The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Igea respalda el diálogo con el PSOE y aboga por abstenerse en la investidura de Sánchez

Foto: Ciudadanos | RRSS

El líder de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea, que el lunes fue uno de los cuatro miembros del partido que votaron en contra del veto a negociar con Pedro Sánchez, ha asegurado que no va a abandonar la formación naranja y ha añadido que “la adolescencia es una crisis necesaria”. “No abandonaré mi partido”, ha dicho en rueda de prensa Igea, en la que ha añadido que en Ciudadanos “la crítica es posible sin temor a nada”. Asimismo, ha defendido la abstención en la investidura del candidato socialista para que “el país no dependa en exclusiva” de los nacionalistas.

Sus palabras se producen horas después de las primeras dimisiones de peso en la formación naranja, atribuidas fundamentalmente al rechazo a dialogar con el Partido Socialista y a pactar con Vox y PP, lo que comprenden como el giro a la derecha del partido. Los tres hombres que han abandonado el partido han sido Toni Roldán, Javier Nart y el candidato en Asturias, Juan Vázquez, y han supuesto un duro revés para Albert Rivera.

Luis Garicano, mentor de Roldán dentro del partido, se apresuró a apagar cualquier rumor sobre su marcha y anticipó que seguirá luchando por las ideas del ya exdiputado naranja, de quien ha contado que convenció hace cuatro años para que se enrolara en este barco: “Nadie ha sido más leal al proyecto, nadie ha hecho más por conseguir políticas reformistas y regeneradoras para España”.

Igea también habló sobre Roldán, le dio las gracias por su trabajo y dio la bienvenida a la Ejecutiva a uno de sus fichajes estrella, el exvicepresidente de Coca Cola Marcos de Quinto, y al abogado del Estado Edmundo Bal a la portavocía adjunta del grupo parlamentario. Y, al margen de las dimisiones y la brecha que esto abre en la formación, Ciudadanos se mantiene en el “no es no” a Sánchez, reforzado con la votación de este lunes y con el rechazo de Rivera a reunirse con el presidente del Gobierno en funciones, como éste le solicitó hace una semana.