Harvey Weinstein se declara inocente de violación y agresión sexual en un nuevo juicio en Los Ángeles

Por: EFE

Sociedad
Harvey Weinstein se declara inocente de violación y agresión sexual en un nuevo juicio en Los Ángeles
Foto: Lucas Jakson| Reuters

El exproductor de cine estadounidense Harvey Weinstein se ha declarado no culpable en un tribunal en Los Ángeles de las 11 acusaciones de violación y agresión sexual que habrían tenido lugar contra cinco mujeres en hoteles en California.

En contexto: Weinstein, que fue sentenciado en marzo de 2020 a 23 años de cárcel en Nueva York por asaltos sexuales, se enfrenta ahora a las acusaciones de cinco mujeres por delitos similares ocurridos en Los Ángeles y Beverly Hills entre 2004 y 2013.

«Esta mañana sobre las 09.25 la custodia de Harvey Weinstein fue traspasada a los funcionarios apropiados para ser transportado al estado de California, como dicta una orden de los tribunales», señala un comunicado del Departamento Correccional de Nueva York.

Weinstein iba vestido con una camisa blanca y pantalones claros y salió de la prisión neoyorquina de Wende, en el norte del estado, en una silla de ruedas, según han informado fuentes a los medios locales.

Los abogados del exproductor de cine, que estaba considerado una de las figuras más poderosas de Hollywood durante décadas, habían tratado de evitar su extradición durante meses, apoyándose primero en asuntos relacionados con la pandemia del coronavirus y luego en problemas con documentación. Uno de sus abogados, Norman Effman, también argumentó el mes pasado que Weinstein, de 69 años, tenía varios problemas médicos que no podían ser adecuadamente tratados si fuera encarcelado en Los Ángeles, pero el juez lo rechazó.

La condena en Nueva York a 23 años de cárcel fue considerada una victoria simbólica para el movimiento #MeToo, que creció en paralelo al escándalo Weinstein, con más de 80 mujeres acusándolo de comportamientos sexuales inapropiados.

En esta ocasión, los 11 cargos de California podrían resultar en una condena de cadena perpetua para Weinstein, que siempre ha mantenido su inocencia. Todos los casos siguen un patrón similar. Supuestamente, Weinstein atacaba a las mujeres -en muchos casos eran aspirantes a actrices- en habitaciones de hotel en Beverly Hills y el oeste de Los Ángeles.