Un ‘influencer’ de 33 años muere por COVID-19 tras negar su existencia

Por: The Objective

Sociedad
Un ‘influencer’ de 33 años muere por COVID-19 tras negar su existencia
Foto: @stuzhuk_dmitriy| Instagram

Un ‘influencer’ ucraniano de 33 años ha fallecido tras contagiarse de coronavirus. Dmitry Stuzhuk, que tenía más de un millón de seguidores en Instagram, se infectó en Turquía. Tras comprobar las malas condiciones del hospital ucraniano al que acudió, decidió irse a casa con un respirador, donde esperaba pasar la enfermedad y que su salud mejorase.

Por qué te lo contamos: desde el inicio de la pandemia, han sido muchas las voces que han minimizado la gravedad del virus, e incluso han surgido teorías de la conspiración que niegan su existencia. La muerte de este ucraniano, joven y sano (se dedicaba al fitness y en sus publicaciones en redes sociales tendía a exhibir sus músculos) evidencia el riesgo para cualquier persona de contraer la enfermedad, sufrir cuadros graves o incluso fallecer.

Stuzhuk, que había negado en varias ocasiones la existencia de COVID-19, reculó en su última publicación en Instagram, donde mostró una foto suya con respirador y explicó que pretendía «advertir a todos». En este post, publicado el jueves pasado, el ‘influencer’ admitió que había pensado que el coronavirus no existía y contó que había tenido problemas para respirar, dolores de estómago y tos. Ante estos síntomas, se hizo la prueba, que resultó positiva. En el hospital al que acudió recibió un respirador, puesto que tenía falta de oxígeno. Asimismo, en esta publicación, el joven ucraniano denunció las malas condiciones del hospital y expresó que había decidido irse a casa para recuperarse allí ante la saturación del mismo. Su texto termina asegurando que su estado era estable.

Tras su fallecimiento, su expareja, Sofia Stuzhuk, también ‘influencer’ (cuenta con más de cinco millones de seguidores en Instagram), publicó una fotografía en la que aparece junto al joven y sus hijos con un mensaje de despedida.

En Ucrania se han contagiado más de 300.000 personas desde el inicio de la pandemia, que se ha cobrado unas 5.800 vidas. A nivel global, el coronavirus ha superado los 40 millones de casos y ha provocado 1,1 millones de muertes.