hallada. Según la BNE, este hallazgo es solo una parte de lo que aún queda por descubrir en los fondos bibliotecarios, especialmente en el apartado de teatro español del Siglo de Oro.

Han hallado el ejemplar único de la prínceps (primera de la serie), otra edición sin datos de imprenta y dos copias de ésta impresas en Sevilla ya en el siglo XVIII. En todas las ediciones figuraba como autor Miguel Bermúdez, un actor y escritor ocasional, pero existen pruebas contundentes de la autoría de Lope, como lo demuestra el estudio de Abraham Madroñal, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Ginebra y responsable del hallazgo, según ha señalado la BNE.

Según la institución, hay pruebas contundentes de la autoría de Lope, como lo demuestra el estudio de Madroñal, que ha utilizado tanto los recursos tradicionales de la filología como los aportados últimamente por la tecnología digital para probarla.

Son centenares las expresiones e incluso los versos completos de Yo he hecho lo que he podido que son idénticos a otros ya escritos, o por escribir, de Lope de Vega, pertenecientes a una amplísima variedad de obras, lo que constituye una prueba prácticamente irrebatible de autoría. La estilometría computacional también ha probado la coincidencia con la pautas de estadística léxica del teatro de Lope de Vega, así como las pruebas basadas en la ortología.

Por su parte, Germán Vega, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Valladolid y miembro del proyecto ISTAE (Impresos sueltos del teatro antiguo español), ha identificado también el hallazgo como procedente de la imprenta sevillana de Francisco de Lyra. Este taller publicó la obra a nombre de Miguel Bermúdez entre 1632 y 1634, es decir, cuando Lope aún vivía, indica la BNE, que explica que no se entiende todavía por qué el mismo impresor que en esos momentos atribuía de manera indiscriminada las comedias de otros dramaturgos –incluida La vida es sueño de Calderón, como caso más significativo– a Lope le negara la autoría en este caso.

El estudio de Madroñal sostiene que podría tratarse de una obra en clave, detrás de cuyos personajes y lances se habrían disfrazado figuras y episodios significativos de la vida política del momento, en los que estuvo involucrada la familia del Duque de Sessa, protector de Lope, y en especial su hermano don Gonzalo Fernández de Córdoba, necesitado de reivindicación después de que Felipe IV lo destituyera como gobernador de Milán en 1629 por su fracaso en la guerra de sucesión de Mantua y el Monferrato.